La joya de hoy está dedicada a Tim Bogert, bajista y fundador de Vanilla Fudge y Cactus, fallecido ayer a los 76 años. Considerado como uno de los bajistas más influyentes del rock, al ser de los pioneros en usar distorsión en el bajo, también formó parte del supergrupo Beck, Bogert & Appice.

“Tim fue un bajista único”, escribió su amigo y compañero Carmine Appice. “Inspiró a muchos, muchos bajistas en todo el mundo. Era un maestro, e introdujo un nuevo nivel de virtuosismo en la manera de tocar el bajo en el rock. Nadie tocaba como Tim. Creaba solos que volvían loco al público. Y cada noche tocaba un solo diferente. Era el último de los bajistas legendarios de los años 60”.

Descanse en paz.