Como es todos conocido la situación de la salas de nuestro país es crítica debido a la pandemina. La mayoría de ellas no han podido reemprender su actividad desde el primer confinamiento de marzo y, lamentablemente, no parece que las administraciones públicas tengan voluntad de proponer soluciones efectivas.

Con casi 25.000 conciertos cancelados y unas pérdidas estimadas de 120 millones de euros acumuladas a finales de año, como avisan los afectados “necesitamos una atención proporcional a nuestro grado de afectación si no queremos encontrarnos con un empobrecimiento y la desertificación cultural de nuestro territorio que por desgracia puede ser irreversible”. 

Con el fin de poner el foco ante este desolador panorama, el próximo 18 de noviembre, las salas se han unido para celebrar un concierto en streaming con la colaboración de diversos artistas. Podrá verse gratuitamente a partir de las 20 h. en www.elultimoconcierto.com.

“Nos gustaría que la administración entendiera que el trabajo de salas que ofrecen una programación artística y musical estable de proximidad durante todo el año, es un bien cultural del país y que poder disponer de espacios donde el baile y la música actúan como nexo que amalgama la capacidad de disfrutar, relacionarse y enriquecerse social y culturalmente, no solo es una necesidad que gran parte de la población tenemos en diferentes momentos de nuestra vida, sino un servicio que debemos ofrecer y un derecho esencial de la ciudadanía que debe ser garantizado”, han dicho en un comunicado que desde RockZone suscribimos totalmente.