Son malos tiempos para llamarte Mayhem. O no, porque como nos demuestran en esta entrevista, a la leyenda noruega se la resbala absolutamente toda la porquería que se vierte a diario en las redes y en cualquier otro campo de la vida actual. Ya tiene narices que venga a aportar algo de cordura al patético sainete en el que se han convertido nuestras existencias, precisamente, la banda más polémica y enajenada de la historia.

Ahora que inexorablemente hemos pasado a vivir entre estudios de mercado con patas, entre existencias raquíticas y clónicas a las que Silicon Valley ha convencido para creerse especiales, resulta revitalizante charlar con alguien como Ghul, el guitarrista británico de la mítica banda de black metal Mayhem.

Tras comprobar lo centrado que estaba Teloch en el proyecto escandinavo cuando le entrevistamos hace unos dos años, con él logramos entablar una conexión personal gracias a su necesidad de rechazar, de forma imperiosa, por salud mental, el circo perverso y exasperante en el que se ha convertido vivir en sociedad.

Desde luego, cuando Attila Csihar (voz), Necrobutcher (bajo) y Hellhammer (batería) confiaron el aparato compositivo a estos dos ‘jóvenes’, sabían muy bien lo que se hacían. Sus amplios conocimientos sobre los poderes que alimentan el black metal, la propia idiosincrasia y legado de la banda, y sobre cómo Mayhem se ha establecido como un símbolo más allá de la música, queda fuera de toda duda en cualquier conversación que mantengas con ellos, en cualquier canción que escriban para el grupo. Casi podríamos afirmar que los dos últimos en llegar son ya su cerebro, el motor creativo.

El pasado 9 de julio Mayhem publicaron Atavistic Black Disorder / Kommando (Century Media), un EP que entrega un tema inédito, dos cortes ya publicados como bonus en su anterior Daemon, y quizá lo más sorprendente para algunos: varias versiones de Discharge, Rudimentary Peni o Ramones. Este acercamiento al punk nos vino que ni pintado para conocer mejor a Ghul, un tipo despierto que lleva casi una década en el grupo, pero que, en esta insufrible era de la hipérbole y el neomacartismo generalizado, ha preferido moverse entre las sombras precisamente porque tiene mucho por decir.

¿Dónde vives ahora, en Reino Unido o en Noruega?
GHUL “No, no, vivo en Países Bajos actualmente. Es un poco más conveniente porque es territorio intermedio en Europa, así que es más sencillo a la hora de girar, de viajar… por eso vivo aquí”.

“No quiero ser famoso, no quiero ser reconocido; sólo quiero ser músico y tocar” GHUL

Llevas tocando en Mayhem desde 2012, pero tengo la sensación de que, como Teloch es la cara de la banda desde hace ya un tiempo, mucha gente todavía no sabe que tú también eres miembro de pleno derecho de ella, y que has grabado y participado en sus últimos discos. ¿Sientes lo mismo?
“Sí, sí, cierto… Un poco sí, pero tengo que decir que soy una persona un poco más privada, pero también que los otros chicos, Attila, Necro, Hellhammer, tampoco les gusta mucho ser la cara del grupo. Pero la banda es la banda, y supongo que siempre tiene que haber alguien conectado con el público. Igualmente, por mi parte, no estoy muy interesado en ser algo más que un músico, no quiero ser un artista que vive como una Kardashian… (Risas) No quiero ser famoso, no quiero ser reconocido; sólo quiero ser músico y tocar”.

Ya, lo entiendo perfectamente… Ahora que Darkthrone han sacado disco y continuamente ves a Fenriz en tantísimas fotos en las redes, como si fuera un payaso o qué sé yo… Me parece excesivo.
“Sí, de alguna forma han llegado estas distintas maneras, lo que no sé es si es divertido… Tampoco sé si es lo mejor para la escena, lo más natural para mostrar tu personalidad. Creo que la mayoría de músicos de este estilo quieren mantener cierta distancia, pues tienes que saber cuándo contenerte para no llegar a ser como una rockstar”.

