Grados.Minutos.Segundos. es un ambicioso y loable proyecto promovido por Spinda Records. Una caja de 12 vinilos en 7″ con temas inéditos de 24 bandas de la escena underground nacional con la que se quiere representar su riqueza y variedad. Una de las bandas participantes son Adrift, de quienes hoy os presentamos en primicia ‘Abracadabra’, uno de los dos temas que aportarán en su split compartido con Mondo Infiel.

En la caja también participan Atavismo, Arenna, The Soulbreaker Company, Rosy Finch, Domo, Santo Rostro, Medicina, Habitar La Mar, The Dry Mouths, Laverge, Moura, Pyramidal, Híbrido; Acid Mess, Cró!; Partícula, Saturna, Kabbalah, Cemënteri, Here The Captain Speaking The Captain Is Dead, Battosai y Mía Turbia, representando estilos que van desde el metal a la psicodelia, pasando por el rock alternativo o el progresivo.

Los singles que integran Grados.Minutos.Segundos se irán publicando en 4 tandas desde junio de 2021 a marzo de 2022. La caja ya está disponible en pre-order en este enlace, y a partir del 10 de junio ya estará abierta su venta general.

Escucha ‘Abracadabra’ de Adrift a continuación:

Para conocer más detalles sobre el proyecto y sus objetivos, compartimos hace unos días una charla con Berto Cáceres, responsable de Spinda Records, y Jorge García, cantante y guitarrista de Adrift.

Berto, ¿cuándo te vino la idea de hacer esta caja y cuándo empezaste a desarrollarla?
BERTO CÁCERES “Básicamente esto nace en mayo, junio del año pasado, recién sacado el disco de Moura. Estaba hablando con Diego, su cantante, y Poti, cantante de Atavismo, y les planteé sacar un split entre las dos bandas, para que Atavismo ayudara a Moura a subir un poco para arriba. Ellos lo fliparon. Lo íbamos a llamar El Akelarre Gitano, mezclando un poco el folklore gallego y el andaluz. La idea iba para adelante, ya teníamos el estudio cerrado para grabar, pero de repente a Atavismo se les complicó por razones laborales. Entonces ese proyecto se fue a la mierda, pero yo me quedé con las ganas de hacer una colaboración entre dos bandas. Un día dándole vueltas en mi casa, pensé que igual en lugar de quedarme con dos bandas, seguir lo de Tele 5 de ’12 Meses, 12 Causas’, y sacar doce 12″. Así que pasé de un single compartido a una caja de doce. Desde hace muchos años sigo a sellos como Blues Funeral, Sub Pop, Glitterhouse, y ellos siempre le han dado mucha importancia al tema de los singles. En el año 90 Glitterhouse sacó una caja con seis singles con bandas que no conocía nadie, pero por ejemplo entre ellas estaban Monster Magnet o Green River, para que os hagáis una idea. Así que el germen fue ése”.

¿Quién se apuntó primero al proyecto?
BERTO “Las dos primeras bandas que confirmaron fueron Atavismo y Mouro porque eran con las que se inició todo, pero rápidamente se fueron apuntando otras. Es verdad que ha habido muchas caídas, sobre todo porque el sello en el que están tenía otros planes, o porque habían pillado el COVID y era imposible que cumplieran los plazos. Por ejemplo, Orthodox o Bourbon, que en principio estaban, se cayeron. Pero creo que hay una buena representación de distintos palos de rock. Me hubiera gustado que hubiera más post hardcore, pero no ha podido ser”.

¿Qué criterios seguiste a la hora de hacer la selección de bandas? ¿Querías que hubiera muchas de tu sello?
BERTO “El objetivo no era promocionar las bandas de Spinda Records. De hecho, hay más de otros sellos que de Spinda. La idea era que tuviera un discurso editorial que tuviera sentido. Sobre todo quería representar diferentes estilos, y que todas tuvieran nivel y profesionalidad. Pero era muy importante la disponibilidad de los grupos, que pudieran grabar en las fechas que teníamos previstas. Por ejemplo, llegó un momento que tenía cerradas muchas bandas de psicodelia, y entonces ya no metí más. Algo que no pude controlar es que al final hay siete bandas de la Comunidad Valenciana. No era la intención. Ha sido un fallo de pre-producción brutal, pero bueno, una vez tienes la banda confirmada, tampoco le vas a decir que no. Por ejemplo, Madrid, se ha quedado un poco cojo. Sólo están Adrift. Y de Barcelona lo mismo, sólo están Saturna. La idea es que estuviera más compensado, y Madrid y Barcelona siguen siendo los puntos donde hay más bandas. Se les planteó a Toundra o a Ànteros, pero por problemas de agenda no podían”.

