Por petición expresa de la artista y su agencia, todo lo que actualmente rodea a LINGUA IGNOTA debe ir en capitulares. No nos extraña, porque absolutamente mayúsculo es lo que Kristin Hayter nos entrega en CALIGULA.

Es en las condiciones más adversas cuando el ser humano se supera, y desde luego, de eso, la estadounidense Kristin Hayter sabe un rato. Habiendo sobrevivido a una relación más allá de lo tóxico, envuelta de violencia machista, e incluso a una anorexia, la artista californiana renació de sus cenizas gracias a LINGUA IGNOTA, un proyecto personal donde la multiinstrumentista vuelca todo su odio y rencor hacia una sociedad patriarcal, ilógica y feminicida que camina directa hacia la autodestrucción.

Dotada de unas capacidades musicales muy por encima de las de cualquier compañero de generación, donde no existen las fronteras y la música clásica y el neofolk se dan la mano con noise, industrial, black metal o dark wave, su segundo álbum All Bitches Die ya llamó la atención del sello duro con mayor pedigrí del planeta, Profound Lore, quienes gustosos lo reeditaron para empezar a forjar esa corona de laureles que, a día de hoy, Hayter ya ha demostrado que merece exhibir.

Y es que, dos años después, LINGUA IGNOTA reaparece con CALIGULA, la obra conceptual que debería poner esta banda en boca de todo el mundo. Desgarrador, contundente, doloroso y, a su vez, sumamente bello, su tercer largo es una exultante demostración de poder que en RockZone supimos valorar desde el primer instante.

Sobre todo esto y más hablamos con Kristin Hayter, una joven que nos muestra que, a veces, el extremismo y la radicalidad son el camino correcto.

CALIGULA es el mejor álbum que he escuchado en esta primera mitad de año. ¿Cómo te hace sentir eso?
KRISTIN HAYTER
“Me siento muy emocionada con que la gente esté respondiendo bien al disco hasta ahora. Hacer música es un gran privilegio y soy muy agradecida”.

Tan pronto como escuchamos CALIGULA decidimos hacerlo nuestro Disco del Mes. ¿Te sorprenden las reacciones que está logrando el álbum? ¿Crees que esto es el inicio de algo grande?
“¡Muchas gracias! Me sorprende, siempre me ha sorprendido que a la gente le guste mi música. Nunca esperé hacer nada con ella ni que fuera a llegar a ningún lado, pero iré tan lejos como me sea posible siempre y cuando siga siendo honesta”.

LINGUA IGNOTA no se explica del todo sin hablar de tu pasado, con esa relación sentimental marcada por la violencia y la anorexia. Desconozco cómo de cómoda te sientes al tratar el tema, pero seguramente, si no hubieras superado esa pesadilla ni tú ni yo estaríamos charlando ahora mismo, ni tendríamos un proyecto musical tan especial como LINGUA IGNOTA. Fue horrible, pero todo terminó bien, ¿no? Eso te hizo fuerte, una mujer invencible, y ahora todos disfrutamos de una gran banda como la tuya.
“Tan difíciles como fueron muchas de mis experiencias, me dieron la fortaleza que no hubiera tenido de otra manera, o me mostraron cuán fuerte podía ser. Mucha gente pasa por cosas similares o peores, y espero que otras puedan ver que hay esperanza de sobrevivir y recuperarse de nuevo. A veces, a través del sufrimiento viene la salvación”.

Aunque cada persona es totalmente distinta, ¿qué le dirías a alguien que esté pasando por una situación similar?
“Le diría, sigue adelante. Hay un camino a través de eso. A veces es difícil encontrarlo, o parece imposible, pero está ahí. Eres valiosa y digna de respeto y amor”.

LINGUA IGNOTA es tu venganza hacia un mundo cruel y asquerosamente misógino, ¿pero no salvarías nada de nuestra sociedad? ¿Todo debe arder realmente?
“Creo que parte de mi proyecto es de una gran brutalidad, pero también de una gran ternura. Hay rabia, pero también hay ahí mucho amor, y creo que eso vale algo. Una vez más, creo que a través del sufrimiento viene la salvación, a través del fuego nuevamente. El fuego me hizo de nuevo, al menos”.

Creo que de niña tuviste una educación musical clásica, algo que realmente se nota en tu propuesta, ¿pero cómo descubriste el metal extremo y qué te fascinó de él?
“Me metí en la música alternativa cuando era muy joven y en la música extrema de adolescente a través de mis amigos. Todos éramos unos inadaptados. Siempre fui una niña solitaria y ansiosa, melancólica, se modo que cuando esa música se hizo accesible para mí, resonó, y empecé a profundizar más y más en distintos subgéneros. También tengo cierta inclinación por la investigación, así que me obsesioné un poco. En la escuela de arte estudié mucha Historia del Arte y realmente me fijé en cómo los estilos y los periodos son definidos y categorizados. Es lo mismo con la música, y para mí la música tiene un verdadero impacto visceral”.

“Sigue adelante. Eres valiosa y digna de respeto y amor” KRISTIN HAYTER

En mi opinión, el piano es realmente el corazón que marca el paso de este álbum. ¿Hay algún significado especial en el hecho de que te expreses con él de esta forma?
“El piano es el instrumento con el que empecé a aprender al mismo tiempo que empecé las lecciones vocales cuando tenía 10 u 11 años. Practiqué con el piano durante mucho tiempo, pero nunca fui muy buena en eso. La prevalencia del piano en este disco tal vez tenga que ver con el hecho de que primero hice demos de todo con piano y voz, y terminé reteniendo mucho de eso”.