Es que somos black metaleros, no putos tiktokers.
“Correcto, exacto. Creo que es importante, sobre todo hoy en día, en el que hemos perdido el control al ir todo tan deprisa, cuando hemos perdido tanto a muchos niveles, con miles de cosas pasando tan velozmente. Hemos perdido mucho, sobre todo en el último año, y lo odio. Entonces, todo va tan rápido que ya se ha perdido el material que hice hace sólo unos pocos meses… Pero es el momento que ha empezado, por mucho que lo odiemos. De todas formas, como decías, eso es erróneo, eso no conecta con el tipo de música que hacemos. Opino que es una cuestión de encontrar el equilibrio, de estar presente y ver cómo trabajan las redes sociales, pero todavía manteniendo el alma. Es algo difícil de configurar actualmente”.

Cuando te uniste a la banda, ¿qué te encontraste? Supongo que siendo músico y metalhead, el nombre de Mayhem tenía que resultar imponente al principio… ¿Es la banda mucho más profesional, o por el contrario, caótica, de lo que la gente podría pensar?
“Es increíblemente caótica (risas). Sí, sí, en serio… Pero no en el mal sentido, porque en su interior es profesional, y seria en lo que hace, y en cuanto a la calidad y su legado. Así que en esencia es muy profesional, reclama dar lo mejor de sí, pero las personalidades implicadas significan demasiado caos, son muy fuertes, pero bueno, es que Mayhem describe esa sensación de vivir al límite a cada momento. Muchos te hablarían de esa sensación de extremismo bastante fuera de control muchas veces”.

Sé que Teloch es muy profesional, y las veces que he charlado con Attila me ha parecido muy buen tío…
“Sí, totalmente”.

¿Pero cómo son Necrobutcher y Hellhammer a nivel personal? Nunca dan entrevistas, parece que odien a los medios y vivan en su propio mundo… (Risas).
“Necro está dando muchas entrevistas actualmente, quizá más que ninguno de nosotros, pero sí, supongo que hemos llegado a un nivel, a un punto, en el que trabajamos muy bien juntos. Attila es muy amigo mío desde hace muchos años, de mucho antes incluso de unirme a la banda. Hay algo potente ahí. Con Teloch es con quien más trabajo, pero puedo decirte que son personalidades fuertes que convergen de muchas maneras en el proceso creativo, que hace que la banda sea lo que es. Y eso es lo que hacemos con todas esas energías”.

¿Y dirías que tu relación con los medios puede ser diferente a la de ellos porque escribiste en la revista Terrorizer, o precisamente porque nos conoces también nos odias? (Risas).
(Risas) Bien, estuve un tiempo trabajando para Terrorizer, pero me interesaba más ser músico que periodista, la verdad. En lo que a mí respecta, debo decir que prefiero no interactuar del todo con la prensa, es más práctico, pero al ser fan, puede ser más interesante hacer entrevistas, con ello entablé muchas amistades. Es una moneda de dos caras, es complicado de explicar. Trato de no leer sobre mí mismo, trato de no leer las entrevistas, intento no leer a la prensa, críticas, ni nada que se le parezca. Pero no es porque odie a los periodistas o algo así… Es porque puede cambiar lo que haces hacia algo que no es verdadero para ti, y por eso no leo esas cosas. Porque cuando un redactor se pone crítico con una cosa que has hecho, algo en tu cabeza puede hacer que ya no lo compongas así en el futuro, que en esencia cambie tu perspectiva. Que eso se convierta en algo que no es representativo de ti mismo. Es difícil de explicar, pero se trata de no sucumbir a fuerzas externas para expresarme como mi yo real en la música, y pienso que como banda en general. Realmente no nos fijamos mucho en lo que se diga acerca de nosotros, por la misma razón que te decía: no queremos vernos envueltos en ese espacio instantáneo, donde todo va tan rápido; queremos mantener lo que Mayhem es en primer lugar. Y también, especialmente en los últimos años, hemos tenido que leer lo que dicen los fans, pero mucho más… Por supuesto, todo el mundo sabe nuestra historia, pero eso es sólo un mínimo de lo que somos. Los fans se centran en ello y en esa naturaleza chocante, pero para nosotros es más interesante dejarlo un poco atrás, no acercarnos tanto”.

Eres más joven que Attila, Necrobutcher o Hellhammer.
“Sí, soy el más joven como decías, pero hemos conseguido hacernos amigos aunque todavía haya ese nivel de respeto conseguido a través de los años, ese reconocimiento. Sí, sí…”.

