Inicio Críticas de Discos GREY DAZE – ‘Amends’

GREY DAZE – ‘Amends’

Lo realmente atractivo es poder escuchar las interpretaciones del vocalista.

Aunque muchos fans de Linkin Park conocían de la existencia de Grey Daze, la banda anterior de Chester Bennington, no tantos habían escuchado su música. El grupo publicó una maqueta y dos álbumes a mediados de los 90, pero excepto en su ámbito local, apenas tuvieron repercusión. Ahora, gracias a Amends, su música tiene una segunda oportunidad para llegar a mucha más gente.

El álbum presenta una recopilación de versiones regrabas de 11 de sus canciones, conservando las pistas originales de voz grabadas por Chester. Pese a que en su momento el grupo acabó por tensiones internas, desde hace años el cantante había restablecido su relación con el batería Sean Dowdell, e incluso eran socios en varios negocios. De hecho, habían hecho algún concierto de reunión y habían discutido la posibilidad de reactivar el grupo. Naturalmente, todo esto quedó en nada tras el suicidio de Bennington en 2017.

Es casi imposible juzgar el contenido de este álbum sin tener en cuenta sus circunstancias. ¿Lo valoraríamos igual ahora que si lo hubiésemos escuchado en 1997? ¿Es posible hacerlo aislándose de la relevancia que adquirió después Chester con Linkin Park? ¿O sin la carga emocional que supuso su prematura muerte? Yo reconozco que no puedo. Si bien, musicalmente, sus canciones se mueven correctamente entre ese post grunge y metal alternativo que dominaba en la época (piensa en Staind), lo realmente atractivo es poder escuchar las interpretaciones del vocalista, en las que queda clarísimo su enorme talento.

Teniendo en cuenta que las grabó con 18, 19 años, el nivel que alcanza en temas como ‘In Time’, ‘Soul Song’, ‘Morei Sky’ o ‘What’s In The Eye’ (en la que se nota la influencia de Scott Weiland de Stone Temple Pilots), es realmente destacable, y explica por qué un ejecutivo de Zomba Music le ofreció una audición con Linkin Park. El resto, como suele decirse, es historia.

Y quizá ése sea principal el valor de Amends. Más allá de que en estas nuevas grabaciones hayan participado figuras como Head o Munky de Korn, Page Hamilton de Helmet, Marcos Curiel de P.O.D. o su propio hijo, Jaime Bennington, el álbum nos da la oportunidad de recuperar un trocito de la historia de un cantante icónico que quizá hubiera quedado en el olvido.

DAVID GARCELL