El pasado fin de semana, Dave Grohl respondió a Nandi Bushell, una niña de 10 años que le había retado a un duelo de batería. El líder de Foo Fighters aceptó el reto interpretando ‘Dead End Friends’ de Them Crooked Vultures.

Ahora la niña ha subido a su canal de YouTube, un vídeo en la que se la ve tocando ese tema, vestida como Grohl e imitando casi todos su movimientos. «¡Jaque mate!», grita al final del vídeo. «Los dioses del rock están sonriendo».

Veremos si esto es el principio de una bonita amistad.

Artículo anteriorNECROT – ‘Mortal’
Artículo siguienteKiller Be Killed resurgen con ‘Deconstructing Self-Destruction’