De la futura Metrópolis post modernista a la pestilente Edad Media. Ghost han ejecutado un triple salto mortal hacia atrás en su nueva aventura para regresar al marco de lo que fue su debut. Un escenario ya conocido pero que ahora abordan con la confianza ganada en estos últimos años gracias a su imparable ascenso. Una nueva etapa, con nuevas sorpresas y un nuevo personaje, el Cardinal Copia, del que su líder Tobias Forge nos habló por primera vez desde que revelase oficialmente su identidad.

30 de Septiembre de 2017. Ghost encaran el último concierto de la gira de presentación de Meliora en Göteborg, en su Suecia natal. Es la culminación de dos exitosos años en los que la enmascarada banda ha alcanzado la cima del éxito en todos los aspectos. Mientras Papa Emeritus III interpreta los últimos versos de ‘Monstrance Clock’, un par de tipos aparecen repentinamente en escena para llevárselo a la fuerza, tomando su lugar un nuevo pontífice visiblemente más anciano que necesita de una bombona de oxígeno para respirar. “Yo soy Papa Nil. La fiesta se ha terminado. El Medievo comienza ahora”. Efectivamente, acababa una era… y otra nueva no había hecho más que comenzar.

Pero para encontrar la génesis de toda esta historia hay que remontarse un par de años atrás. Concretamente a 2011. En aquel verano ya llegó a mis oídos el nombre de una misteriosa formación que estaba levantando revuelo entre el mundillo metálico a raíz de su actuación en el Hellfest. Parte de culpa la tuvo nada menos que Phil Anselmo, quien al finalizar sus conciertos con Down, lanzaba una recomendación al público: “Listen to Ghost!”. No fue hasta que me senté delante de un ordenador que pude comprender a lo que se refería. Un grupo de monjes encapuchados con máscaras a lo Eyes Wide Shut acompañaban a una especie de Papa satánico, botafumeiro en mano. El desconcierto llegaba cuando, a pesar de su imagen más propia del black metal, la música que ejecutaban era un proto heavy con una voz de los más melosa. Un contraste que en aquel momento no terminé de entender. Como tampoco lo hice cuando pude verles en directo en los Sonisphere de 2012 y 2013 a plena luz del día. Sinceramente, me parecían un grupo estático, aburrido y sin gracia más allá de sus llamativas vestimentas.

Mi sorpresa fue mayor con el paso del tiempo al comprobar que la popularidad del Papa y sus Nameless Ghouls no paraba de crecer, alcanzando su momento álgido con su tercer trabajo Meliora. Y entonces ahí sí que tuve que caer rendido ante la evidencia. Se trataba de un disco que llevaba todo lo que habían querido hacer en sus anteriores álbumes a un nuevo nivel en cuanto a melodías, arreglos, guitarras, producción… Podían no gustar, claro, pero había que estar muy sordo para no ver la calidad que desprendían singles tan perfectos como ‘From The Pinnacle To The Pit’, ‘Cirice’, ‘He Is’ o ‘Absolution’. Entonces sí, volví a verles en directo y ya todo me cuadraba, tanto las canciones como la puesta en escena, más centrada en el espectáculo que una banda destinada a reventar grandes recintos debía ofrecer. Con un puñado de temas realmente irresistibles y con la clara idea de ir a por todas, ahora sí, Ghost estaban listos para triunfar.

Aun así, no todo ha sido fácil en esta escalada a la cumbre. Mucho menos en los últimos años, en los que la identidad de su cabeza pensante, Tobias Forge, ha quedado al descubierto tras la demanda que le interpusieron los anteriores Nameless Ghouls por no compartir las ganancias del botín, siendo éstos expulsados y convenientemente remplazados sin que (al menos en apariencia) el público notase el cambio. Una jugada maestra que, entre cruce de declaraciones, denuncias y juicios de por medio, coincidía con la irrupción de ‘Square Hammer’, el single de su EP Popestar, en el número 1 de las listas del Billboard americano. Las dos caras de la moneda. Y es que, ¿acaso se les ocurre algún grupo actual que sea capaz de dar espectáculo tanto fuera como encima de los escenarios a cada paso que da?

