Inicio Cómics y Libros K.K. Downing – Heavy Duty: Days And Nights In Judas Priest

K.K. Downing – Heavy Duty: Days And Nights In Judas Priest

Biografía del guitarrista de Judas Priest.

Autor: K.K. Downing/Mark Eglinton
Editado por: Da Capo

Sin querer hacer ningún tipo de spoiler, no deja de ser irónico, y divertido al mismo tiempo, leer las reflexiones que hace K.K. Downing en las últimas páginas de este libro. Ahí donde valida la decisión sobre su salida de Judas Priest, lo confortable que es su vida fuera de la banda, y cómo les desea lo mejor a sus ex compañeros… a pesar de que no se han vuelto a dirigir la palabra desde que les dijera adiós.

Nada de eso concuerda con lo que ha sido la promoción de su biografía Heavy Duty, donde ha declarado sentirse traicionado porque no le llamaron para tocar en Priest, cuando Glen Tipton tuvo que abandonar las giras por culpa del Parkinson, y que ha desatado una guerra de declaraciones entre los dos bandos. Algo que nunca hubiésemos imaginado en el mundo de Judas Priest, bastante hermético en lo que a temas personales se refiere.

¿Qué validez tiene entonces lo que explica Downing en su libro? Difícil de saber. Pese a ello, esto es lo más cercano que, de momento, vamos a tener sobre el funcionamiento interno de la banda de Birmingham.

Se echa en falta que el guitarrista no profundice más en algunos temas –aunque no es fácil resumir 40 años de carrera, o casi 70 de vida, en algo menos de 300 páginas- como pueden ser la creación de esos álbumes que dieron forma a lo que hoy entendemos como heavy metal, o que hable un poco más en profundidad de los que fueron su compañeros de grupo, aunque por otro lado se deja entrever que la relaciones personales nunca fueron muy fluidas en la banda, y que sus problemas con Glen Tipton estuvieron allí desde el minuto uno.

Downing es honesto en reconocer que le frustra no haber podido dar el paso al nivel que consiguieron Iron Maiden –de los cuales no tiene muy buenas palabras-, Def Leppard o AC/DC, que cometieron algunas malas decisiones en momentos cruciales, o que su carácter de tragar con todo, hizo que no afrontara situaciones con las que no estaba contento.

También transmite cierto aire de ingenuidad en algunos momentos -¿realmente cree que Nostradamus se podía haber convertido en una obra de teatro de gran producción?- y algunas situaciones a lo Spinal Tap que explica, tienen su gracia. ¿Será consciente de que ‘Heavy Duty’ es uno de los grande himnos de los Tap?

Cualquiera que tenga apego a Judas Priest o al heavy metal disfrutará con una lectura fácil y ágil. Eso sí, que nadie espere la bomba de relojería que se intuía en la promoción que ha hecho sobre Heavy Duty.

RICHARD ROYUELA