Como mínimo un par de veces al año tengo por costumbre volver a ver este vídeo de la ceremonia del Rock And Roll Hall Of Fame de 2004. En ella se dio entrada a artistas como Jackson Browne, ZZ Top, Bob Seeger y a título póstumo a George Harrison, entre otros.

Para rendirle homenaje, dos viejos amigos, y compañeros en The Travelling Wilburys, Tom Petty y Jeff Lynne, junto a su hijo Dhani Harrison y Steve Windwood de Traffic, se juntaron para interpretar uno de sus temas más conocidos, ‘While My Guitar Gently Weeps’ del White Album de The Beatles.

Pero quien acaparó todas las miradas fue Prince, otro de los honorados esa noche, quien se marcó un antológico solo de guitarra que fue alargando y alargando y que terminó con el músico tirando el instrumento al vacío. Un final nivel Dios.

Artículo anteriorEntrevista a Kvelertak – Acordes y discordias
Artículo siguienteMetallica comparten su concierto en París de 2017