Esa fantasía que parecía perdida en el mundo del rock continúa presente en Prequelle (Loma Vista/Spinefarm), cuarta obra con la que la formación ahora comandada por un nuevo personaje llamado Cardinal Copia aspira a seguir subiendo peldaños en su camino hacia la dominación mundial. Contactamos con el propio Tobias Forge por primera vez desde que decidiese hacer pública su identidad para que nos hablase de estos renovados Ghost.

Siempre que te habíamos entrevistado en anteriores ocasiones nos pedías que preserváramos tu identidad y que nos refiriésemos a ti como a un Nameless Ghoul y no como Papa. ¿Por qué ahora finalmente has decidido empezar a conceder entrevistas bajo tu nombre real?
TOBIAS FORGE
“Bueno, simplemente he llegado a un punto en el que jugar ese rol ya no tenía sentido. Ahora mismo estoy hablando contigo como Tobias Forge, pero en realidad soy más como un representante de Ghost. Como si fuese el director de la película, a pesar de que pueda interpretar un papel en ella. Ante todo soy quien dirige la escena”.

¿Pero no crees haber perdido algo saliendo del armario, por así decirlo?
“No, no lo creo así (risas). No me supuso ninguna molestia. En realidad, muchas de las cosas que parecen haber cambiado, luego no han tenido una repercusión tan grande. Ahora que tenemos cuatro discos en nuestra carrera, la marca de Ghost debería ser lo suficientemente fuerte a pesar de que la gente sepa quién soy. Si son capaces de sobrevivir sabiendo quién está en los otros grupos, estoy convencido de que también lo pueden hacer con Ghost. De todos modos, yo ya sabía desde el comienzo de todo esto que sería imposible permanecer en el anonimato. Así que no me siento extraño al respecto. No me he sentido anónimo de verdad desde hace muchos años”.

De todas maneras, habéis conseguido que la gente siguiese expectante a cada detalle que se ha ido filtrando del nuevo disco. Es como cuando descubres que Papá Noel en realidad son los padres, pero aun así mantienes la ilusión de la noche antes de abrir los regalos.
“Sí, claro. Sólo porque yo esté concediendo entrevistas bajo mi propio nombre no significa que ahora de repente vaya a ser súper accesible y me haga fotos con todo el mundo. Mi responsabilidad es mantenerme concentrado en mi trabajo, que es Ghost. Mi objetivo no es venderme ni promocionarme a mí mismo, sino conseguir que Ghost sea tan bueno como sea posible. Creo que mientras siga centrado, esa misma será siempre la principal preocupación de los fans”.

En estas últimas semanas habéis ido despejando interrogantes respecto a esta nueva etapa que estáis empezando, pero aún sigue habiendo muchas preguntas en el aire. La primera que me gustaría hacer es acerca de la línea de sucesión. Por primera vez en su historia no tenemos un Papa al frente de Ghost. ¿Por qué ese cambio?
“Porque este disco trata sobre la mortalidad, y parte de la mortalidad tiene que ver con el cambio de régimen entre dos generaciones distintas que han estado unidas. Así que básicamente lo que tenemos es una relación entre un maestro y un aprendiz; Papa Nil, que es el Papa más anciano, y luego está el Cardinal Copia, quien aún no es un Papa. Es un alumno, y como tal necesita aprender de su maestro con el fin de que, si juega bien sus cartas, pueda convertirse en Papa Emeritus IV, que es lo que esperamos. Puede que lo veamos de aquí a un par de años”.

¿Qué crees que hace similar y, al mismo tiempo, distinto al Cardinal Copia de sus predecesores?
“Bueno, él ha sido entrenado en la misma Escuela del Rock (risas). Tiene los mismos tics que los anteriores, pero aún sigue aprendiendo de su maestro, que le sigue enseñando cómo se deben de hacer las cosas. Por eso tal vez te recuerde un poco a Papa Emeritus III y II (risas)”.

Como estamos comentando, Cardinal Copia no es el único personaje nuevo que habéis presentado. También está Papa Nil. ¿Qué me puedes contar de él?
“Él es el Papa de los Papas. En realidad no sé mucho sobre él. Es un viejo hombre del clero con sabiduría y poder”.

