Esta tarde ha trascendido que Iñigo Muguruza, figura fundamental para entender el rock radical vasco, ha fallecido a la edad de 54 años. El músico sufría esclerosis múltiple desde hacía tiempo.

Hermano de Jabier y Fermín Muguruza, Iñigo militó en formaciones imprescindibles como Kortatu y Negu Gorriak, pero también fue conocido por Delirium Tremens, Beti Mugan o Sagarroi. Además, estuvo muy vinculado al sello Esan Ozenki Records.

Se ha ido uno de los grandes de este país en materia de punk, ska, reggae y todo lo que le viniera en gana. Descanse en paz.

Artículo anteriorCattle Decapitation nos acercan al fin del mundo con su nuevo single
Artículo siguienteLa joya del día: ‘What’s The Frequency, Kenneth?’