Inicio Críticas de Discos LIMP BIZKIT – ‘Still Sucks’

LIMP BIZKIT – ‘Still Sucks’

La impresión es que para ellos, esto es una enorme broma.

Crítica del disco 'Still Sucks' de Limp Bizkit

Supongo que al igual muchos de quienes lean esta reseña, tengo una especie de relación de amor/odio con Limp Bizkit. Podría ir de crítico cool diciendo que siempre me parecieron una mierda, pero sería faltar a la verdad.

Como cualquiera que creció a principios de los 2000, hits como ‘Nookie’ o ‘Rollin» fueron la banda sonora de muchas noches de fiesta, y aunque es verdad que la odiosa actitud de Fred Durst y su declive creativo a partir de su tercer álbum, Chocolate Starfish And The Hot Dog Flavoured Water –sobre todo si lo comparamos con compañeros de escena como Deftones o Slipknot- hizo que nos olvidáramos de ellos, durante unos años era inevitable sentir cierto cosquilleo cuando surgía alguna noticia relacionada con la banda.

Todo eso cambió, al menos para mí, cuando en 2011 lanzaron el que hasta ahora era su último disco, Gold Cobra. En aquel momento vi claro que había demasiada música buena en el mundo como para andar pendiente de un grupo con el que ya no conectaba para nada. Pero mira si son jodidos, que diez años después han conseguido que esté aquí escuchándoles de nuevo.

Otra cosa no, pero reconozco que han sabido jugar muy bien las cartas de este ‘retorno’ con el cambio de imagen de Fred Durst en Lollapalooza, el divertido single ‘Dad Vibes’, y la publicación del nuevo disco el día de Halloween, pero una vez escuchado Still Sucks, la impresión es que para Limp Bizkit, esto es una enorme broma.

Admito que cuando empezó a sonar el riff inicial y los scratches de DJ Lethal en ‘Out Of Syle’ pensé que igual los cabrones se lo habrían currado y que venían dispuestos a callar bocas. Sin embargo, pasada la emoción inicial, inevitablemente provocada por el efecto nostalgia, rápidamente sentí que se diluía como un azucarillo.

El segundo tema ‘Dirty Rotten Bizkit’, sin ser ninguna maravilla, logra mantener cierta energía, y ‘Dad Vibes’ tiene su gracia, pero cuando ves que a lo largo de una década lo mejor que tienen por ofrecer es una gratuita versión acústica de ‘Don’t Change’ de Inxs (una jugada clavada a la de ‘Behind Blue Eyes’ de The Who en Results May Vary), un plagio de Nirvana en la resultona ‘Barnacle’, otro de Sugar Ray en ‘Goodbye’, o una insulsa balada acústica como ‘Empty Hole’ te das cuenta que lo mejor de Still Sucks es que al menos solo dura media hora. No es un desastre absoluto porque te entretiene antes de que aburra, pero es un bagaje demasiado pobre para llegar al aprobado.

Su sexto disco está repleto de autoreferencias -desde el propio título- para dejar muy claro que son conscientes de que todo el mundo piensa que son una mierda, y que se la suda todo. “Nu metal one hit wonders o «Seré el primer y último rey del nu metal desde la basura” rapea Durst en ‘Turn It Up, Bitch’ imitando descaradamente a Cypress Hill. Y estaría muy bien si fuera verdad, pero suena más a un mecanismo de defensa impostado que a una realidad. Nadie a quien de verdad le da igual qué piensan de él, estaría tan pendiente de lo que se dice de él como Fred Durst.

DAVID GARCELL

 

Reseña Panorama
Limp Bizkit
4
Artículo anteriorLUCIFER – ‘Lucifer IV’
Artículo siguienteTrailer de ‘The Book Of Boba Fett’