Inicio Críticas de Discos KILLER BE KILLED – ‘Reluctant Hero’

KILLER BE KILLED – ‘Reluctant Hero’

Un supergrupo a la altura de sus posibilidades.

La buena sintonía que exhiben los miembros de Killer Be Killed en su segundo álbum vienen a romper el tópico de ‘demasiados gallos en un mismo gallinero’. Mientras en otros supergrupos se nota que los músicos simplemente se han reunido por una motivación comercial, o por aburrimiento, aquí se aprecia que Max Cavalera (Soulfly), Troy Sanders (Mastodon), Greg Puciato (The Dillinger Escape Plan) y el ‘debutante’ Ben Koller (Converge) disfrutan de veras componiendo y tocando juntos.

Teniendo en cuenta la procedencia de cada uno de ellos, a nadie debería sorprender la potencia de su sonido, pero lo que sí lo hace es la fluidez con la que resuelven las diferentes influencias que aportan individualmente. Los temas pasan de riffacos thrash a explosiones hardcore a pasajes progresivos sin que te des cuenta, ni nada chirríe. Parece fácil, pero no lo es en absoluto. Además, el que los tres cantantes vayan alternando sus voces continuamente les añade un plus de dinamismo muy atractivo.

Es seguramente los distintos enfoques vocales lo que más me gustó de su primer disco de 2014 y lo que me ha vuelto a enganchar de éste desde su primer tema ‘Deconstructing Self-Destruction’. Tanto Max, como Troy, como Greg tienen voces muy reconocibles y eso hace que de inmediato los conectes con sus respectivos trabajos en el pasado, pero el escucharlas en un contexto distinto hace que la música de Killer Be Killed suene fresca y no como un producto reciclado.

Además en esta segunda entrega, la banda se ha soltado más y se atreven en algunos registros que no habían tocado en la primera. Por ejemplo, tenemos el toque hardcore de ‘Filthy Vagabond’ con sus gang vocals, la intensa balada ‘Reluctant Hero’, el viaje progresivo de ‘From A Crowded Wound’, e incluso Puciato se descuelga con unos cuantos solos de guitarra bastante chulos. E insisto en que pese a la potencia y disparidad que caracteriza a estos músicos (a saber cuantos parches ha destrozado Koller durante la grabación), sus tendencias melódicas hacen que las canciones te atrapen fácilmente con estribillos como los de ‘Dream Gone Bad’ o ‘Inner Calm From Outer Storm’.

Un supergrupo a la altura de sus posibilidades.

DAVID GARCELL