‘Dirty Black Summer’ no es lo que el ciudadano medio entendería como prototipo de ‘canción del verano’. Sin embargo, para los fans de Danzig es un clásico de esta estación desde que se publicara en julio de 1992.

Incluido en su tercer álbum Danzig III: How The Gods Kill –considerado por el guitarrista John Christ como el mejor que hizo la banda- este single vino acompañado de un vídeo dirigido por el reputado Anton Corbijn. Una prueba del aura que en aquellos días desprendía Glenn Danzig.

Ahí va por otro verano negro y sucio.

Artículo anteriorGreg K, bajista de The Offspring, interpone una demanda contra sus compañeros
Artículo siguienteTool ponen su videografía disponible en YouTube