Cuando Garbage publicaron su debut en 1995 supusieron un soplo de aire fresco en una escena dominada por el grunge. Su combinación de pop, electrónica y rock tenía un punto de luminosidad del que carecían la mayoría de sus contemporáneos procedentes de Seattle.

A ellos parecía dirigida su single ‘Only Happy When It Rains’, una irónica reflexión sobre la exaltación de la depresión para vender discos. Curioso que su batería, Butch Vig, fuese también uno de los productores responsable detrás de algunos de los principales discos del género.

Esta actuación en los MTV Music Awards de 1996 también deja clara la potencia de la banda en directo.

Artículo anteriorDESERT SESSIONS – ‘Vols. 11 & 12’
Artículo siguienteEstrenamos el nuevo vídeo de Twin Jackal: ‘Same Old People’