Betty Davis, una de las cantantes más influyentes del funk de los 70, falleció ayer como consecuencia de un cáncer a la edad de 77 años.

Su carrera empezó a finales de los 60 en Nueva York, donde se codeó con músicos como Jimi Hendrix, Sly Stone o Miles Davis con quien se acabaría casando. Entre 1973 y 1975 grabó tres discos –Betty Davis, They Say I’m Different y Nasty Gal– y aunque ninguno de ellos fue un éxito comercial, su música sería sampleada posteriormente por multitud de raperos y su estilo atrevido y sexual influenciaría a artistas como Prince, Outkast o Madonna.

La recordamos con esta irresistible ‘F.U.N.K.’ de Nasty Gal.

Descanse en paz.

Artículo anteriorEntrevista a Zeal & Ardor – Déjame salir
Artículo siguienteRaül Fernández Refree