Hasta hace una década, ¿quién se iba a imaginar al llamado Dios del Metal haciendo un disco cantando al niño Jesús o celebrando a ritmo de heavy cómo los renos corren deprisa para darte la satisfacción del año en forma de un álbum envuelto con papel de regalo? Hace tiempo que Rob Halford hace lo que quiere, y tras ese Winter Songs, ahora vuelve con un disco tan emotivo como Celestial.

¿Que los fans del metal no sienten las Navidades? ¡Claro que sí! Será que olvidáis Halford III: Winter Songs o un artículo que hice sobre diez discos navideños reseñando entre ellos We Wish You A Metal Xmas And A Headbanging New Year. Y si retrocedemos en el tiempo hacia ese álbum donde hasta Lemmy cantaba, la tradición de grupos de hard rock o rock entonando canciones de esa fantástica época del año se rastrea desde Elvis, The Beatles o Slade. Es cierto, las Navidades también tienen un componente totalmente comercial y de impostura, pero dejemos eso por unos minutos de lado… Cuando le hablo a Rob sobre lo que significó para mí escuchar sus discos, ya sean Sad Wings Of Destiny con Judas Priest o Two, me responde “eso es muy hermoso, aprecio tus palabras. Estoy ansioso por la entrevista… Desearía tener más tiempo, pero he tenido un día muy ocupado. Pero intentaré darte lo que necesitas”. Y me dio todo lo que el minutero dio lugar… sí, hay mucha nieve en la entrevista, pero una nieve teñida de la bandera arcoíris del LGTB, de política, religión y, cómo no, de la niñez, entre otras cosas.

La verdad es que, pese al precedente, Celestial es un álbum inesperado. Me ha encantado la canción ‘Protected By The Light’.
ROB HALFORD “Gracias. Sí, es una canción muy breve pero con un fuerte mensaje. Tiene un simple arreglo y pienso que es una gran versión. Porque es la que le sigue a un gran, gran tema, ¿sabes? No es el típico álbum de Navidad por varios motivos, estoy seguro que muchas de estas canciones son muy famosas en España y pienso que cuando miras el título, te imaginas cómo se debe escuchar. Pero por supuesto, suena de una manera completamente diferente debido a los arreglos increíbles que los chicos hicieron. Así que por varias razones diferentes, éste es definitivamente una muy inusual y única colección de canciones navideñas”.

También la Navidad tiene un lado amargo, cuando nos acordamos de quienes ya no están con nosotros…
“El poder de la música trasciende muchos aspectos de nuestras vidas, que incluye seres queridos que hemos perdido, amigos de quienes nos hemos distanciado o familiares con quienes tenemos algún tipo de disputa. Lo más hermoso de la Navidad es que siempre nos evoca sólidos recuerdos. Éste es el poder de la música. Es una gran promotora de la paz. De hecho, cuando mencionaste ‘Protected By The Light’, hay una frase en esa canción que habla acerca de los seres queridos que nos dejan. Ése es realmente el gran poder de la música. Es lo que nos une en todos los aspectos de nuestras vidas, las que estamos viviendo ahora y las que vayamos a vivir. Porque este disco para mí tiene muchas conexiones espirituales. Y pienso en el gran apoyo que supone la música en Navidad. Es realmente importante y valioso. Porque en la época navideña hay un sentimiento muy especial que sólo ocurre una vez al año. Así que me gustaría sentir que hay mensajes realmente hermosos, motivadores y positivos en este álbum, que en Navidad pueda ser reconfortante para aquéllos que hayan perdido a sus seres queridos, especialmente. Y ése es el poder de la música. Es genial para ayudar y sanar de muchas maneras especiales”.

Quizá ahora la gente necesite más que nunca eso, dado que todo se tergiversa y estamos en un mundo terrible.
“Como ya dije, siempre pensé que la música puede lograr la paz. Quiero decir, John Lennon era un gran creyente en el poder de la música y lograr la paz. Construir puentes entre la gente. Lo peor de los conflictos en el mundo ahora es que se basan en la religión. Son creados por religiosos fanáticos. Todas las religiones predican la paz y el amor, solo que los fanáticos se apropian de ello y lo transforman en armas. Ahora más que nunca necesitamos de la música para ayudarnos y unirnos. El mundo está siempre cambiando, los gobiernos cambian, los oficiales cambian. Sé de los problemas en España. Es terrible ver eso, todos quieren vivir en paz. Mi frustración es que algunos creen que representan a la mayoría, crean los problemas de esa forma. No me dejes seguir, porque tengo fuertes sentimientos al respecto”.

Eres cristiano, a pesar de que los católicos han perseguido a los homosexuales siempre.
“Todas las religiones se ven de una forma u otra contaminadas por el fanatismo. Evidentemente no me siento cómodo con esas restricciones que impone la iglesia, porque son eso, restricciones. Pero creo que si Jesús volviera y se diera cuenta de lo que algunos hacen en su nombre, se quedaría perplejo. La Biblia la han manipulado y la han reescrito los fanáticos, no cabe duda”.