Algunos pensamos que él sería el encargado de ocupar el puesto de Papa Emeritus III, pero según vuestras leyes, cada nuevo Papa debe ser más joven que el anterior, cosa que en su caso no se cumplía. ¿Nunca tuvo verdaderas opciones de convertirse en el nuevo frontman de Ghost?
“No. Él sólo entró en escena como líder temporal hasta que encontrasen a uno nuevo. Pero esta vez va a necesitar guiar a su discípulo. Tiene una gran parte de responsabilidad, ¿sabes? Los caminos del clero son inescrutables (risas)”.

“El apocalipsis está por todos lados, tanto antes como ahora. Creo que hay mucho que aprender de todo esto”

Hablemos sobre el nuevo álbum. Con Prequelle habéis viajado al pasado regresando a la época de vuestro debut Opus Eponymous en la Edad Media. ¿Por qué ese interés en explorar un mundo que ya os era conocido?
“Quería arrojar algo de luz a la idea de la circulación. Me explico: parte de la mortalidad y de todo lo que ha sucedido a lo largo de la historia normalmente siempre ha ido volviendo una y otra vez. Hay una repetición en todos los acontecimientos que han ocurrido en la historia del mundo. Un suceso muy dramático en la historia de Europa fue la peste negra. Definitivamente fue una época en la que mucha gente en Europa probablemente llegó a pensar que el mundo estaba llegando a su fin. Como si fuese una profecía bíblica, una venganza de Dios, y que la mano de la fatalidad estaba acechando a la especie humana. Y en cierto sentido, aunque no tengamos una epidemia como ésa, en la civilización occidental existe un sensación general pre apocalíptica en estos momentos con la situación de la guerra fría en la que nos encontramos entre varios dictadores mundiales que están peleando entre ellos. Hay mucha gente en diferentes partes del mundo que sienten que el fin está cerca, igual que pasaba en la Edad Media. El apocalipsis está por todos lados, tanto antes como ahora. Creo que hay mucho que aprender de todo esto. Incluso después de que pasase la peste negra y más de la mitad de la población europea muriese, la otra mitad consiguió sobrevivir. A la destrucción siempre le sigue la prosperidad. No todo es de color oscuro”.

Lo cierto es que, dicho así, suena aterrador. Estáis contando una historia que sucedió hace cientos de años, pero que de alguna manera se está repitiendo en la actualidad.
“Pienso que hay muchos paralelismos, a eso me refiero. Pero hay un motivo por el que hemos decidido llamar a este álbum Prequelle y todo lo que está relacionado con las letras y la historia que hay detrás. Hay muchas cosas que hacen a este disco muy parecido a Opus Eponymous. No sónicamente, pero sí en cuanto a mentalidad, por decirlo de alguna manera”.

Te quería preguntar precisamente por esto. En declaraciones pasadas, comentabas que éste sería un trabajo mucho más oscuro que Meliora. Sin embargo, hay muchos elementos que conectan directamente con aquel álbum. Según tú, ¿qué relación tiene respecto a Opus Eponymous? ¿Ves Prequelle como un mezcla de ambos, en cierto sentido?
“Creo que musicalmente Prequelle está más cerca de Meliora por su proximidad temporal. No puedes deshacer lo que ya has hecho. Si estás desarrollando algo, es complicado volver atrás e ignorar lo que ya has conseguido, a no ser que lo que hayas hecho se haya convertido en algo malo. Pero pienso que Meliora fue un gran disco, así que es lógico que este álbum se haya compuesto en un estado similar a aquél de una manera natural. Pero al mismo tiempo, pienso que gran parte de la actitud y mentalidad con la que lo hemos afrontado ha sido muy parecida a como lo hicimos con Opus Eponymous. El primer disco lo compusimos en un entorno positivo, tranquilo y sin responsabilidad de culpa alguna. Y siento que he podido hacer Prequelle de una manera parecida. No tenía a nadie molestándome en mi trabajo, lo cual fue muy positivo. A pesar de que el último año ha tenido sus cosas malas, también ha habido mucha luz que se ha acabado por instalar dentro de la personalidad del disco. Y en eso se ha parecido mucho a Opus Eponymous, en no tener a gente alrededor, lo cual está bien (risas)”.