Jorge, ¿cuándo os llegó la propuesta a Adrift y cómo la recibisteis?
JORGE GARCÍA “Creo que debía ser sobre noviembre de 2020, y grabamos en febrero. Me llamó Berto y me lo contó, y me parecía una locura muy guapa, pero una locura (risas). Nos pareció muy interesante. Se lo comenté a los demás y les pareció muy bien. Como hemos tenido un año tan raro, que no hemos tocado nada, era una manera de poder enseñar algo nuevo, sin necesidad de hacer un disco. No solemos hacer este tipo de cosas, porque ya habréis comprobado que tardamos en sacar discos, somos bastante lentitos. No a la hora de componer, pero nos cuesta ponernos. Podíamos meter hasta 7 minutos, y como siempre hacemos temas largos, decidimos hacer dos cortitos (risas). Nos lo tomamos como un juego, y decidimos meter leña”.

En este caso sí habéis ido rápido…
JORGE “Ya te digo, no es que seamos tan lentos componiendo, pero hay épocas en las que no estamos tan activos porque cada uno está con sus cosas. Pero ahora no estábamos haciendo nada, sólo dimos un concierto en Madrid, así que nos metimos a saco en el local. Y al final salieron dos cosas majillas”.
BERTO “Hay mogollón de bandas que han decidido salirse de su zona de confort para el proyecto. Bandas que cantan en inglés que prueban el español por primera vez, bandas que hacen temas de minuto y medio, y que se han lanzado como un tema de cinco minutos; o al revés, como vosotros. Bandas de psicodelia que han hecho algo que no tiene nada que ver con la psicodelia… Los grupos han decidido pasárselo bien”.
JORGE “Eso mola. Nosotros hacía mucho que no hacíamos un tema de tres minutos”.

Igual en el próximo disco os animáis y hacéis más temas cortos.
JORGE “Pues a lo mejor (risas). Le coges el gustillo a hacer el punki”.

Berto, ¿tienes ya todos los temas?
BERTO “Todavía no. Soulbreaker grabarán en agosto, y Arenna en noviembre, que son los últimos en grabar. Arenna ya me dijeron que tenían que ir en el último split o no podían entrar”.

¿Los emparejamientos de los grupos cómo los has decidido?
BERTO “Ésa ha sido la gran pesadilla (risas). Ha habido cuatro criterios. Uno técnico, que era la fecha de entrega de los másters, y era muy importante. Otro, que fueran de diferentes estilos. Porque la caja lo que quiere es dar a conocer a bandas a públicos distintos y crear sinergias entre las bandas. Así que otro criterio es que fueran de zonas geográficas distintas. Y el cuarto criterio era mezclar bandas con mayor prestigio o popularidad con otras menos conocidas. Adrift, por ejemplo, van con Mondo Infiel, que es una banda que todavía no se ha presentado, pero que tiene a gente de Atavismo, Viaje A 800, Soulbreaker… Así que era una manera de ayudar a las bandas más pequeñas. Esos eran los cuarto criterios, pero ha sido extremadamente complejo cuadrarlo. Yo ya sabía que ningún grupo iba a estar contento con su pareja, y así ha sido (risas)“.

Claro, además el riesgo está en que tienes que hacer la misma tirada de todos los singles.
BERTO “Correcto, correcto. Se hacen 300 copias de todos los splits. Ten en cuenta que sólo hay dos formas de comprarlos: o mediante la caja completa, o comprándolo individual directamente al grupo. Pero yo concibo el proyecto como la caja completa, porque con un single sólo se pierde el discurso. Pero claro es mucho más fácil vender un single que una caja. El riesgo para mí es muchísimo mayor, pero el proyecto es así, hay que hacerlo”.
JORGE “Claro, a nosotros nos hubiera encantado hacer el split con Atavismo porque son colegas, pero claro, una vez conoces el proyecto en global, y no como tu single, lo entiendes y te parece genial”.

Una de las cosas que deja patente es la gran calidad de muchas bandas de la escena de aquí. Sin embargo, salvo casos muy contados cuesta muchísimo salir del underground. ¿Por qué creéis que la cantidad de talento no se refleja en la cantidad de público o incluso en los medios?
JORGE “Es complicado. A ver, nosotros siempre hemos contado con lo peor, así que todo lo que venga de más es guay. A nosotros nos mola tocar y que nadie nos diga lo que tenemos que hacer. Así que al final acabas haciendo una música un poco freaky que es difícil que llegue a mucha gente. Pero creo, que al menos los medios poco a poco sí empiezan a hacer más caso a este tipo de grupos. Ya no hablo de RockZone que siempre lo habéis hecho, pero sí veo otros como que se empiezan a hacer eco. Pero es muy difícil. Cuando no sigues el patrón de lo que tiene que gustar, a la gente le cuesta entrar. Hay muchas escenas, y a veces ese público sólo quiere escuchar siempre lo mismo. Es como el Viña Rock, que es alternativo, pero al final tocan siempre los mismos grupos y acaba siendo como la escena indie; al menos para mí. Nosotros intentamos ofrecer algo distinto”.

