Con el recién estrenado videoclip de ‘La Nada’, los madrileños Pan dan carpetazo definitivo al ciclo de su debut Instrucciones Para El Vuelo. A la vuelta de las vacaciones regresarán al estudio para grabar su segunda obra, por lo que aprovechamos este momento de transición para hablar con ellos y que nos contasen acerca de todo el camino recorrido hasta ahora.

En el año y medio de vida de Instrucciones Para El Vuelo, Teresa Martínez (voz, guitarra) y Tweety Capmany (batería), los dos miembros fundadores de Pan, han experimentado una auténtica montaña rusa de emociones. Si a finales de 2018 veían como sus canciones por fin salían a la luz después de un largo y cuidadísimo proceso de composición y grabación, desde entonces han tenido que lidiar con todas las complicaciones que supone tener un grupo. Las entradas y salidas en las demarcaciones de guitarra y bajo han sido constantes hasta encontrar a los ahora fijos Marcos Holgado y Pablo Pantera respectivamente.

Aún con todos esos contratiempos, esto no ha impedido que el combo madrileño haya podido presentar en los escenarios unos temas que caminan entre el rock alternativo y las baladas melódicas llenas de personalidad. Porque a pesar de que musicalmente les gusta irse a los extremos, precisamente eso es lo que muchos han sabido encontrar en ellos como algo especial. De eso mismo y de sus planes de futuro más inmediato nos sentamos a charlar hace unos días en la terraza de sus locales de ensayo antes de que en otoño se vuelvan a meter en el estudio junto a Manuel Cabezalí para registrar su segundo largo.

Instrucciones Para El Vuelo tiene ya un tiempo, pero vamos a empezar por el principio de la historia. ¿Cuándo comenzasteis a escribir las canciones?
TERESA MARTÍNEZ “Todo empezó como dos años antes de que saliese el disco más o menos, en verano de 2017. Yo estuve como un año y medio trabajando en los temas antes de entrar al estudio. Una vez grabamos el álbum, tardamos casi un año en publicarlo, porque al principio solo estábamos Tweety y yo. Había que completar la formación, grabar los videoclips… Terminar de arroparlo en definitiva”.
TWEETY CAPMANY “Yo tardé un poco en escuchar las canciones de Teresa porque nos resultaba difícil quedar. Pero en cuanto me las enseñó le dije ‘bueno, pues ya tienes batería’ (risas). Me gustaron mucho las maquetas que tenía. Así es como empezó la cosa”.
TERESA “En ese momento sólo tenía 4 ó 5 canciones. Cuando Tweety se incorporó al proyecto empezamos a currar en más temas”.

Manuel Cabezalí se hizo cargo de la producción. ¿Por qué le elegisteis a él y que os aportó?
TERESA “A Manuel le conocía sobre todo por Havalina, que me molan mucho. De hecho yo me siento muy influenciada por los 90 y Havalina es puro 90’s con guitarrones y muro de sonido. Le tenía en el radar pero más como músico que como productor, hasta que me empezaron a llegar discos que estaban producidos por él como los de Rufus T. Firefly, Christina Rosenvinge, Marlango… Cuando vi que su nombre aparecía en todos los créditos, pensé que sería la elección correcta. Hablé con él, le mandé las maquetas y le gustó mucho el proyecto. Él y yo coincidimos mucho en cuanto a influencias, así que nos entendimos muy bien desde el primer momento. Comprende muy bien lo que es la esencia del grupo y sabe ponerse en el papel de ser un miembro más. Aporta pero sin llevárselo a su terreno, sabiendo cual es el sonido y la identidad de la banda y como potenciarlo. Ha sido una labor muy importante por su parte”.
TWEETY “Estuvo genial porque durante el proceso de producción nos sacó un poquito de nuestra zona de confort. Cuando empezamos a montar los temas en el local sólo éramos tres personas, y en realidad el disco lleva muchas más cosas. Hay dos guitarras, arreglos de teclados… El tema estaba en tener un poco de fe ciega en lo que Manuel nos propusiese. Al principio puede que pensásemos que había cosas que no nos pegaban, pero en cuanto empezamos a escuchar los resultados entendimos perfectamente porque lo hacía así”.