¿Cómo conociste la música de Mayhem? ¿Recuerdas tu primera experiencia en el metal extremo?
“Sí, absolutamente… Recuerdo que mi hermano escuchaba en casa cosas como Death, Sepultura, y en ésas que se introdujo en Emperor con Wrath Of The Tyrant. Fue entonces cuando me mostré interesado y me hice con Blackend – The Black Metal Compilation, que traía ‘Pagan Fears’… Creo que era ‘Pagan Fears’, y ésa fue mi primera experiencia con Mayhem, con esa canción. Luego a lo largo de los años con uno de mis mejores amigos nos hicimos grandes fans, siempre estuve escuchando material de ese tipo. Cuando ya empecé a trabajar con la banda puede inspeccionar mejor su fondo de armario, y es muy variado. Ésa es la mayor diferencia que aprendes con una canción de De Mysteriis… en comparación con una del Grand Declaration…, con todo ese caos. Están separadas por una gran posibilidad de recursos distintos”.

Cada nuevo álbum de Mayhem muestra una cara distinta de la bestia.
“Sí, totalmente. Lo que diferencia esta banda de las demás es que tiene muchos estratos, tiene mucha más variedad que otras formaciones manteniendo el mismo nombre. Creo que ése es el espíritu que ha hecho que Mayhem sea lo que es. Es algo similar a su actitud particular”.

Cuando eras sólo un fan, ¿cuál era tu álbum favorito de Mayhem? Y en la actualidad, siendo parte de la banda, ¿ha cambiado tu perspectiva sobre alguno de sus álbumes, observas cosas distintas ahora que tocas esas canciones todas las noches?
“Ésa es realmente una pregunta muy interesante. El caso es que mi álbum favorito en su día fue Wolf Lair Abyss (sí, es un EP –ndr.), todavía me gusta el álbum, y la razón por la que es mi favorito, o supongo que es mi favorito, es porque mi amigo de mayor confianza me lo grabó en cinta, o eso creo recordar… pero bueno, el caso es que lo escuchaba todo el rato. Y aún me gusta el disco, y sobre todo al tocar las canciones las disfruto mucho y realmente puedo apreciar al hacerlo juntos las interesantes mentes musicales que tienen. En lo que respecta a cómo ha cambiado para mí esa música, puedo decir que cuando tocas algo una vez tras otra, tras otra y tras otra, esas canciones cada noche, durante años, las empiezas a ver de otra forma, empiezas a ver cómo trabaja esa música, a entender la violencia y el alma, y la blasfemia que hay ahí, y que no habías aprendido aún. Hay algo instintivo que te invoca a hacerlo con los riffs y cómo trabajan, porque cuando lo haces tan a menudo, puedes entender un poco mejor cómo funcionaban esas mentes. Naturalmente, supongo que mis temas favoritos… cómo lo diría, es complicado, cada canción te parece mejor por cómo te hace sentir de manera distinta… Cuando tocas material de Grand Declaration…, es algo muy poderoso que hacer. Ésa es la verdad, es una experiencia muy potente tocar esa música en directo ante gente. El público ha amado ese material durante años, así que hay que interpretar los sentimientos que despiertan esas canciones en la forma que han evolucionado naturalmente en directo. Básicamente es todo un proceso en curso”.

Al igual que algunas de las canciones de Daemon, ‘Black Glass Communion’ fue escrita enteramente por ti, tanto la música como la letra. Aunque tú y Teloch sois los guitarristas, es un poco raro que los dos últimos músicos en unirse a una banda veterana se encarguen de la composición.
“Sí, pero bueno, eso no es realmente cierto, porque cuando compones un riff luego es algo que se desarrolla entre todos, y lo que hace que sean temas reconocibles y no de otra banda distinta es porque somos nosotros, y somos nosotros porque es un álbum de Mayhem. Es Hellhammer a la batería, es Attila a las voces, Necro al bajo. Esa mezcla es la que hace quiénes somos y el hecho es que, en esencia, son esas personalidades que he nombrado las que consiguen que sea lo que es. ¿Entiendes? Si te lo tomas con distancia, ves que es el proyecto de Mayhem y canciones de Mayhem. Estamos a cargo de eso, absolutamente (risas), pero no del todo, porque es un proceso en grupo y, personalmente, considero que es Mayhem quien está a cargo de ello. Su nombre, el espíritu, esta banda, la entidad, es lo que está realmente detrás de todas esas cosas. Estas canciones no significarían nada si no tuvieran a esos músicos involucrados en ellas”.

