En mayo de 1993 Tool tenían que tocar en el Garden Pavilion de Hollywood para presentar su primer álbum Undertow, cuando se enteraron que el local pertenecía a la Iglesia de la Cienciología.

A pesar de su animadversión por esa secta -en la canción ‘Ænema’ incluirían la frase “Que le jodan a L. Ron Hubbar, que les jodan a todos sus clones”-, el grupo decidió ofrecer el concierto igualmente y transformarlo en una especie de performance crítica. Según se cuenta Maynard Keenan imitó a una oveja entre las canciones y para ‘Opiate’, como podréis ver en el vídeo, invitaron a una bailarina muy especial.

Ahora nos parecería casi imposible, pero pesar de que Tool sea considerada una de las bandas más sesudas y sobrias de su generación, en el fondo siempre han tenido un particular sentido del humor.