“Siempre nos quedará la música”. Con esta frase nos despedíamos ayer con mi amigo Sergio tras el repaso que el Liverpool le pegó al Barça. Así que, como en la vida hay que saber perder, le dedicamos esta versión del clásico ‘You’ll Never Walk Alone’ en manos de los Dropkick Murphys a los justos ganadores de la semifinal.

El grupo de Boston la incluyó en su último disco 11 Short Stories of Pain & Glory, pero aquí os ofrecemos una estupenda interpretación en la redacción de Paste Magazine.