Jeremy Spencer, batería de Five Finger Death Punch, ha emitido un comunicado para anunciar que deja la banda. El motivo es que recientemente fue operado por segunda vez en su espalda y necesitará un largo periodo de recuperación.

Spencer ya había estado de baja durante la reciente gira por Estados Unidos del grupo junto a Breaking Benjamin, siendo Charlie Engen (Scale The Summit, Ideology) su sustituto. Por ahora se desconce si Engen será nuevo miembro del grupo de manera definitiva.

A continuación os ofrecemos unos extractos del comunicado de Spencer en los que explica su decision:

“Llevo meses sospesando está decisión. Ahora ha llegado el momento finalmente. Llevo tocando la batería desde que tenía seis años. Pero después de años de desgaste físico que me ha llevado a operarme, siento que lo mejor es apartarme”.

“Como ocurre con los atletas profesionales, cuando el estado mental y el cuerpo no llegan para ejecutar al alto nivel requerido, la elección es clara. Me siento afortunado de que mi cuerpo me haya permitido hacer lo que amo durante varias décadas: tocar el doble bombo y destrozar la batería. Pero, el esfuerzo físico han desgastado mi cuerpo hasta el punto en el que siento que ya no puedo ofrecer lo que los grandes fans se merecen y que tanta satisfacción y alegría me produce”.

“Además, siento que la banda merece tener a alguien con nuevas energías, capaz de tocar la música de Death Punch como los fans se merecen. ¡Estoy seguro de que lo harán! Como vosotros, voy a animar al grupo a seguir haciendo buena música mientras giran por el mundo y ofrecen conciertos emocionantes a nuestros queridos fans”.

“Personalmente, tengo una serie de proyectos futuros que me ilusionan, y todos ellos requieren que pueda moverme con fluidez y sin dolor. Espero que sigáis formando parte del próximo capítulo de mi vida”.

“Gracias por haber hecho realidad mi sueño. Os estaré eternamente agradecido. Gracias por todo”.

Desde aquí, le deseamos una pronta recuperación.