Música clásica, industrial, black metal, noise… Es asombroso el collage de estilos que presentas en CALIGULA, y no puedo imaginar con qué empiezas cada canción, cuál es el esqueleto inicial. Cuéntame, ¿cómo compones los temas, por dónde comienzas?
“Es un enfoque muy de collage, y tal vez no sea muy tradicional. Tendré en mente un repertorio de progresiones de acordes y algo así como un cortar y pegar de todo junto. Pensar en qué quiero que la canción haga en diferentes momentos y poner aquello que considero que funciona mejor. No pienso en absoluto en el género y en cambio pienso en las cosas que hacen los distintos géneros que me gustan, tratando de llegar al corazón o la esencia de un estilo. Es cuestión de erigirlo todo de una forma lineal, y luego los construyo horizontalmente con mundos de textura y sonido en los que quiero que la música habite. Para mí todo tiene que tener sentido o hacer referencia a otra cosa. Es como un laberinto”.

Has querido enfocar el álbum en la figura histórica de Calígula para demostrar que, en dos milenios, la humanidad no ha avanzado demasiado. Pero ¿qué te fascinó en un primer momento de este emperador?
“Al principio pensé en cómo el mal engendra el mal, la violencia engendra violencia, y en la vida de Calígula, su familia entera fue asesinada, luego él se convirtió en un asesino, y después su consejo más cercano lo asesinó a él. Su historia es solitaria y triste. Sin embargo el álbum acabó siendo mucho menos sobre él; acabó siendo sobre todos nosotros”.

Opino que CALIGULA es un álbum angustioso y radical, pero no creo que compusieras pensando ‘hey, voy a poner a prueba a los oyentes’. Creo que simplemente es así como te expresas, que no es una obra forzada.
“Quiero que el oyente se siente ahí conmigo y sienta lo que yo siento, no estoy tratando de hacer ningún truco por el bien de la controversia o algo vanguardista. En su lugar, replanteo los conceptos vanguardistas que ya están en la música extrema y trato de darle un significado diferente, verdadera angustia, como dices. Toda la música proviene de un lugar de gran soledad y vulnerabilidad, y ésta es una de las únicas formas en las que siento que conecto con el mundo que me rodea. Lo haría de esta manera si alguien estuviera escuchando o no”.

Si algo me ha fascinado de CALIGULA es esa dualidad que presentan las voces angelicales con las letras absolutamente virulentas y agresivas. Eso crea canciones preciosas con un mensaje aterrador. “Kill them all”, ya sabes… Y la voz black es totalmente demoníaca. ¿La pasaste por algún filtro o simplemente es fruto de la parte más oscura de tu alma?
“Para este disco quité muchos de los efectos que suelo usar y apliqué algunos distintos. Algunas personas han preguntado si mi voz ha sido subida de tono en algunas partes, pero no, es todo yo. Puse distorsión en algunas voces chilladas para darle más presencia y hacerlas existir más claramente en las partes más distorsionadas, pero a menudo eliminé la mayor defensa que he estado utilizando a lo largo de mi música con LINGUA IGNOTA: la reverb. La voz es mucho más cercana y fea durante mucha parte del tiempo, creo”.

CALIGULA tiene muchas colaboraciones, como el maestro del ruido Sam McKinlay de The Rita, el batería Lee Buford de The Body, el percusionista Ted Byrnes, y cantantes como Dylan Walker de Full Of Hell, Mike Berdan de Uniform y Noraa Kaplan de Visibilities. ¿Deben ser vistas como apariciones puntuales en algunas canciones o jugaron un rol importante en la creación del disco?
“Todos los incluidos en el álbum han sido importantes para mí, un buen amigo o un sistema de apoyo, y poseen un talento o sonido singular que quería tener en la obra. Soy demasiado freak del control para permitir que cualquier otra persona forme parte del disco. Pero el estilo de contribución de cada uno fue diferente. Por ejemplo, Mike vino al estudio y nos gritamos versos bíblicos el uno al otro durante todo el día, y terminamos usando mucho menos de lo que grabamos. Sam sólo envió un bloque de ruido áspero, cuya fuente de sonido era una versión cinematográfica de la historia de Calígula, para que hiciera lo que quisiera con ello, y todo está en el disco en diferentes momentos”.

Profound Lore es mi sello favorito del mundo y que te hayan publicado los dos últimos álbumes ya es garantía de calidad. ¿Has notado que la gente se tome más en serio tu propuesta sólo por el hecho de trabajar con ellos?
“Profound Lore saca mucho material realmente excelente, ésa fue la razón por la que quería trabajar con ellos. Creo que, musicalmente, son conocidos como algo muy legítimo. Creo que la gente me toma más en serio porque trabajo con ellos, y ésa era mi esperanza: ser reconocida como algo tan válido e igual que todos los hombres en un sello de música extrema muy respetado. Chris Bruni ha apoyado mi música y mi visión de una forma que no creo que lo hicieran muchos sellos. Me ha pedido que permanezca intransigente”.

Usualmente describes tus shows como exorcismos… Cuéntame qué sientes cuando estás encima de un escenario.
“Como que pierdo tiempo. Necesito estar lo suficientemente presente y centrada para desempeñarlo técnicamente, pero también quiero estar disponible para entregarme emocionalmente. Me siento como un tipo de… nada, me dejo en blanco al principio, y luego noto la energía de la sala y me lanzo a ella”.

PAU NAVARRA

Artículo anterior¡Regresan Mercyful Fate!
Artículo siguienteLa joya del día: ‘Blood Red’