Ya no queda nada para poder disfrutar de nuevo con el directo de Frank Carter & The Rattlesnakes. Este miércoles, 13 de noviembre, estarán en Barcelona (Razzmatazz 2), el 14 en Madrid (Mon Live) y el 15 en Vitoria-Gasteiz (Jimmy Jazz) presentando su tercer álbum End Of Suffering. Y aunque ya le entrevistamos cuando salió el disco, esta nueva visita bien merecía otra charla. El pasado jueves, unas horas antes de su concierto en Múnich nos dedicó unos minutos.

Desde que empezaste a tocar con The Rattlesnakes hemos podido verte en bastantes ocasiones en nuestro país, ya sea en tus propios conciertos, abriendo para Biffy Clyro o en festivales. Parece que tienes una gran conexión con el público de aquí. ¿Sientes que tienes una relación especial con España comparado con otros países?
FRANK CARTER “Desde luego sentimos algo especial. Tenemos fans en muchas partes, pero en algunos países cuesta un poco más de tiempo conseguirlo. En cambio en España fue desde el primer día. La primera vez que toqué con Gallows en el Resurrection Fest ya fue una locura y, desde entonces, siempre que he vuelto ha sido increíble. Siempre es especial”.

Y en el Resurrection fue también donde fichaste a Tom Morello para que tocara en tu disco.
“Sí. Le conocí allí. Me vio como un loco viendo su concierto con Prophets Of Rage y me invitó a cantar ‘Killing In The Name’ con ellos. Como puedes imaginar, para mí fue uno de los logros de mi vida”.

¿Estás emocionado con la vuelta de Rage Against The Machine?
“¡Sí! Tengo muchas ganas de verlos. Ya le he dicho a mi agente que no reserve fechas durante su gira porque no quiero perdérmelo”.

¿Quizá deberías pedirle a Tom que te enchufe como telonero?
“Sí, igual lo haga (risas)“.

En tus conciertos, tú te conviertes en parte del público y el público en parte del show. 
“Desde siempre mi objetivo ha sido romper esa barrera. Quiero que todos seamos uno”.

Muchos te consideran uno de los mejores frontmen de la actualidad. ¿Pero cuál es el mejor que hayas visto tú en directo?
Oh, tio… Zack De La Rocha estaría ahí arriba. Es uno de mis favorito. Johnny Stevens de Highly Suspect también es increíble. Hay muchos. Juliette Lewis también es maravillosa. Dave Grohl, por supuesto”.

¿Cómo están funcionando los temas de End Of Suffering en directo?
“Muy bien. Creo que estamos dando nuestros mejores conciertos ahora mismo, tenemos más canciones donde elegir. Aunque es difícil hacer el setlist, nos estamos divirtiendo mucho”.

Lo pregunto porque cada vez la distancia entre vuestro sonido en disco y en directo es mayor. Es casi como si fueran dos bandas distintas.
“Yo veo a los Rattlesnakes como una serpiente con dos cabezas. O casi una hydra. Tenemos muchas cabezas. Al final cuando nos subimos a un escenario es la reacción de los fans lo que nos da energía. Para nosotros los discos son otra cosa, nos permite experimentar más, pero en vivo la interacción con los fans es lo más importante”.

Cuando estabas en Gallows, todo lo que salía de ti era muy agresivo. Pero ahora has sido capaz de canalizar otras emociones en vuestra música. ¿Es un reflejo de tu evolución personal, de madurez?
“Creo que todo el mundo madura cada día. Crecer es cambiar. Al final hacemos la música que queremos hacer, pero no es que queramos reflejar nuestra madurez. End Of Suffering era más sofisticado, pero puede que el próximo disco sea el más agresivo que hayamos hecho, ¿quién sabe? Creo que se puede ser maduro y hacer música agresiva. Creo que la madurez se demuestra haciendo la música que te hace feliz”.

Habéis sacado tres discos en cuatro años. ¿Habéis ya empezado a pensar en el siguiente?
“No tenemos prisa, pero sí que hemos empezado a pensar en algunas ideas. Ahora estamos ocupados girando, pero la realidad es que la gente quiere nueva música constantemente, así que esperamos poder sacar algo en un futuro no muy lejano. Digamos que está en el horizonte”.

“Cada día hay alguien que me da las gracias o me pide ayuda. No puedo hacerlo con todo el mundo, pero intento hacerlo lo mejor que puedo” FRANK CARTER

Ayer leía una entrevista con Oli de Bring Me The Horizon en la que se cuestionaba si tenía sentido seguir sacando álbumes teniendo en cuenta todo el esfuerzo que conllevan y que quizá era mejor el modelo de los artistas de pop o hip hop que van publicando material suelto con mucha frecuencia. ¿Tú qué opinas?
“Puede entender su perspectiva, pero depende del tipo de artistas que seas. Si eres un artista de hits, tiene sentido porque económicamente es mucho más  rentable y te permite ser creativo todo el tiempo. Pero para nosotros es difícil. No hemos tenido mucha suerte en lo que a singles se refiere. Para mí es muy importante tener un concepto sobre el que trabajar y sacar un disco de ahí. Así que depende”.

Hace un par de años cancelaste una gira por una depresión. ¿Es algo que ya has dejado totalmente atrás?
“Nunca puedes dejarlo atrás. Es algo que aprendes a gestionar, pero que te acompañará para siempre. Pero no soy la única persona a la que le pasa y por eso quise hablar de ello abiertamente. Hablar de ello es lo que más te puede ayudar”.

¿Se te acercan muchos fans para hablar de eso?
“Todos los días. Todos los días. Cada día hay alguien que me da las gracias o me pide ayuda. No puedo hacerlo con todo el mundo, pero intento hacerlo lo mejor que puedo. Se me sigue haciendo extraño”.

¿Te sientes aliviado mentalmente cuando estás actuando?
“Desde luego. Tener una vía de escape como ésta me ayuda mucho”.

Para terminar, ¿qué preferirías que se borraran todos tus tatuajes o que te cortaran un meñique?
(Risas) ¡Vaya pregunta! Creo que preferiría que me cortaran el meñique, no querría volver a pasar por todo el dolor de tatuarme de nuevo (risas). Pero si pudiera elegir, que fuera el meñique izquierdo”.

JORDI MEYA