Comentaba Einar Solberg en los meses previos a la publicación de Pitfalls que éste sería un álbum que muchos de sus seguidores iban a odiar. Dudo si llegará a tanto, pero solo hace falta darle una escucha para saber que no va a dejar indiferente a ningún fan de Leprous.

Los noruegos se han ido convirtiendo por derecho propio en una de las bandas más destacadas dentro del circuito progresivo en esta década. La evolución que han experimentado, desde sus inicios más metaleros hasta la actualidad donde presentan un sonido más rockero, no le ha restado ni un ápice de personalidad a su particular manera de entender el género. Sin embargo, su sexta referencia de estudio no es otro paso más en su carrera. Porque puede ser que ‘Below’, el corte que inaugura el álbum, hubiese encontrado un hueco en Malina (su anterior obra de hace dos cursos), a pesar de un tono más contenido.

Pero poco a poco nos iremos sorprendiendo ante una manera de acercarse al pop que hasta ahora era inédita en Leprous. En ‘I Lose Hope’ y ‘By My Throne’, las guitarras y la batería dan varios pasos atrás para que la siempre prodigiosa voz de Einar se coloque más al frente que nunca.

Lo cierto es que se le ve la mar de cómodo exhibiendo su repertorio de registros sobre un lienzo de arreglos sutiles donde se nota y mucho la mano de los teclados y la sección de cuerda. De ahí sobresale una ‘Alleviate’ que podría llevarles a un nuevo tipo de audiencia, pues es uno de esos singles incontestablemente redondos.

Y aunque ya me imagino que los más radicales se llevarán las manos a la cabeza tras leer esto, la verdad es que Leprous no le han dado la espalda del todo a lo que les ha hecho llegar hasta aquí. Por eso en el segundo acto empezaremos a reconocer ese sonido familiar en ‘At The Bottom’, la inmediata ‘Foreigner’ o la bellísima ‘Distant Bells’, donde la bestia tras los parches que es Baard Kolstad comienza a despertar. Los 11 minutos finales de ‘The Sky Is Red’ dejan claro que todas sus cualidades para fabricar estructuras complejas siguen intactas.

Sea por inquietud artística o la ambición de llegar a un nuevo público, Leprous han realizado el movimiento más arriesgado de su trayectoria con Pitfalls. Veremos si la jugada tiene premio.

GONZALO PUEBLA

Reseña Panorama
Leprous
7
Artículo anteriorSesión Salvaje
Artículo siguienteLa joya del dia: ‘War Pigs/Paranoid’