Como no podía ser de otra manera, la joya de joya de hoy va dedicada a Pete Way, fallecido el pasado viernes a los 69 años. El bajista y co-fundador de UFO no pudo superar las secuelas de un grave accidente de tráfico que sufrió hace dos meses.

El músico encarnaba como pocos el espíritu del rock’n’roll por su gran carisma y talento musical, pero también por su tendencia a los excesos. Way fundó UFO junto al vocalista Phil Moog en 1968, pero su primer éxito no llegaría hasta 1974 con la publicación de su tercer álbum, Phenomenon, tras haber fichado a un guitarrista alemán de 18 años. Era Michael Schenker. Juntos crearían clásicos como ‘Doctor Doctor’ o ‘Rock Bottom’ que impulsarían una racha de cuatro discos de estudio que culminaría con Strangers In The Night en 1979, considerado uno de los mejores discos en directo de la historia.

Además de UFO, Way también formó Fastway junto a Fast Eddie Clarke de Motörhead y Jerry Shirley de Humble Pie. Tras un breve paso al servivio de Ozzy Osbourne, Way grabaría tres discos con su banda Waysted a finales de los 80.

En los 90, el bajista volvería de manera intermitente a actuar con UFO, y también grabaría dos discos con Moog, bajo el nombre Mogg/Way, y en solitario. En 2017 publicó una interesante autobiografía con un título que lo dice todo: A Fast Ride Out Of Here: Confessions Of Rock’s Most Dangerous Man.

Descanse en paz.

Artículo anteriorX – ‘Alphabetland’
Artículo siguienteEnter Shikari, sponsor del St. Albans City FC