Inicio Críticas de Discos KREATOR – ‘Under the Guillotine – The Noise Records Years’

KREATOR – ‘Under the Guillotine – The Noise Records Years’

Una excelente golosina para los fans de la banda.

Cuando pensamos en thrash metal de los 80, a la cabeza nos vienen rápidamente los nombres de las bandas de la Bay Area. Lo que no deberíamos pasar por alto es que, paralelamente, en el centro de Europa, nacía una escena que podía mirar de tú a tú a los colosos del otro lado del charco. En especial Alemania, que contaba con su propio Big 4 (Destruction, Sodom, Tankard y Kreator) presentaba dura competencia en técnica, velocidad y crudeza al thrash más flashy y coreable que venía de la costa californiana.

Cuarenta años más tarde, y con más de dos millones de discos vendidos, Kreator deciden celebrar estas 4 décadas de metal sacando una lujosa caja recopilatoria de sus primeros y más exitosos años. Y ¿qué nos encontramos al abrir este artefacto? Ediciones muy cuidadas, en cuanto a presentación y artwork de sus 6 primeros álbumes con vinilos de colores; una reproducción en cinta de su primera maqueta, cuando se hacían llamar Tormentor; un cuidado libreto de 40 páginas con fotografías y anotaciones; un DVD que contiene un documental y dos directos; y un muñeco demonio /USB con todo el material audio del box set (WTF!). 

La pregunta es la de siempre, ¿merece la pena? Para el fan de los de Essen, es una excelente golosina poder tener de forma lujosa y recopilada toda esa época dorada. Las presentaciones de los vinilos son una maravilla y, pese a que no es muy extenso, el material inédito en directo es más que apetitoso, echándose en falta más documento audiovisual.

Para alguien que no conozca la banda, decir que lo que va a encontrar aquí es thrash metal old school de primera, desde sonidos más cafres cercanos al black de sus dos primeros discos, la explosión y salto de calidad que dan en Terrible Certainty, el clásico del metal más técnico y rápido que es Extreme Agression, o la entrada en los 90 de forma brillante y comercial que supuso Coma Of Souls, debilidad de un servidor. Aunque quizá tanto material puede abrumar un poco y fuera mejor empezar a meterse en su mundo con algún disco suelto o la versión de esta caja en doble CD.

En cualquier caso, sólo queda felicitar a Mille Petrozza por estas cuatro décadas de metal y desearle otras tantas. Metal Über Alles.

LLUÍS PUEBLA