Inicio Críticas de Discos GREGOR BARNETT – ‘Don’t Go Throwing Roses In My Grave’

GREGOR BARNETT – ‘Don’t Go Throwing Roses In My Grave’

Otro punk rocker que se pasa al americana.

Crítica disco Gregor Barnett

Como tantos músicos que de un día para otro se encontraron sin la posibilidad de salir de gira, Gregor Barnett, co-vocalista y guitarrista de The Menzingers, sintió la necesidad de hacer algo creativo que le ocupara la mente. Que a su alrededor se produjera la muerte de varias personas cercanas, acabó siendo el detonante para decidirse a grabar su primer disco en solitario.

Al igual que otros cantantes de bandas punk rockeras que dan ese paso, desde Chuck Ragan de Hot Water Music a Brian Fallon de The Gaslight Anthem a Dave Hause de The Loved Ones, Barnett ha tirado hacia la americana, buscando un sonido menos ruidoso, usando una instrumentación y arreglos cercanos al folk, el country y el blues. Parece una decisión lógica teniendo en cuenta que algunas canciones de la banda pueden adaptarse fácilmente a ese formato -ahí está la versión acústica que grabaron de Hello Exile en 2020-, así que sorpresas, pocas. Pese a ser un disco en solitario, sus compañeros, Eric Keen tocó el bajo, Jose Godino, la percusión, y Tom May tomó la fotografía de la portada, así que podemos estar todos tranquilos en que no va suponer una ruptura de la banda.

A pesar de títulos como ‘The First Dead Body I Ever So’ o ‘Taking To Your Tombstone’ y de que todo el álbum transmite una cierta melancolía, su escucha no resulta para nada deprimente. El tipo sigue sacando buenas melodías como las de ‘Don’t Go Throwing Roses In My Grave’ con una deliciosa armónica, ‘Anthem For The One I Love’, o ‘Driving Through The Night, que podría haber entrado en un disco de Menzingers si problema. Quizá más curiosos son sus acercamientos al blues rock en ‘Oh Lord, What Do You Know?’, ‘The First Dead Body I Ever Saw’ o ‘Hurry Me Down To Hades’, pero, en general, todo resulta bastante familiar.

Don’t Go Throwing Roses In My Grave no es en absoluto un disco brillante u original, pero funciona, y si ha servido para que Barnett se haya sacado mierda de dentro, bienvenido sea.

JORDI MEYA

Reseña
Gregor Barnett
6
Artículo anteriorAerosmith lanzarán en abril su grabación rescatada de 1971
Artículo siguienteTim Kasher (Cursive) anuncia su cuarto disco en solitario