OK, creo que entiendo a lo que te refieres. Musicalmente he percibido un sinfín de referencias a los 80. Desde las guitarras hard rock, los estribillos para arenas, los teclados… ¡Hasta un saxofón! ¿Dirías que gran parte de las influencias de Ghost vienen de esa década?
“Siempre hemos estado influenciados por los 80, igual que por las décadas de los 70 y los 60, sin duda”.

La producción ha corrido a cuenta de Tom Dalgety, ¿cuál ha sido su aportación? ¿Se involucró de alguna manera en el proceso o simplemente acudiste a él buscando un sonido determinado?
“En realidad fueron las dos cosas. Es fantástico cuando se trata de trabajar el sonido, pero la verdad es que hemos colaborado mucho haciendo este disco. La mayor parte del tiempo de los cinco meses que pasamos grabando en el estudio, estábamos Tom y yo solos. Hemos pasado mucho tiempo juntos. A pesar de que tenía todas las canciones compuestas, seguía trayendo ideas nuevas. Cuando estoy grabando, compongo constantemente, y siempre salen cosas nuevas con las que tienes que intentar impresionar al oyente, y en este caso esa persona era Tom Dalgety (risas). Así que tuve que esforzarme en perfeccionar cada parte que había escrito. Hicimos el álbum todos juntos y probamos muchas cosas diferentes esta vez, pero la mayor parte ha sido cosa suya y mía”.

Hablando de ‘Rats’, es una canción que ya comentaste en algunas entrevistas durante la promoción de Meliora. ¿Significa eso que ya por entonces tenías claro cuál iba a ser el siguiente paso que ibas a dar con Ghost?
“Sí, ya por entonces sabía ligeramente sobre lo que el siguiente disco iba a tratar. No exactamente cómo sería, pero sí sabía el sentimiento dramático que le quería dar”.

¿Y tienes ya alguna idea de cara al quinto álbum?
“Es un poco pronto todavía. Estoy trabajando en ello ya, pero igual que entonces, aún no sé cómo resultará. Pero definitivamente, está en marcha. Sé muchas de las cosas que contendrá, pero no el tema exacto del que tratará”.

Así que tienes una perspectiva de larga distancia de lo que tiene que ser la trayectoria de Ghost.
“Sí, bueno… no es que sea algo extremadamente complicado de imaginar. Sé muy bien adónde quiero dirigirme y que tenemos que estar preparados para ello. Es bueno tener un plan y un guión sobre el que impulsarte. Pero nunca se sabe lo que puede pasar hasta que llegues allí”.

¿Y en ese guión aparece que tendremos otro EP de versiones antes de un nuevo álbum?
“No lo creo. Esta vez no tenemos planes de hacer eso. Ya lo hemos hecho un par de veces y no quiero volverme predecible. Prefiero centrarme en el ciclo de este disco e ir desarrollando la trama que tenemos preparada. Ya lo veremos, pero no pienso que lo hagamos, al menos por ahora”.

Desde siempre habéis sido una banda muy ambiciosa y nunca habéis ocultado que queréis llegar al gran público. Meliora supuso vuestra entrada por la puerta grande en el mainstream. ¿Sientes que Prequelle puede ser un disco crucial para el futuro de Ghost?
“Sí, pero de un modo u otro, es un álbum crucial de todas maneras. Una vez haber trascendido al mundo del mainstream, como tú dices, el siguiente disco que publiques va a determinar si verdaderamente permanecerás allí o no. Por tanto, Prequelle será determinante para saber en qué punto nos encontramos. Pero independientemente de ello, es un trabajo muy importante para Ghost. Todavía somos un grupo que sigue creciendo, acumulando canciones… Si todo sigue su plan, estas canciones son las que estaremos tocando durante el resto de nuestra carrera, y eso implica que cada disco contenga material que la gente quiera escuchar”.

GONZALO PUEBLA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here