Inicio Críticas de Discos JERRY CANTRELL – ‘Brighten’

JERRY CANTRELL – ‘Brighten’

Más luminoso y positivo que podríamos esperar.

Dado que llevaba parada desde 2002, no daba la impresión de que Jerry Cantrell sintiese necesidad alguna de retomar su carrera en solitario. El triunfal retorno de Alice In Chains, además de haberle mantenido ocupado durante todo este tiempo, parecía satisfacer cualquier tipo de inquietud artística que pudiera tener al ser esta vez el líder creativo de la banda sin discusión.

Pero en 20 años la gente cambia e incluso es capaz de cicatrizar viejas heridas por muy dolorosas que estas hayan sido. Aunque por lo que transmite su música pueda parecer lo contrario, Cantrell no es a día de hoy el mismo que grabó aquel depresivo Degradation Trip cuando aún estaba superando su adicción al alcohol y el entonces reciente fallecimiento de Layne Staley.

Es por ello que su tercer largo por cuenta propia suena a un músico con una mentalidad completamente opuesta. No es casual que lo haya titulado como Brighten, ya que se trata del álbum más luminoso y positivo que podríamos esperar viniendo de un tipo acostumbrado a navegar entre las sombras. Lo cual es toda una sorpresa.

Acompañado por un elenco de colaboradores entre los que destacan Duff Mckagan de Guns N’ Roses y Greg Puciato de The Dillinger Escape Plan (cuya participación es meramente testimonial siendo relegado a coros y segundas voces muy puntuales), el asunto arranca con una contenida ‘Atone’ de aire sureño que fácilmente podría recordar a los discos más recientes de Alice In Chains. Lo mismo ocurre con la sombría ‘Siren Song’ justo en el ecuador del álbum.

Pero son piezas como el corte titular y ‘Had To Know’ (apoyado por unas potentes teclas cortesía de Vincent Jones) las que acaban definiendo el pulso de un trabajo más agradable y menos pesimista. Las características melodías arrastradas y el reconocible tono de las guitarras continúan siendo sus armas predilectas, pero esta vez la intención con las que son usadas es muy distinta. 

No en vano, medios tiempos como ‘Prism Of Doubt’, ‘Nobody Breaks You’ o la preciosa ‘Black Hearts And Evil Done’, por donde se cuelan notas de pedal steel, no están alejadas de esa idea de llevar a cabo un disco de country con la que Cantrell siempre ha fantaseado.  Ni tan siquiera la sentida despedida con la versión de ‘Goodbye’ de Elton John con arreglos de cuerdas y piano te quita la sensación de estar ante la obra de una persona que al fin se siente feliz y en paz consigo misma. Después de todo lo que ha vivido, lo tiene bien merecido.

GONZALO PUEBLA

Reseña Panorama
Jerry Cantrell
8
Artículo anteriorMachine Head y Amon Amarth nos visitarán juntos en octubre de 2022
Artículo siguienteSe acerca la gira de Soen