Cuando Richard Patrick dejó su puesto como guitarrista de directo de Nine Inch Nails en 1994, poco podía imaginar lo mucho que crecería el grupo con su siguiente disco The Downward Spiral. Aun así, en un primer momento, el disgusto no fue tan fuerte porque tampoco le fue nada mal con su nueva banda Filter.

Su debut Short Bus (1995) llegó a vender más de un millón de copias gracias en parte a esta canción ‘Hey Man Nice Shot’, inspirada en el suicidio televisado de un tesorero del estado de Pennsylvania condenado por corrupción en 1987. Aunque Patrick explicó el origen del tema, algunos lo interpretaron como una canción sobre el sucidio de Kurt Cobain. Sea como sea, es un temazo.

Artículo anteriorSÖNAMBULA – ‘Bicéfalo’
Artículo siguienteHABITAR LA MAR – ‘Realismo Histérico’