Inicio Críticas de Discos FLEET FOXES – ‘Shore’

FLEET FOXES – ‘Shore’

Recupera el espíritu que nos deslumbró en su magnífico debut.

Si algo bueno está dejando en lo musical este fatídico 2020 es la cantidad de álbumes que han aparecido por sorpresa en los últimos meses. A los casos de My Morning Jacket o Jeff Rosenstock, ahora podemos añadir también a Fleet Foxes. O más bien a Robin Pecknold, quien presentó su cuarto trabajo de estudio coincidiendo con el equinoccio de otoño hace apenas unos días.

Y es que aunque Shore viene firmado por el conjunto de Seattle y suene como un álbum de banda, la realidad es que ha sido Pecknold el principal responsable de la grabación, prescindiendo de sus habituales compañeros de viaje. Pero ni mucho menos estamos ante un disco en solitario encubierto. Todo lo contrario, ya que esto suena a Fleet Foxes en su mejor versión.

Atrás quedan los experimentales y complejos Helplesness Blues y aquel Crack-Up con el que rompieron su silencio tres años atrás. Aquí de lo que se trata es de recuperar el espíritu que nos deslumbró en su magnífico debut homónimo de 2008. Por supuesto que los elementos acústicos, las armonías vocales y el tono campestre permanecen inamovibles como señas de identidad. Sólo que en esta ocasión se han puesto al servicio de las canciones en un sentido más tradicional del término.

Puede que la hora larga de duración y los 15 cortes que la componen hagan pensar que se trata de una obra difícil de desgranar en un primer acercamiento. Nada más lejos de la realidad, pues los temas fluyen con total naturalidad a lo largo del álbum. Ahí están como ejemplos ‘Sunblind’ y ‘Can I Believe You’, rezumando una vitalidad que se echaba en falta en anteriores entregas

Hasta títulos como ‘Maestranza’ y ‘Young Man’s Game’ se benefician de ese recuperado empuje. Por otra parte, cuando toca adentrarse por senderos más intrincados salen igualmente airosos. Es el caso de ‘Featherweight’ con ese piano que revolotea por toda la canción, la outro cantada en portugués de ‘Going-To-The-Sun Road’ o la fantástica ‘Cradling Mother, Cradling Woman’ en la que se apoyan sobre un sampler de The Beach Boys con Brian Wilson haciendo la cuenta antes de que el tema despegue.

Ahora que se acercan esos días que invitan a refugiarse en el sofá bajo la manta, Shore puede ser el complemento idóneo para el recogimiento o bien aislarse por un momento de la realidad. Lo que ustedes prefieran.

GONZALO PUEBLA