Pocas voces me gustan más en la actualidad que la de Emma Ruth Rundle. La cantautora californiana, también miembro de Red Sparrowes y Marriages, publicó el año pasado su tercer disco On Dark Horses, con el que por fin ha conseguido que el mundo empiece a fijarse en ella.

Su sensibilidad especial vuelve a apreciarse de pleno en el vídeo de su último single ‘You Don’t Have To Cry’, dirigido por Mitch Wells del grupo Thou y con el artista Blake Armstrong como protagonista. “Escribí esta canción para mi querido amigo Blake Armstrong”, ha exlicado. “Como un acto de amor y con la esperanza que le consuele y le anime a tener fuerza después de que me expresara sus miedo sobre vivir abiertamente como un hombre gay en un país liderado por una figura que promueve descaradamente el odio”.

Esperemos que consiga su objetivo.