A las supuestas entidades superiores y a las distintas religiones organizadas no las está aniquilando la ciencia, sino la materia gris. Para intentar apuntillarlas nos llega God Has No Name, el ancestral viaje que HEX nos plantean como segundo disco. Estamos ante uno de los álbumes de death doom más selectos que escucharemos este curso, de eso podéis estar seguros.

Cinco años y algunos cambios de miembros después, casi que podríamos hablar de God Has No Name, el segundo álbum de HEX, como de un debut. Y es que, aparte de estas razones, también podríamos señalar que es con este nuevo trabajo que el conjunto vasco ha perfeccionado su death doom para convertirlo en su camino metálico más efectivo, así como esa imagen y cosmogonía que mejor realza su propuesta.
Actualmente formados por varios ilustres de la escena bilbaína como Jonathan (voz), Adolfo WB (guitarra), Jon (guitarra), Endika (bajo) y Asier (batería), el apoyo del sello indio Transcending Obscurity, muy activo y atento a nuestras propuestas peninsulares, ha resultado la catapulta ideal para que muchas más miradas se dirijan hacia estos noventeros 37 minutos.
Si te gustan Runemagick, Bolt Thrower o los Paradise Lost más celebrados, ya estás tardando en pegarle las dos orejas a God Has No Name. Lo que encontrarás es tan elegante como el trato que recibimos por parte de Jonathan y Adolfo WB, nuestros dos interlocutores en esta entrevista.

Con miembros que militan o han militado en Vhäldemar, Incursed, In Thousand Lakes o Virulency, imagino que cuando os fundasteis ya teníais muy clara la dirección que tomaría el grupo, ¿no? Es lo que tiene la veteranía…
ADOLFO WB “El comienzo de HEX fue muy distinto a lo que es hoy en día… Se empezó como un proyecto de estudio únicamente con intención de grabar unos temas, pero al ir entrando gente al grupo, como bien dices, la ruta a seguir debía cambiarse”.

¿Por qué cinco años para grabar un segundo álbum tras el de debut?
ADOLFO WB “Buscar miembros para el grupo fue lo que más tiempo llevó, ya sabes, aparte de ser músicos también debe reinar el buen ambiente… esto último es esencial para que todo fluya, pero encontrar a gente frenó la banda hasta el día de hoy. Además, la composición de los temas se hizo de forma más meticulosa y esto también requiere tiempo”.

Estos cinco años se tienen que notar a la fuerza a la hora de crear un nuevo álbum, ¿pero en qué creéis que habéis mejorado mucho respecto a Deadly Sin?
ADOLFO WB “Se ha mejorado en todos los aspectos, composiciones, arreglos, incluso a la hora de llevar los temas al estudio, esta vez se hizo pensando más cómo debían ser las cosas y al final esto se nota. Está también el apartado conceptual de la propia banda… en un principio se miró por encima muy tímidamente, pero ahora al haber más miembros se podía apostar fuerte por lo que hoy representa HEX para nosotros”.

Sobre todo en los primeros temas, el estilo de riffing me ha trasladado a Oriente Medio, se trata de algo exótico e igual habéis utilizado escalas arábigas para ello. De hecho, algún recitado nos habla de Jerusalén, si he oído bien… ¿Se me ha ido mucho la pinza o hay algo de cierto en mis apreciaciones?
ADOLFO WB “No se te va la pinza, en absoluto, el recitado ciertamente habla de Jerusalén, es un sermón sobre el egoísmo de los seres humanos, la ira de Dios, etc. El estilo exótico lo he podido leer en más de una ocasión, pero a decir verdad no se compuso en ese sentido. Por ejemplo, la melodía principal en ‘Worshipping Falsehood’ es quizás de lo que hablas y siempre la visualicé como algo que está siendo esclavizado”.

