Inicio Críticas de Discos LIL LOTUS – ‘ERRØR BØY’

LIL LOTUS – ‘ERRØR BØY’

La chicha está en la mezcla de estilos.

Considero que ya estamos en un momento en el que debemos diseñar una nueva etiqueta para agrupar a toda esa música que se esta generando en estos últimos meses en Estados Unidos y que tiene a Travis Barker como padrino.

Y es que, bajo mi punto de vista, es un estilo diferente a lo que a comienzos de los dos miles llamamos pop punk al escuchar grupos como New Found Glory. Menos se parece aún al punk rock de AFI o Rise Against. Y ya no te digo, si seguimos bajando, al conocido como hardcore melódico de los 90´s con H20, Unwritten Law o CIV. Curiosamente sí que encuentro similitudes con lo que hacía Transvision Vamp en los ochenta.

Pero, en definitiva, esto es otra cosa. Guitarras con trap bajo un aroma de rebeldía aparente. Sin duda, con muchas más pretensiones de molestar a los padres que las que pueden mostrar State Champs o Knuckle Puck. Y es que, quizá, ésa sea su principal cualidad. Si el vídeo de ‘We Are Not Gonna Take It’ de Twisted Sister fue icónico en los ochenta por mostrar esa fractura generacional familiar, qué decir de la portada de este disco donde se ve a un muchacho pálido con tatuajes en la cara. El novio que nunca querrías para tu hija se llama Lil Lotus. Sobre todo si le compraste una camisetita de Bad Religion cuando era un bebé.

Pero musicalmente hablando, hay cosas interesantes en ERRØR BØY. Un hit como ‘Rooftop’ tiene los ingredientes necesarios para ser una de las canciones de lo que queda de verano. ‘Fake Love’ o ‘Over And Over Again’ siguen sus pasos, quedándose rezagados en el pelotón. Pero siendo sinceros, este tipo de pistas no son las que más me atraen del álbum.

Prefiero explorar esa mezcla de estilos que supone ‘Think Of Me Tonight’, ‘Girl Next Door’, ‘Doctor Doctor’ o ‘Don´t Fuck This Up’. Ahí es donde está la chicha. Ahí es donde el también vocalista de If I Die First nos da motivos para creer en él. Y es en esa lucha de personalidades donde el artista debe priorizar y elegir entre abrazar lo viejo o profundizar en la nueva propuesta. Ojalá próximos trabajos desarrollen la segunda vía. Mientras tanto, bienvenidos al maravilloso mundo de los Barker Boys.

DAVID (IPANEMA LEAKS)