Con casi tres décadas de experiencia a sus espaldas, a Less Than Jake todavía les quedan ganas de más. La veterana banda de ska punk ha lanzado hoy Silver Linings, un animado y pegadizo disco para poner un poco de luz en este año de mierda.

A estas alturas Less Than Jake podrían seguir girando hasta el final de sus días simplemente a remolque de temas como ‘All My Best Friends Are Metalheads’ o ‘History Of A Boring Town’ que les situaron como una de las bandas punteras del ska punk a mediados de los 90. Pero a pesar de los pocos incentivos, al menos económicos, que puedan tener, la banda de Florida sigue sintiendo la necesidad de publicar nuevo material, si bien a un menor ritmo que antes.

Pero la mejor noticias es que Silver Linings (Pure Noise), su noveno disco de estudio y primero que graban con su nuevo batería, Matt Yonker, tras la retirada del miembro fundador Vinnie Fiorello en 2018, transmite la misma frescura y buen rollo de sus mejores discos. Si todo va bien, y esperemos que sí, la banda tiene confirmadas tres fechas para 2021 en nuestro país, como parte de su gira europea, los días 5 de noviembre en Bilbao (Stage Live), el 6 en Madrid (Sala Nazca) y el 7 en Badalona (Estraperlo Club). Su trombonista Buddy Schaub está convencido de que no faltarán a la cita.

¿El título del nuevo disco es una manera de decirles a vuestros fans de que todo irá bien?
BUDDY SCHAUB
“Bueno, el título se me ocurrió  antes de que ni siquiera supiéramos de la pandemia. Era más por las letras del disco, ver la luz al final del túnel y todo eso. Mantuvimos el título en secreto durante seis o siete meses, pero ahora parece encajar con la esperanza de que todo vaya mejor el año que viene”.

Preparando la entrevista me ha chocado mucho que vuestro último disco See The Light tenga ya siete años. Hubiera jurado que tenía tres o cuatro como mucho.
“Sí, a veces parece que sólo hayan pasado 15 minutos, pero ha pasado mucho tiempo. Hicimos el EP Sound The Alarm entre medio, pero no era un álbum completo. Aunque en realidad escribimos muchos temas para el EP que acabaron en la basura. Le dedicamos su tiempo”.

¿Qué provoca que os decidáis a grabar un nuevo disco?
“Normalmente nos damos cuenta cuando llevamos cuatro o cinco años de gira, y pensamos ‘Quizá deberíamos grabar algo nuevo’ (risas). Cuando grabamos un disco intentamos que tenga una coherencia. Éste lo empezamos a componer a principios de 2019. Fue en enero cuando Roger (Lima, voz y bajo) y Chris (Demakes, voz y guitarra) empezaron a mandar maquetas nuevas. Pero también escribimos mucho estando de gira. A veces durante el día en el fondo del autobús, pero a veces también después de los conciertos a las dos de la madrugada. La cuestión es que las cosas han cambiado. Ahora un disco es una herramienta de promoción para poder salir de gira, no algo con lo que vayas a ganar dinero, aunque en realidad nosotros nunca hemos vendido lo suficiente como para se pagaran las facturas con las ventas de discos. Nunca hemos vendido millones de discos como 311. Pero si tienes un nuevo disco es más fácil que te salgan buenas ofertas para tocar en festivales, por ejemplo. Es algo que hace que la gente hable de ti y la banda se mantenga viva”.

¿Crees que a largo plazo puede haber sido bueno no haber tenido un disco que lo petara a lo bestia?
“Creo que hemos tenido un nivel de éxito manejable y cómodo. A veces si un disco vende mucho, pierdes a los fans que tenías antes porque piensan que te has vendido, y cuando pasa la moda, los que han conseguido nuevos, también te abandonan. A menos que seas una banda enorme, prolongar un solo éxito es muy complicado”.