Para muchos las canciones de Daemon son lo más cercano que habéis estado de vuestro gran clásico, De Mysteriis Dom Sathanas. ¿Estás de acuerdo?
“Debo decir que algo hay invocado hacia allí, sí, en las sensaciones que despierta el álbum, pero musicalmente es muy diferente. Pero definitivamente, cuando oigo a gente decir, o a amigos, que es De Mysteriis Part 2, no podemos hacer eso, no podemos decir eso, porque no podemos volver atrás en el tiempo, es algo imposible de realizar. Lo único que puedo decir es que la atmósfera del disco, la forma en que el álbum te hace sentir cuando lo escuchas, la manera en que los textos te introducen a Daemon… Pues sí, puede que dé pie a esas consideraciones de la gente. Pero igualmente, no se puede comparar con De Mysteriis…, no, basta, no podemos lograr eso. Algo como De Mysteriis… sólo se da una vez en el tiempo y ya nunca más se puede grabar algo así”.

Básicamente lo que ocurre con el último álbum es que tocáis mucho más cerca de lo que se puede entender como black metal clásico.
“Sí, ahí le has dado. Creo que eso sí se puede considerar más porque giramos con De Mysteriis… durante tres años y lo tocamos unas 200 veces, así que cuando nos pusimos a componer eso pudo haber influenciado en el proceso de crear el nuevo álbum. Tuvo un gran efecto, porque puede ser lo más cerca que ha estado Mayhem a, como has dicho, el black metal clásico. Es definitivamente lo más cerca que hemos estado de eso en muchos, muchos años, y parece que encaja con ello”.

‘Black Glass Communion’ y ‘Everlasting Dying Flame’ ya se pudieron escuchar como bonus tracks en Daemon, y la única canción inédita es ‘Voces Ab Alta’. Personalmente creo que son tres grandes temas que podrían haberse incluido perfectamente en el tracklist normal del disco, por lo que podríamos decir que las versiones son la guinda del pastel dentro del nuevo EP, ¿no?
“Sí, cierto, y gracias por tus palabras. Cuando grabamos Daemon, todo fue grabado juntos a la vez en una sola sesión, y esas tres canciones forman parte de ésta. Por supuesto, cuando hicimos el disco, tuvimos que pensar en él como una entidad, como si escribiéramos un libro, y si era demasiado largo, podía perder su impacto. Así que tomamos la decisión de tratar de que el álbum fluyera y se sintiera como un viaje musical bien ensamblado, y esas canciones no se ceñían del todo a ese viaje una vez las tuvimos. Nunca las tiramos, nunca pensamos en desecharlas, pero a la hora de construir el nuevo disco dijimos ‘OK, esto no encaja, podemos usarlas luego’”.

Por lo que he leído, Mayhem suele tocar muchas versiones durante los ensayos o las pruebas de sonido en las giras… Todo viene de ahí, ¿no?
“Sí, sí, en su mayor parte. Especialmente ponemos en marcha estas cosas o las traemos entre manos cuando hacemos jams juntos a menudo, a veces de forma estúpida, a veces cabreada… todo depende de lo que se respire ese día. Suelen ser canciones metal y nos ponemos a hacer eso todo el grupo… Puede ser Motörhead o lo que sea. Debo reconocer que no sé por qué nos pusimos a trabajar en ello, pensamos que era algo interesante que hacer, algo en lo que mantenernos trabajando. Pero de inicio no había planes de publicar estas canciones, fue más así como ‘vamos a gastar el tiempo de estudio que nos queda en esto, vamos a intentarlo’. Y el resultado fue guay, y supongo que ha quedado como algo nuestro más abierto, sí”.

Siempre he tenido una pequeña discusión con muchos fans del black diciéndoles que este estilo bebe mucho del punk, tanto en actitud como a la hora de centrarse en canciones básicas, más arrastradas, por así decirlo… Si no recuerdo mal, Mayhem ya grabó versiones de Dead Kennedys en 1987.
“Correcto, correcto, estás totalmente en lo cierto, y ésa es otra de las razones por la que pensamos que estaría bien publicar esto. Si escuchas Deathcrush es una mezcla con un poco de ello en la que de repente cambian las voces, pero que está muy cerca de algo que pretende ser canciones punk. Así que se puede afirmar eso, pero definitivamente es en la actitud donde más se nota, el ir contra lo establecido, las autoridades, en patear lo que te rodea y hacerlo con agresiva testosterona. Así que sí, obviamente es un cruce, y espero que la gente entienda la razón por la que hemos hecho estas canciones como una representación honesta de algo, no como un tocar por tocar, y menos como una manera de hacer algo de dinero ahora que no podemos salir de gira. Definitivamente no es eso”.