“Obviamente todos tenemos influencias, pero si no les aportas algo tuyo, ¿entonces para que montas un grupo?” TERESA MARTÍNEZ

Como habéis dicho, el álbum se grabó aún siendo un dúo, sin tener guitarrista y bajista fijos. ¿Os costó mucho dar con los miembros de la primera versión de Pan?
TERESA “En un primer momento no teníamos claro si íbamos a meter a un segundo guitarrista o no. Era obvio que teníamos que buscar a un bajista pero en ese momento no habíamos pensado en nadie. Pero como estábamos con la cabeza puesta en grabar el disco y Cabezalí se ofreció a grabar los bajos, fue como ‘vamos a hacer el álbum y ya buscaremos después’. Hubo un tiempo en el que nos planteamos quedarnos como power-trío en función de cómo acabasen las canciones, porque lo mismo no necesitábamos más. Pero una vez terminamos todos los temas, vimos claramente que nos hacía falta otra guitarra. En ese momento Alain (Martínez, cantante y guitarrista de Qverno, anteriormente en Dinero – ndr.) se ofreció a colaborar en el bajo de manera totalmente natural por su parte. Para el puesto de guitarrista sí que hicimos una prueba como a 5 ó 6 personas y el que más nos encajó fue Manu Carrasco. No fue difícil en realidad”.

Sin embargo, desde que se publicó el disco las entradas y salidas han sido constantes en la banda. ¿Os ha frenado a la hora de poder tocar más en directo, lo cual es quizás la gran cuenta pendiente que tenéis?
TERESA “Tampoco pienso que nos haya frenado. Sí que ha desestabilizado un poco porque la persona en cuestión tenía otros proyectos y no daba a basto. Pero hemos tenido bastante suerte cada vez que nos ha pasado porque siempre hemos acabado encontrando a alguien que encajaba”.
TWEETY “A mí de alguna manera me parece hasta bonito que haya pasado tanta gente por el grupo, a pesar de que siempre es algo peliagudo. Pero mola porque al final acabas revisitando las canciones de otra manera. Cada vez que ensayas los temas con otra persona te aporta un sonido y una manera de entender la música diferentes”.

También es cierto que mantener desde el principio a las mismas 4 ó 5 personas de un grupo es algo prácticamente imposible.
TERESA “Claro. En nuestro caso ha sido porque estar en una banda exige muchísimo sacrificio, aunque sea para hacer algo que te guste. Pero al final tienes que estar pidiendo días en el curro, te quita mucho tiempo de tu vida social… La gente que se ha marchado ha sido porque no podía con la carga que les suponía, pero no por falta de compromiso o algo parecido”.

Volviendo al álbum, la verdad que en las primeras escuchas resultaba un tanto confuso hacerse una idea de por dónde iba vuestra música. A ratos podéis sonar tremendamente contundentes y otras mucho más suaves. ¿Diríais que esa dualidad es la que al final acaba definiendo a Pan?
TERESA “De momento diría que sí. Para el próximo disco aún no lo sabemos (risas)“.
TWEETY “Es cierto que hay dos caras muy marcadas. De hecho, yo creo que el tema que consigue unirlas de algún modo es ‘Pupila’. Pero por ahora parece que lo que define a Pan es un poco eso. Lo que no tengo claro, porque ya ha pasado mucho tiempo, es si en las maquetas sonaba realmente así. Fue algo que evolucionó hasta convertirse en lo que al final ha resultado”.
TERESA “Es lo que comentábamos antes del trabajo de producción de Manuel. Él intentaba resaltar el carácter de cada canción alejándose de los tópicos. Quizás cuando estuve haciendo las demos sí que tenían una línea más parecida, pero en cuanto empezamos a trabajar con Cabezalí tomaron otro rumbo. Por ejemplo, ‘Norte Y Sal’ al principio no tenía piano, sino que era la típica balada con guitarra, voz y ya. Entonces él la cogía y decía ‘ésta la vamos a hacer súper bonita’. El espectro en el que pudiesen moverse los temas, al final los acabábamos llevando al extremo que más les convenían. También ‘La Nada’ era una canción más normal y al final en el estudio acabó dirigiéndose a otro sitio. Más que polarizar, diría que lo que hemos hecho es resaltar los contrastes que hay entre las canciones, haciéndolos más evidentes para que todas tengan su personalidad”.

Por otra parte, siempre mencionáis que estáis influenciados por el rock alternativo de los 90 con The Smashing Pumpkins o Radiohead como referencias, pero sin embargo no sonáis para nada a ellos. Tratándose de vuestro debut, creo que tiene su mérito ya que en estos casos las influencias siempre suelen estar a primera vista.
TERESA “Te has ganado otra cerveza (risas). Ésa era totalmente nuestra idea, la de no querer hacer algo que ya se hubiese hecho hace 30 años. Obviamente todos tenemos influencias, pero si no les aportas algo tuyo, ¿entonces para que montas un grupo?”.
TWEETY “Esto es como si te lees Cien Años De Soledad de Gabriel García Márquez y quieres escribir un libro. Pues no utilizas las mismas frases que él, sino que vas cogiendo un poco de aquí y allá, las aplicas a tu manera… y al final acaba saliendo algo que te define, no porque quieras volver a escribir Cien Años De Soledad. Supongo que eso pasa también en la música. Hay cosas que acabas absorbiendo de manera inconsciente pero no dices ‘voy a hacer exactamente esto porque lo ha petado’“.
MARCOS HOLGADO “Precisamente, yo que conocía al grupo antes de entrar a tocar con ellos y había leído muchas entrevistas suyas, siempre comentaban que sus influencias estaban en los 90. Y yo no encontraba eso. Cuando me ocurre que no sé ubicar los referentes de una banda, pienso que es porque tiene un sonido único que no se parece a nada. Escuchaba Instrucciones Para El Vuelo y me sonaba a algo diferente. Por eso me enamoré de Pan”.