A finales de los 90 con la explosión del ska punk, vosotros tuvisteis ese momento de fama. ¿Less Than Jake tiró del carro u os subisteis al carro?
“Empezamos en 1992 antes de esa explosión, antes de que Mighty Mighty Bosstones y Reel Big Fish empezaran a petarlo, íbamos un poco por delante. Al menos en nuestra zona nadie hacía ska. En la escena punk éramos como la oveja negra. Nos decían ‘¿Qué es esta mierda del ska?’. Pero luego todo el mundo empezó a hacerlo, y luego pasó de moda y llegó lo que nosotros llamábamos sports metal con Limp Bizkit y todo eso. Y ahora parece que haya de nuevo interés por el ska. Pero nosotros hemos seguido a lo nuestro todo este tiempo. Somos una banda ska, pero también somos otras cosas, y creo que eso nos ha ayudado a sobrevivir. Tenemos cuatro o cinco estilos distintos con los que podemos jugar”.

Sí, en Silver Linings hay varios temas que tiran más hacia el power pop como ‘Dear Me’, ‘Move’ o ‘Bill’.
“Sí, de hecho cuando el grupo empezó eran un trío, más power pop punk. Yo me uní a ellos en 1993, así que me perdí los ocho primeros meses. Pero les vi en directo en aquella época e iban de ese palo, no tenían vientos ni nada. Así que en cierta manera hemos vuelto a las verdaderas raíces del grupo (risas). Pero en el disco también hay ska, reggae como en ‘Lost At Home’. Hay diferentes sabores, así que hace que el disco no resulte aburrido”.

Como trombonista, deduzco que te gusta más tocar en temas lentos ¿no?
“Sí, en los lentos es más fácil meter melodías, hay más espacio. En los temas rápidos a veces los vientos suelen estar en el fondo, pero bueno son divertidos”.

¿Cómo han cambiado las cosas internamente desde que no está Vinnie? Además de ser uno de los miembros originales, también escribía las letras.
“Sí, él fundó la banda con Chris y era una fuerza muy importante dentro del grupo de puertas para adentro. Aunque la música la escriban Chris, Roger y Jared, como decías él escribía las letras, así que tuvimos que llenar ese hueco. Todos contribuimos algo, e intentamos mantener el lenguaje de Vinnie. Creo que lo hicimos bastante bien. Pero perder a Vinnie ha sido distinto a cuando se ha ido un trompetista como en el pasado. Estábamos un poco nerviosos al principio, pero creo que ha salido todo bien”.

Por lo que dijo él, simplemente quería pasar más tiempo con su familia. 
“Sí, cuando dejó el grupo su hija tenía siete años, y como decíamos al principio, el tiempo pasa tan rápido que se dio cuenta que no quería perderse más su infancia. Quería estar más cerca de ella. Roger, Chris y Matt son padres también, pero no deja de ser una decisión personal”.

De hecho, Matt ya llevaba tiempo trabajando con vosotros como tour manager. ¿Fue la primera persona en la que pensasteis para sustituir a Vinnie?
“Sí, el primero y único. Sabíamos que Matt era muy buen batería, porque le conocimos como batería de Teen Idols, y tiene un estilo parecido. Estar en un grupo no sólo se trata de tocar bien las canciones, te tienes que llevar bien, sobre todo en un grupo que gira tanto como nosotros. Con Matt sabíamos que encajaba a la perfección, así que sólo era cuestión que dijera que sí. Y al principio tuvo dudas, porque hacía mucho que no tocaba, pero al final aceptó (risas). No es fácil cambiar a alguien en esta banda porque cuando estamos los cinco juntos en el escenario hay algo mágico, pero Matt ha encajado a la perfección. La magia sigue ahí, y eso es muy importante. Por ejemplo, llevamos tocando el tema ‘Automatic’ desde 1996, pero cada noche esa magia hace que no resulte aburrido. Es como si cada concierto nos diera nueva vida”.

