En 2011 Avenged Sevenfold fueron escogidos por la revista Revolver para encabezar su gala Revolver Golden Gods, y la banda no defraudó preparando un par de sorpresas especiales.

Por un lado, invitaron a Duff McKagan para interpretar ‘It’s So Easy’ de Guns N’ Roses, y por otro, a Vinnie Paul, en aquellos días en Hellyeah, para tocar una versión de ‘Mouth For War’ de Pantera. Un tema que mostró la sintonía entre unos músicos unidos por la tragedia.

Artículo anteriorLos diez videoclips más vistos de 2020
Artículo siguientePor Los Buenos Tiempos