Este pasado sábado se hacía público que Peter Green había muerto a los 73 años. Según contó la familia el guitarrista británico falleció plácidamente mientras dormía.

Green se dio a conocer cuando en 1966 sustituyó a Eric Clapton como guitarrista de John Mayal & The Bluesbreakers, con quienes grabó el álbum A Hard Road. Sólo un año más tarde, dejaría el grupo para formar su propia banda Fleetwood Mac junto al batería Mick Fleetwood. Con ellos conseguiría varios éxitos como ‘Oh Well’ o ‘Man Of The World’, ‘Black Magic Woman’ o ‘The Green Manalishi (With The Two Prong Crown)’, el último tema que grabaría con ellos antes de dejar el grupo en 1970.

La frágil salud mental de Peter Green y su consumo habitual de drogas como el LSD provocaron que su carrera musical fuera muy irregular tras su salida de Fleetwood Mac. A partir de los 80 reemergió publicando varios discos en solitario y como Peter Green Splinter Group.

La influencia de Green trascendió el mundo del blues rock como demuestra esta versión que Judas Priest grabaron en 1979 para la versión americana del álbum Killing Machine. También sería incluida en su disco en directo Unleashed In The East.

Descanse en paz

Artículo anteriorEntrevista a Alain Johannes – El zumbido del alma
Artículo siguienteEntrevista a Phil Anselmo – Revolution is my name