God Has No Name suena realmente cohesionado, como si nos llegara de muy atrás en el tiempo, e incluso puede que sea una obra conceptual… ¿Lo es realmente? ¿Qué nos podéis contar de su aspecto lírico?
JONATHAN “Celebro y valoro un montón tu apreciación sobre la cohesión musical, Pau. Realmente God Has No Name no es que sea precisamente un álbum conceptual, pero sí que contiene un hilo conductor netamente oscuro y negativista a lo largo del álbum completo. Existe una cercana y alta carga ‘antiteísta’ a nivel lírico, si me permites la licencia. Esto es, una firme oposición a cualquier tipo de deidad o creencia religiosa, en cualquiera de sus formatos u organización”.

God Has No Name no es que sea precisamente un álbum conceptual, pero sí que contiene un hilo conductor netamente oscuro y negativista” Jonathan

¿Y por qué Dios no tiene nombre?
JONATHAN “No creo que vayamos a descubrir ahora la rueda, tampoco pretendemos eso, pero sí que nos gusta y queremos realizar una reinterpretación de todos esos dogmas y directrices bajo nuestro propio prisma de dicho título del disco. Luego, también es interesante que cada uno se formule esa misma cuestión al leer el título del disco. El propio nombre de HEX viene a significar como algo ‘maldito’, lo cual podemos transpolarlo a todo el significado de cada una de las siete canciones de God Has No Name”.

La producción es peculiar, muy personal, y cada instrumento se oye bien claro, pero me ha llamado la atención el buen trato para el bajo. Me gusta que se vuelva a respetar este instrumento en las grabaciones, la verdad.
JONATHAN “Creemos que todos y cada uno de los instrumentos han tenido el adecuado proceso y cuidado en la grabación del álbum para no crear un sonido genérico y monótono. No queríamos una producción estándar. Ansiábamos una producción a la vieja usanza, un sonido vivo, que los instrumentos respirasen, pero a su vez, mostrasen cierto músculo metálico. Un sonido orgánico, real y con dinámica. Al menos, así se ha querido plasmar y estamos realmente orgullosos de ello con el resultado obtenido, gracias en parte al tándem constituido por Sergio ‘Rambo’ Robles en el proceso de grabación y Tristán Iñiguez de Auryn Studios con la mezcla y masterización. ¡Hemos aprendido un montón bajo sus mandos! Personalmente, me gusta el ‘borbotoneo’ constante del bajo a lo largo del LP y me alegra leer que lo aprecias. Es sumamente pegadizo y siempre omnipresente en la mezcla. Era un aspecto que teníamos claro desde el principio y que iba a ser innegociable en God Has No Name”.

Sois una banda de death doom, pero no de las que se revuelcan por el lodo para después ya no poder escapar de él. Que tenéis ritmillo, vamos, y os gusta cabalgar de vez en cuando como en ‘Dævangelism – The Dark Sunset’, con ese arranque tan pesado, o un mamporro del calibre de ‘Apocryphal’.
JONATHAN “Es importante tener recursos musicales y valerte de ellos para tratar de construir una propuesta musical atractiva y variada. Tenemos varios registros en HEX, desde la parte más contundente y aplastante cuando la cadencia baja revoluciones, cercanas al death doom metal clásico, pasando a ritmos más a piñón y endiablados del death metal que se estilaba en los 90. Lo importante es aplicar cierto criterio y poner énfasis en el desarrollo de dichas transiciones. ‘Apocryphal’ se ha tornado el tema más zapatillero y directo, incluso hasta me atrevería a decir que contiene esa mala baba que el viejo thrash metal americano destilaba. Y ‘Dævangelism – The Dark Sunset’ es una canción que rezuma negrura por los cuatro costados, muy dinámica y con una clara evolución in crescendo”.

Una canción como ‘Where Gods Shall Not Reign’ os enmarca sin duda en la tradición más noventera de los primeros Paradise Lost y el doom gótico inglés. ¿Fue de lo que más os marcó de jóvenes y una influencia directa para HEX?
ADOLFO WB “Totalmente, personalmente el Gothic me parece sublime desde el primer hasta el último tema y al marcar tanto un disco es difícil no dejar que te influya. Poner una voz femenina en el tema que nos ocupa fue por darle ese toque Gothic y conociendo a Haydée M., exWaldheim, An Danzza, teníamos todos los ingredientes. Sabíamos que ella lo iba a saber encajar y así fue, a nuestro parecer”.
JONATHAN “Coincido con lo que cita Adolfo, la voz de Haydée le infiere un toque ritualístico y celestial a su vez a ‘Where Gods Shall Not Reign’. Es más, queremos que sea una marca de la casa, sus apariciones, en próximas grabaciones”.

