Estar atrapado en el interior de la mente de Teresa Suarez Cosio, conocida artísticamente como Teri Gender Bender, no tiene que ser fácil. Da la sensación que el arte corre por las neuronas, y la sangre, de la lideresa de The Butcherettes como un río desbocado y suyo debe ser el trabajo para controlarlo. Supongo que por eso se entendió tan bien con Omar Rodríguez-López de At The Drive-In, quien además de producirles sus tres primeros discos, fue bajista del grupo durante un par de años, entre 2011 y 2013.

Pero con bi/MENTAL, la banda mexicana afincada en El Paso parece abrir una nueva etapa con Jerry Harrison de Talking Heads en la silla de productor y un sonido más ambicioso. Si bien la tensión de su garaje punk sigue estando ahí, la creatividad de Teri parece haber encontrado nuevos cauces.

Las canciones de su cuarto trabajo denotan un rango más amplio de emociones y recursos más líricos. Las texturas electrónicas de ‘strongENOUGH’ , ‘StruggleSTRUGGLE’ unidas a una mayor presencia de melodías pop en temas como ‘fatherELOHIM’ o ‘littleMOUSE’ dan como resultado un álbum menos áspero, pero igualmente desconcertante y excitante. Sus versátiles interpretaciones vocales conjuran locura, tristeza, traumas y euforia, incluso dentro de un mismo tema.

Las raíces latinas afloran en la exótica ‘laSANDIA’, en la que cuenta con la colaboración de la chilena Mon Laferte. No es la única invitada. En la inicial ‘spiderWAVES’ encontramos un spoken word de Jello Biafra y en ‘motherHOLDS’ es Alice Bag, la pionera feminista punk vocalista de Bags en los 70, quien le aporta un poso de autenticidad. Puede parecer atrevido, pero por aquí huelo algún hit; a poco que el disco caiga en gracia entre los creadores de tendencias, no me sorprendería que Le Butcherettes tenga una repercusión mucho más grande de la tenida hasta ahora. Lo valen.

MARC LÓPEZ

BONUS TRACK CON… TERI GENDER BENDER

bi/MENTAL parece un disco más sofisticado.
“Muchas gracias. La verdad es que quizá vino porque una vez tuvimos grabado todo el esqueleto del disco y se lo enseñamos a Jerry (Harrison), me empoderé de las sesiones para agregarle ecos de lo que es estar en el ojo de una tormenta dentro una crisis emocional. Creo que fue un buen equilibrio entre mis tonterías y el profesionalismo de Jerry”.

¿Cómo surgió el contacto con Jerry Harrison?
“Honestamente, creo que lo fui llamando mentalmente desde que me hice fan de Talking Heads y Modern Lovers porque son bandas que me influyeron mucho. Porque yo de niña escuchaba a las Spice Girls (risas). Y luego me encantó su trabajo como productor. Una de mis canciones favoritas de No Doubt, ‘New’, la hizo él. Son como factores de la vida que te van diciendo que él era el indicado. El mundo de la música es muy pequeño y unos amigos míos le conocen. Le comentaron si le interesaría producir a Le Butcherettes y lo que me voló los sesos es que ubicaba a la banda. Me hizo sentir que todo el trabajo de diez años había valido la pena”.

Aunque creciste escuchando pop, vuestros discos y vuestro directo tienen mucho de punk.
“Sí, yo descubrí el punk en la misma época que a Talking Heads. Cuando mi padre estaba vivo escuchaba música clásica y rock de los 60 y los 70, pero cuando falleció salió la niña rebelde que ya no quería estar en casa. En Guadalajara había muchos eventos punk. Veía gente con camiseta de los Ramones y yo no sabía ni quiénes eran. Descubrí que había una música que expresaba ese enojo, ese odio, esa angustia. Fue una salvación porque si no creo que hubiera terminado o haciéndome daño o viviendo como una zombi”.

Vuestro nombre es cada vez más conocido, pero seguís siendo una banda underground. ¿Crees que con este disco subireis un peldaño?
“Honestamente no lo creo. Con el primer EP pensaba que nos iba a llevar a todos los países, pero ya con cada disco me he ido rindiendo. Yo tiendo a hacerme la víctima, pero con este disco estoy tan feliz de haberlo terminado que el resto me da igual. Sólo quiero que mi madre lo escuche porque ahora ya no me puede ni hablar porque una enfermedad mental se apoderó de ella. Espero que si lo llega escuchar, note que está dedicado a ella con mucho amor”.

JORDI MEYA

Reseña
Le Butcherettes
8
Artículo anterior‘The Loveless Curse’
Artículo siguienteEstrenamos el nuevo vídeo de Qverno