Gregory Kriesel, conocido como Greg K., ha interpuesto una demanda contra sus compañeros en The Offspring, Dexter Holland y Noodles. El bajista y miembro fundador hacía meses que no actuaba con el grupo (en su lugar vimos a Todd Morse de H2O) y, por lo que parece, no ha sido por decisión propia.

Según informa Dying Scene, el músico alega un uso indebido e incumplimiento del acuerdo sobre los derechos de la marca ‘The Offspring’.

En el documento, disponible en su integridad en este enlace, Kriesel expone que el pasado octubre sus dos compañeros conspiraron para despojar al bajista de sus derechos como socio de la sociedad formada 32 años atrás, y que en noviembre le informaron que ya no podía participar “en ninguna de las actividades del grupo, incluyendo (pero sin estar limitadas a) grabaciones en el estudio y conciertos en directo”.

Por el momento, no ha habido una respuesta oficial por parte del grupo y se desconoce si su próximo álbum, previsto para ser lanzado en los próximos meses, ha contado con la participación de Kriesel o no.

El jaleo está asegurado.