Inicio Críticas de Discos KUBLAI KHAN – ‘Absolute’

KUBLAI KHAN – ‘Absolute’

Como enjuagarse la boca con nitroglicerina.

Kublai Khan hicieron muy bien en lanzar ‘Self-Destruct’ como primer single de Absolute. Escuchar ese bicharraco realmente logró que deseáramos con fuerza comprobar de qué habían sido capaces en el resto de temas, pero el problema llega cuando en su cuarto álbum no encuentras ninguna otra canción que pueda hacerle sombra.

Comandados por la voluminosa garganta de Matt Honeycutt, a los de Texas hay que emparentarlos con ese metalcore primigenio de Hatebreed, Earth Crisis o Integrity, con toda esa ola anterior a la denigración absoluta de la etiqueta por parte del consumismo absurdo, los coros patéticos y las modas adolescentes. Pero claro, han pasado unos cuantos años y Kublai Khan atruenan aún más gordos, y como tampoco han abandonado esas influencias más clásicas, casi que hay que situarlos en eso que ha venido a denominarse como heavy hardcore.

En efecto, someterse a ‘Armor Of Goddamn’, ‘Boomslang’, ‘The Truest Love’ (¿El hermano bastardo de ‘This Is Crossover’ de Rise Of The Northstar?) o el parón de ‘Lower Level’ es como enjuagarse la boca con nitroglicerina, pero como decíamos, más allá de la citada ‘Self-Destruct’, pocos cortes más se te van a quedar marcados a fuego por el destroce que hayan podido ocasionar en tu cerebro.

Eso no significa que con ‘High Hopes’ o el break de ‘Cloth Ears’ no vayas a pasar un buen rato mientras imaginas cómo le dejarías la cara a tu jefe si te lo encontraras en un pogo, pero es bien cierto que un poco más de inspiración no les habría venido mal.

PAU NAVARRA