Dentro del proceso creativo en el que se encuentran inmersas, Bones Of Minerva cogieron hace unas semanas sus instrumentos, una pala dorada, unos amigos, unas cámaras y se dirigieron a un rincón perdido de la sierra madrileña. Además de oxigenar cuerpo y mente como hacen habitualmente, llevaban la idea de intentar reinventar y grabar uno de sus temas más poderosos: ‘Privilege’.

Para una ocasión tan especial, esta vez la voz de Blue estuvo acompañada por el violín de Chloé, la guitarra acústica de Ruth y el djembé de Nerea.

Rodeadas de naturaleza, se dejaron influenciar por toda esa belleza y decidieron llamar a esta nueva experiencia las Unearthed Sessions, “porque queríamos hacer una clara liaison entre el carácter acústico de esta versión con el entorno donde fue grabado y su ambientación tan telúrica. Literalmente desenterramos, arrancamos de ese entorno tan propicio, esta nueva interpretación de la canción”.

Además, la banda añade que “a la vista de los resultados tan desalentadores de las pasadas elecciones, nos resultaba importante sacar este vídeo ahora: el apalancamiento y desencanto reinante nos hicieron reaccionar y creímos necesario ofrecer también en este preciso momento cierto optimismo sobre la capacidad que tenemos todos de mejorar las cosas si nos lo proponemos y actuamos”.

Y es que la letra de ‘Privilege’ contiene una doble lectura. Por un lado, es una llamada a no estancarse ni acomodarse en el privilegio social del que gozamos por haber nacido en esta parte de la sociedad, pues estamos obligados a utilizarlo para ayudar a los demás. Y por otro, es también una crítica a la gente que usa este privilegio para abusar de él y perjudicar a las personas más vulnerables o beneficiarse de los demás.

El videoclip de ‘Privilege’ también sirve de antesala para las próximas apariciones de Bones Of Minerva en el Download Festival de Madrid, el Resurrection Fest, el Kanekas Metal Fest, en Cangas do Morrazo, y el Inkestas Rock Festibal de Sopela.

Artículo anteriorFever 333 colaboran en el nuevo vídeo de Poppy
Artículo siguienteBATUSHKA – ‘Panihida’