La guitarra con la que Kurt Cobain grabó el legendario MTV Unplugged de Nirvana se vendió ayer por 6 millones de dólares en una subasta celebrada en Los Angeles. Se convierte así en la guitarra más cara jamás vendida, superando  los 3.95 millones de dólares por las que se vendió una Black Stratocaster de David Gilmour de Pink Floyd en junio del año pasado.

La guitarra, modelo 959 Martin D-18E, venía acompañada de su funda original decorada por Cobain con un flyer del disco Feel The Darkness de Poison Idea y un adhesivo de Alaska Airlines. En su interior también se incluía un paquete medio usado de cuerdas Martin, tres púas, y una bolsita de terciopelo.

El precio de salida era de 1 millón dólares, pero tras siete pujas llegó a los 6 millones y diez mil dólares por la que finalmente fue adjudicada. Por ahora no ha trascendido la identidad del comprador.

Artículo anteriorCRO-MAGS – ‘In The Beginning’
Artículo siguienteDeftones, 20 años a lomos del pony blanco