Lo bueno es que al menos vosotros no os quejáis. El problema es que grupos que quieren hacer lo que quieran, cuando quieran, tocando muy poco, y encima se quejan. 
JORGE “Yo creo que hay que tener los pies en el suelo. No nos quejamos porque partimos siempre de lo peor. No esperamos que nadie nos vaya a llamar. En nuestro caso, nos lo curramos a nuestra manera, pero para muchas cosas somos muy perros, muy dejados, y lo hemos sido siempre. A estas alturas no va a cambiar. No nos vamos a pasar todo el día haciendo promo. Los grupos muchas veces se decepcionan porque esperan cosas grandes, pero hay que ir poco a poco. Pero cuando empezamos era muchísimo peor. Ahora hay festivales como el Roadburn o el Sonic Blast, están ahí. Han tardado en calar, pero cada vez hay más”.
BERTO “Yo soy mucho más crítico que Jorge. El factor más importante es que nadie se toma la música realmente en serio dentro de la escena. Nadie se plantea vivir de esto, quizá no porque no quiera, sino porque las circunstancias personales, sociales o incluso políticas no se lo permiten. El mercado musical no está regulado de manera adecuada, así que ninguna de las patas de la industria no se lo acaban de tomar en serio. Aquí no hay nada legislado. Yo por lazos familiares tengo muchos lazos con Reino Unido, y allí se entiende perfectamente que la música es una industria y está totalmente legislada. En Francia existen lo que se llaman las residencias para artistas. Aquí también existen, pero es todo más opaco. Motorpshyco en Noruega, cuando están componiendo, están en una residencia de artista, y están cobrando una subvención por parte del Estado. Entienden que el arte puede ser un motor económico. Aquí eso no lo entiende ni el Gobierno, ni las partes implicadas. La solución es muy compleja. Hay que estudiar cómo hacer que todas las patas sean viables”.

Berto, a nivel de sellos sí se están viendo muchas co-ediciones, pero a nivel de grupos, ese espíritu de colaboración no es tan frecuente. ¿Cómo lo ves tú?
BERTO “100% de acuerdo, pero yo creo que un grupo tiene que ser egoísta. Un artista es necesario que sea egoísta con su arte. El tema de las co-ediciones es complejo. La mayoría de las veces se hacen por necesidad, pero es la pescadilla que se muerde la cola. Al final, cuando hay tantos sellos implicados, a veces vemos hasta 12, nadie acaba tomando su responsabilidad porque el dinero invertido que está ‘en riesgo’ es muy pequeño. Nadie se implica en la promoción de verdad si has metido 200 euros. En cambio, si has metido 3.000, te lo vas a currar mucho más porque como mínimo tienes que recuperar esa inversión. Las co-ediciones son muy buenas para los grupos que empiezan, pero no sirve para cuando empiezan a crecer porque todo acaba diluyéndose. Nadie rema, rema el grupo, y el grupo se quema. Yo participo en co-ediciones, pero estoy en contra. Sólo estoy en favor cuando aportan algo al proyecto, pero si no, no tienen sentido”.

Bueno, esperemos que el proyecto sea un éxito. Creo que lo positivo, más allá de la música en sí, es crear una narrativa común para grupos muy dispares, algo que es necesario para hacer llegar el mensaje al público.
BERTO “Yo espero que sirva para que al menos se ponga en valor toda la calidad que hay aquí. Dentro de mis posibilidades, quería darle un pequeño empujón a la escena”.
JORGE “Yo creo que tu sello es un referente, y si sacas una caja entiendo que al final va a recibir atención. También porque incluso a la gente le cuesta entrar en el underground porque no saben ni por dónde empezar”.
BERTO “Por eso uno de los objetivos es la sinergia: que a través del foco de atención que genere la caja, se formen 24 focos de atención sobre las bandas. Por eso vamos a ir lanzando los singles de manera paulatina, porque durante nueve meses vamos a estar haciendo ruido. Dentro de cada tanda, cada grupo tendrá su espacio de promoción exclusivo de su tema, así que además de promocionar el proyecto en general, cada grupo tendrá su exposición. Si todo el ruido que podamos hacer sirve para que todas las bandas suban un escalón, ni que sea un milímetro, ya me daré por satisfecho”.

JORDI MEYA