El mensaje de Jesús era uno de amor, y los fundamentalistas lo han convertido en odio…
“Exacto”.

¿Crees que a Jesucristo le gustaría tu disco?
“Sí, no veo por qué no. Simplemente es la manera más profunda que la música ha cambiado a la gente y hace excepciones. De pensar más abiertamente, de derribar muros y barreras. Lo grandioso de la música es que tiene vida propia. Cuando estas canciones de Celestial salgan al mundo, estarán haciendo ciertos trabajos y creando debates. La gente hablará sobre ello en las redes sociales, entre ellos. Esto es lo que la música logra en la gente y es siempre positivo. También puede crear revoluciones para hacer del mundo un lugar mejor”.

Si pudieras conocer a Jesús, ¿qué le dirías?
“Que escuchara más metal (risas). O igual es un metalhead en la intimidad y no lo sabemos”.

Si me permites que te lo diga, a mí me pareces un modelo a seguir. Cuando declaraste que eras gay eso ayudó a que muchos chavales homosexuales que estaban metidos en el heavy metal se sintieran mejor con ellos mismos.
“Ojalá haya sido así”.

Recuerdo que un compañero de instituto me dijo una vez, respecto a Queen, que él no escuchaba música de maricones. Siendo heterosexual, para mí aquello fue un insulto. No lo pasé del todo bien algunos años, porque siempre llevaba camisetas de Bowie, Queen o R.E.M.. Eran un insulto desde la ignorancia.
“Lo creas o no, siento mucha empatía por la gente que odia a alguien como yo. En realidad están peleándose con su propia identidad, y eso es duro. Creo mucho en ‘acoger a tu enemigo’, porque todo ese odio nace del miedo, tienen miedo. Lo llevo viendo toda la vida. Pero es positivo tratar de ver las cosas desde otro punto de vista, incluso desde el punto de vista de alguien que te odia. Me quedo con toda esa gente que se me ha acercado a lo largo de los años y me ha dado las gracias por ayudarles a entender mejor quiénes eran”.

Yo soy heterosexual, pero vamos, es que ser gay no es que me parezca ningún crimen, sino que es algo tan natural como ser bisexual, heterosexual o gay. Está en nuestra naturaleza, sólo es una preferencia sexual.
“De todas formas, a mí me gusta hablar con la gente que tiene tantos prejuicios. Es interesante ver de dónde vienen esas ideas. Si alguien tiene ese tipo de discurso, en vez de cortar en seco la conversación, dejo que hable”.

“Creo que si Jesús volviera y se diera cuenta de lo que algunos hacen en su nombre, se quedaría perplejo” ROB HALFORD

¿Qué opinas de las críticas de Elton John hacia Putin por la situación en Rusia del LGBT?
(Risas) Me encanta ver a los políticos dar discursos. Lo único que les importa es cazar votos. No hay ninguna diferencia entre Putin, Trump o Boris Johnson. Es lógico que Elton, uno de los músicos más brillantes de la historia, no tenga en mucha estima a alguien tan homófobo como Putin. Y viceversa. Pero el colectivo LGBT tiene tanto peso que sus votos pueden dar o quitar gobiernos, y eso es fantástico”.

Terminemos con otras preguntas. Sabes que las Navidades son más especiales para los niños. Elton John siempre dijo que no quería tener hijos, hasta que su pareja le convenció. ¿No te gustaría tener hijos? Seguro que serías un gran padre.
“Es natural que un hombre quiera tener descendencia, pero dejé pasar esa oportunidad en su momento y ahora, con 68 años, no parece muy buena idea lo de procrear. Un padre debe estar con su hijo todo el tiempo que pueda y por razones obvias yo no iba a poder ofrecerle eso a un niño. Tengo mi pequeña familia, la gente que me sigue por todo el mundo, mis fans, y eso para mí es una bendición. Muchos de ellos tienen niños pequeños y los traen a las firmas de discos, para que los conozca. Esos críos están creciendo rodeados de mi música, de Priest, de Halford; de alguna manera estoy presente en sus vidas”.

Para finalizar, ¿cuáles son tus mejores recuerdos navideños de cuando eras niño?
“Pues como todos los niños me ponía muy nervioso en Nochebuena, me iba a la cama y no podía dormir de la emoción. Miraba por la ventana para ver si llegaban Santa Claus  y los renos. Tengo recuerdos muy vívidos de aquella época. A la mañana siguiente bajaba corriendo las escaleras y me iba directo al árbol, y allí estaban todos los regalos. Supongo que es más o menos lo mismo que te contaría cualquier otro niño”.

IGNACIO REYO

Artículo anteriorEnter Shikari comparten un documental sobre su gira en Rusia
Artículo siguienteLa joya del día: ‘Here We Go Song’