Durante este fin de semana gris, lluvioso y tristón la discografía del soulman Charles Bradley me ha servido como consuelo. Fallecido en septiembre de 2017 a los 68 años, su carrera fue de lo más atípica.

A pesar de su inmenso talento como vocalista, pasó casi toda la vida actuando como imitador de James Brown y no fue hasta los 63 años que logró publicar su primer disco, No Time For Dreaming. En vida llegaría a publicar dos más, Victim Of Love (2013) y Changes (2016), y un cuarto, Black Velvet, vio la luz un año después de su muerte.

Para recordarle he recogido esta versión que hizo de ‘Changes’ de Black Sabbath y que dio título a su tercer álbum. Esta actuación para las Newsroom Sessions del periódico The Star de Toronto es un testimonio del sentimiento que era capaz de poner en cada nota.

Y aquí puedes escuchar la versión original:

Artículo anteriorTrailer de ‘Loud Krazy Love’, el documental sobre Brian ‘Head’ Welch de Korn
Artículo siguienteFashion before passion