Cronos de Venom siempre habla de sus raíces punk rock, así que su enorme influencia está ahí.
“Por supuesto, por supuesto, ahí está. Si escuchamos una banda como Motörhead, es un grupo donde realmente se nota mucho la mezcla de rock’n’roll y punk, es una banda que gusta tanto a gente del punk como del metal, un auténtico crossover. Así que bandas como Venom o Motörhead dieron un paso más, y sí, claro, las raíces punk son muy obvias en el black metal si te fijas en ello”.

“El estilo de Hellhammer es único, cuando le oigo tocar creo que es imposible de reemplazar, es una mezcla muy ecléctica de influencias” GHUL

En la nota de prensa Hellhammer admite que Marky Ramone es uno de sus baterías favoritos de todos los tiempos… ¡Menuda sorpresa!
“Sí, sí, él es muy amplio respecto a la batería, mucho más de lo que la gente podría pensar. Su estilo es único, cuando le oigo tocar creo que es imposible de reemplazar, es una mezcla muy ecléctica de influencias”.

Sí, casi 40 años después para mí Hellhammer sigue siendo una máquina de destrucción masiva (risas).
“Totalmente. De hecho estuve con él en Noruega hace un par de semanas, y tocando juntos vi que sonaba increíble. A día de hoy, mejor que nunca. Es fabuloso, fabuloso… Sigue rompiendo moldes”.

¿Y qué grupo punk o músico serían tus preferidos?
“Creo que siempre tendré un fuerte vínculo con Emperor y Enslaved, por ahí es donde empecé, y todavía amo muchísimo Anthems To The Welkin At Dusk. Básicamente también creo que Enslaved tienen material bastante punk en sus inicios. Creo que estas dos bandas siguen siendo probablemente las que más me gustan, mis más grandes amores, pero eso son cosas que van cambiando. Descubres nuevas cosas, rescatas material antiguo, pero supongo que mis principales influencias vendrían dadas por estos dos grupos”.

Llegados a este punto, voy a cambiar un poco de tema para rememorar la pequeña polémica de cuando fuisteis a tocar a Israel, como si apoyarais el apartheid contra los palestinos o lo que sea…
“Ya, ya, sí. Eso ocurre a cada momento, y cada año va a peor, y a peor, y a peor… Creo que el mundo sería un lugar mejor si la gente que actúa, y los músicos, hicieran sus putos trabajos y pararan de decirle a las personas qué tienen que pensar en cuanto a política, dejando que su público lo haga por sí mismo. Porque, OK, si vamos a tocar a Israel, es obvio que lo haremos por un público que nos entiende, un público metal que lo sufre y tiene una opinión propia, y es capaz de pensar por sí mismo, que tiene sus propias vidas, y la cuestión palestina no variará para el gobierno vayamos o no. No hay mucho más que decir, ya hay fantásticos activistas cualificados para realizar declaraciones políticas informadas, así que eso es sólo lo que podemos hacer, porque somos músicos. Deberíamos dar respuestas políticas si fuéramos una banda política, pero no, no creo que encuentres ese nivel en nuestro material. Así que no, no podemos hacer nada ante eso. Es erróneo, es una idiotez. Estamos interesados en hacer shows, en hacer que la gente sonría al final del día, en que pasen un buen rato. Les damos esas experiencias y sentimientos, porque esas experiencias y sentimientos son la razón por la que tocamos”.

Por otro lado, ¿la peña no puede entender que incluso en Israel hay gente que está harta de esa política asesina y que no es culpa suya por haber nacido allí?
“No me gusta mucho hablar de ello porque no digo suficiente cuando lo hago. En confianza, opino que cualquier conflicto o problema en el mundo viene dado por ricos que obligan a otros a hacer cosas que no quieren a expensas de todos los demás. El 1% del planeta gobierna por encima del otro 99%, y eso afecta a cada aspecto de nuestras vidas, a cada aspecto de la política y los eventos globales. Las personas medias de la calle sufren, y los ricos son élites súper poderosas. Se dedican a sus juegos mientras la gente muere, sufre, pierde sus negocios, mientras la gente pierde sus vidas. Y todo por esas decisiones que toman, por lo que conviene recordarlo a la hora de abordar cualquier conflicto o discusión de esa naturaleza en cualquier nación”.