Vuestros conciertos siempre son como una fiesta, muy animados, pero supongo que como todo el mundo también hay días en los que no estás de humor. ¿Cómo te sientes en el escenario tocando esta música alegre cuando igual por dentro estás jodido?
“Sí, sobre todo es duro si estás enfermo o tienes fiebre, estás en el camerino y lo último que quieres es salir a tocar. Pero una vez suena el primer acorde, todo se te pasa. Durante esa hora te encuentras de puta madre, y el público te da mucha energía. Y acabas sudando tanto que se te pasa la fiebre. Pero si es algo más personal porque te has peleado con tu mujer por teléfono, vuelves al camerino y estás jodido de nuevo. Pero al menos durante una hora nos has pensado en ello”.

“Si Less Than Jake pudiéramos salir en los Simpsons, ya podría morirme tranquilo” BUDDY SCHAUB

En el año 2000 hicisteis una gira abriendo para Bon Jovi. ¿Cómo surgió la oportunidad? ¿Y cómo reaccionaban sus fans?
“Sí, salir de gira con Bon Jovi fue surrealista. La historia es que en ese momento su agente de contratación era el mismo que el nuestro, y en un momento dado nos dijo que tenían el puesto de teloneros abierto. Así que nos ofrecimos. Pero lo que fue clave es que su manager nos vio en un concierto en el Roseland en Nueva York, con 3000 personas volviéndose locas, y pensó que podíamos darle un toque distinto a la gira. Además, lo que también pasó es que se lo habían pedido a otras bandas populares entonces, como Third Eye Blind, y habían dicho que no, porque en ese momento Bon Jovi estaban en horas bajas. Era antes de que saliera el disco Crush, así que nosotros dijimos que sí. Y entonces salió Crush y volvieron a petarlo a lo bestia, así que la gira se hizo en grandes pabellones. Éramos sólo Less Than Jake y Bon Jovi. Pero bueno, abrían puertas a las 7 y nosotros salíamos a las 7.30, así que solía haber poca gente. Nunca tocamos con el recinto estando lleno. Pero lo pasamos genial. Y de hecho, años después en algún concierto nos han venido fans diciendo que la primera vez que nos vieron fue con Bon Jovi, así que algún fan ganamos (risas)“.

¿Tuvisteis trato con la banda?
“Bueno, ellos iban en avión y nosotros en autobús (risas). Pero Jon Bon Jovi vino varias veces a nuestro camerino. Nos hicimos fotos y esas cosas. Pero el batería Tico Torres se acercó al lateral a vernos varias veces”.

No sé tú personalmente, pero siempre habéis tenido fama de que os gustara mucho el hard rock 80’s. ¿Hay otro grupo de esa época con el que os hubiera gustado girar?
“Bueno, lo de Bon Jovi era algo inimaginable, así que no podemos pedir mucho más. Mötley Crüe hubiera molado también. Pero Chris es el que es como una enciclopedia del metal. Todavía lee webs como Metal Sludge y está en contacto con bandas de esa época. Conoce a las bandas más oscuras de esa época”.

Para terminar, deduzco por todo lo que tienes detrás que eres muy fan de los Simpsons.
“Sí, toda está habitación está dedicada a ellos”.

¿Cuándo empezaste a coleccionar cosas de ellos?
“Bueno, la banda es conocida por lo de los caramelos Pez, pero Chris y yo pasábamos de eso. Pero cuando girábamos en furgoneta, Roger y Vinnie nos obligaban a parar en un montón de tiendas de segunda mano para buscar cosas de Pez, así que pensé ‘Voy a empezar mi propia colección’. Y como era muy fan de los Simpsons, empecé a comprar cosas suyas. Mira, hasta tengo unos condones de los Simpsons que compré en Italia. Me encanta encontrar cosas raras cuando vamos de gira. Si Less Than Jake pudiéramos salir en los Simpsons, ya podría morirme tranquilo (risas)“.

JORDI MEYA