La elección del nombre de la banda no parece casual, más aún si atendemos a las letras. Parece que hay un trasfondo de pérdida de la inocencia, miedos a enfrentarse a la edad adulta… Todo eso casa muy bien con el personaje del cuento de James Matthew Barrie. ¿Sufrís complejo de Peter Pan?
TERESA “Sí y no. El complejo de Peter Pan suele asociarse a alguien que no es capaz de adquirir las responsabilidades de la vida correspondientes a su edad. Y en ese sentido sí que nos sentimos un poco así porque yo ahora mismo tengo casi 40 años y quizás no se supone que deba estar en un grupo de música. ¿Por qué tengo que renunciar a eso si es la ilusión de mi vida?. Pero al margen, tengo mi trabajo, pago el alquiler y las facturas… No voy de viva la vida en plan hippie, vaya (risas). Nuestro complejo de Peter Pan va por el lado de no querer olvidar esa pasión que tenemos desde que éramos niños y nos enganchamos a la música. Y al mismo tiempo, para poder apostar a este nivel por una banda, tienes que ser organizado, responsable, tener un curro… porque si no es imposible salir adelante”.
TWEETY “Y además de todo eso Pan también es un dios de la guerra, así que mola todavía más (risas)“.

Esa imaginería a lo Peter Pan de algún modo se ha acabado colando en el videoclip de ‘La Nada’ que estrenamos en nuestra web hace bien poco.
TERESA “En realidad no fue algo intencionado por nuestra parte, ya que el guión del video es de Christopher Cartagena, el director que después se asoció con Fran Insúa para llevarlo a cabo. Pero aún así creo que supo capturar muy bien toda la idea del disco. No fue algo buscado, pero sí que es verdad que hay cierta conexión”.

La verdad que el resultado es impresionante. No es habitual encontrarse con una producción de este tipo tratándose de un grupo que viene del underground. ¿Cómo surgió la oportunidad de realizar un video así?
TERESA “Ha sido el típico proyecto que se te acaba yendo de las manos (risas). Lo que ocurrió es que Christopher estaba haciendo un corto, necesitaba una canción y nos pidió si le podíamos ceder ‘Pareja Caucásica Sonriendo’. Al mismo tiempo estábamos dándole vueltas a hacer algo especial con ‘La Nada’ y se lo comentamos. A él le apetecía meterse de lleno en el mundo de los videoclips y quería hacer algo muy ambicioso. Nosotros no éramos del todo conscientes de lo que se nos venía hasta que nos vimos en el plató de rodaje rodeados de un equipo de 30 personas como si fuese una producción de cine. Ha sido una oportunidad trabajar en algo así porque una banda con un primer álbum no se puede permitir un video como este. Ha sido un win-win para ambas partes”.

Con el video de ‘La Nada’ ponéis punto casi final al ciclo de Instrucciones Para El Vuelo. ¿Confiáis en poder dar algún concierto más a modo de despedida antes de entrar a grabar el siguiente?
TERESA “En principio creemos que no porque en noviembre nos metemos al estudio a grabar el segundo álbum. Ahora estamos componiendo y en octubre nos pondremos con la pre-producción. Si en diciembre alguien nos propone tocar y se puede, lo mismo se alinean los astros y decimos que sí, pero la idea que tenemos es volver a los escenarios en 2021”.

Y ya que estamos, ¿qué me podéis contar de las nuevas canciones? ¿Seguirán esa bipolaridad que comentábamos antes, inclinaréis la balanza a alguno de los dos lados o sorprenderéis por nuevos caminos?
MARCOS “Yo creo que se va a mantener la personalidad por completo y eso es un buen paso inicial. También pienso que sigue habiendo un poco de los dos caminos: canciones con mucha caña y otras más calmaditas. Habrá un poco de todo. De todos modos, todavía estamos descubriendo a ver a donde nos llevan los temas”.
TWEETY “A mí sí que me parece que el asunto se diversifica un pelín más. Creo que hemos crecido con este disco y entiendo que no debemos seguir exactamente los mismo pasos, sino volar por otros lados. Pero como dice Marcos, en esencia suena a Pan”.

GONZALO PUEBLA