Me hizo gracia ver a Teloch con un parche de Burzum en las fotos promocionales. Dada la ridícula fijación de Facebook con la banda y lo que ha significado Vikernes en la historia de Mayhem, parece un ‘que os jodan’ en toda regla, para bien o para mal (risas).
“Ya, ya, creo que es algo que los fans entenderán más allá de la banda, pero sí, por supuesto, es algo que queda así en confianza en ese caso… (Risas) El presente pasa por escribir música, qué podemos hacerle…”.

“Es un momento horrible en el que estar vivo” GHUL

¿No crees que todo está demasiado tenso últimamente, que todo se ha convertido en estúpidas disputas en las redes sociales para satisfacer los egos de todos esos fundamentalistas hipócritas adictos a lo políticamente correcto?
“Sí, absolutamente, creo que has comprendido mis sentimientos actuales a la perfección. En esencia es un momento horrible en el que estar vivo. Cuando estabas en una banda se suponía que ibas a centrar tus energías en eso, pero ahora parece que los músicos esperan a que sea la sociedad la que dicte lo que significa su grupo. Claro, la gente de esta escena espera que al final del día hayas ido al límite con tu música, pero en la actualidad, es como un saneamiento que pretende lograr una versión pulida de la raza humana, como si nada fuera mal en nuestras vidas. Y es todo tan estúpido… Por desgracia no somos uno de esos grupos, eso seguro (risas), así que ésa es la razón, por tanta hipocresía, que hemos tomado distancia respecto a las redes, porque no es un mundo en el que queramos estar y, decididamente, un mundo que me guste”.

Desde luego se echan de menos los 90… Porque el black metal es transgresión, y parece que el mundo vaya en la dirección opuesta.
“Lo es, lo es, no sé qué ocurre… Parece que todo ha tomado el camino equivocado, las cosas van hacia una dirección terrible, es incluso peor de lo que nadie pueda imaginar. Pero bueno, ya sabes, no son mis asuntos, yo toco la guitarra”.

(Risas) Volviendo a la música, por lo que le he leído a Teloch, no habéis aprovechado la pandemia para escribir nuevas canciones u otro álbum.
“No, realmente no. Nos tomamos un descanso por un tiempo porque habíamos trabajado muy intensamente, así que aparcamos un poco a Mayhem para recargar las pilas. Volvimos a ello hace un par de semanas en vistas a los shows y la energía positiva había vuelto, cada uno estuvo tocando como mejor sabe, así que fue importante tomarse unas vacaciones de la banda, de cada uno de nosotros, del estrés del proceso… Piensa que habíamos estado trabajando de forma muy intensa con tres años de tour con De Mysteriis…, luego el estrés del nuevo álbum, que fue un tremendo dolor de cabeza, y luego la gira del disco. Así que fue bueno para nosotros no hacer nada (risas), absolutamente nada durante un año”.

De hecho hoy acabáis de confirmar una nueva gira europea para el año que viene después de que la anterior con Daemon tuviera que ser cancelada. ¿Crees que esta pesadilla del coronavirus habrá terminado por fin? (Risas).
“Recuerda lo que he comentado antes de que sólo el 1% está jodiendo el mundo para todos los demás, y éste es otro de esos casos. De nuevo, interactúan demasiados factores que tienen que ver con la política. Si estaremos ahí es algo que depende otra vez de muy poca gente en el mundo, de nuestros gobiernos y tal. Desgraciadamente es difícil de saber, no se puede saber, pero definitivamente no es algo que esté en nuestras manos, así que si estaremos ahí o no, quién sabe”.

¿Y qué planeáis hacer en el próximo tour? Imagino que, dado que tenéis un nuevo álbum y un EP, escucharemos muchas nuevas canciones.
“Espero que así sea, sí, nos gustaría. Ya teníamos un muy buen setlist en esa gira europea que empezamos en 2019, cuando todo se fue al traste. Tenemos nuevo material que intercalar en el repertorio y esa mezcla se notará un poco. Hay nuevas cosas también en el próximo tramo de gira que preparamos, aunque obviamente cualquier cosa puede pasar, pero tenemos el tiempo suficiente para prepararnos. La razón por la que tratamos de tocar tantos nuevos temas como podamos es porque disfrutamos tocándolos, básicamente”.

PAU NAVARRA