Os sorprenderá que pregunte sobre ello, pero los minutos finales de la última ‘All Those Lies That Dwells…’ me han molado mucho. ¡Es como si vuestro último impulso funerario nos quisiera arrastrar al infierno! Un bonito detalle para finiquitar el álbum.
ADOLFO WB “Un detalle de Tristán con el que también disfrutamos cuando lo escuchamos por primera vez, es un lujo contar con alguien en el estudio que no sólo se limita a mezclarte el disco. Si además entiende de qué va el grupo, el sonido que andas buscando y aporta, todo sale rodado. Ya que has dado en el clavo puedo adelantarte que esos minutos de los que hablas tienen mucho que ver con lo que estamos preparando para el siguiente disco”.

Genial… Ganasteis el festival Villa de Bilbao, pero lo que pasó después puede que no todo el mundo lo sepa… Ya sé que no lo hicisteis para promocionaros o para quedar como los más guays, pero sin duda fue un gesto que os honra y que demuestra que el metal extremo también está plagado de bonachones.
ADOLFO WB “Es algo de lo que estamos muy orgullosos. La semana que tocaba preparar los ensayos para la final fue cuando decidimos que pasase lo que pasase, lo iríamos a donar. Tener el premio en nuestras manos únicamente habría valido para entrar unos meses antes al estudio. Así que buscamos alguna asociación realmente noble y dimos con La Cuadri del Hospi, una asociación que presta apoyo desinteresado a familias con niños enfermos de cáncer e incluso a la propia planta oncológica del Hospital de Cruces. Muchos de la propia asociación han pasado por esa terrible situación y no te das cuentas de la gravedad de estas cosas hasta que buscas algo de información. Esta asociación lleva varios proyectos sobre investigación, ayudas, y recuerdo que nos dijeron a dónde iban a destinar la donación. Un año después vimos la noticia de que ya estaban llevando a cabo el proyecto del que nos hablaron, con esto es con lo que nos quedamos. Además, es agradable ver que otras bandas han tenido también gestos de este tipo organizando conciertos dedicados a la causa o que donan parte de la entrada”.

De momento este año sólo se os ha podido ver en Portugalete con Vidres A La Sang y Eternal Storm, pero ya tenéis más bolos a la vista, ¿no?
JONATHAN Además de dicha velada metálica junto a nuestros amigos de Vidres A La Sang y Eternal Storm, presentamos el disco de manera oficial en la sala Bilborock junto a Insaniam. Debido a la ocasión y lo especial de dicho evento, contamos con nuestra habitual performance llevada a cabo por parte de Satania Danza e invitamos a Neuros, cantante de Insaniam, a participar en uno de nuestros temas. La colaboración, de hecho, fue recíproca. Preferimos invertir en calidad antes que en cantidad y no quemar en demasié la carretera. De momento sólo tenemos agendado nuestra participación en el Dimetal Fest a finales del próximo mes de septiembre junto a Destruction, Balmog, Insaniam y un montón de más bandas. En octubre actuaremos con Conflict Noise en el Gaztetxe de Zorroza, Bilbao, quienes presentarán su nuevo LP, que podemos adelantar que será toda una bofetada en la cara de aguerrido y potente thrash death metal. Tenemos muchísimas ganas de presentarnos en Catalunya, donde, particularmente, nuestra propuesta está siendo recibida y valorada muy positivamente. Por una serie de motivos no pudimos acudir al Kanya!!! Fest de 2019, así que confiamos que 2020 nos lleve por vuestros lares y podamos salir al resto del Estado a presentar God Has No Name”.

PAU NAVARRA