Viviendo en la misma ciudad, era cuestión de tiempo que Elder y Kadavar acabasen haciendo buenas migas. Lo que tal vez no parecía tan probable es que ambos grupos acabasen sumando fuerzas para crear nueva música Eldovar es el resultado de esta peculiar unión.

En una época dónde los músicos se han visto obligados a trabajar a distancia, suena casi a ciencia ficción que un proyecto haya podido nacer in situ con todos sus participantes compartiendo espacio físico en una misma habitación. Pero eso es justo lo que han hecho Elder y Kadavar.

Aunque ambos grupos ya se conocían previamente a base de coincidir en festivales, no fue hasta el año pasado que pudieron estrechar lazos. Que las dos partes residan en la misma ciudad (tres de los cuatro miembros de Elder llevan viviendo en Berlín desde hace ya algunos años), facilitó que a raíz de un encuentro casual comenzasen a colaborar juntos para dar forma a Eldovar.

Las canciones de su primer esfuerzo bajo el título A Story Of Darkness & Light (coeditado entre Robotor y Stickman Records), permiten reconocer los rasgos diferenciales tanto de americanos como alemanes, al tiempo que se descubren otras sonoridades inéditas en su discurso. Con la psicodelia y el progresivo como punto de partida (algo que en el caso de Kadavar ya comenzaron a experimentar en su The Isolation Tapes del año pasado), Eldovar han escrito el primer capítulo de un libro que promete un mayor desarrollo en próximos capítulos.

Ansiosos de conocer al detalle la concepción de semejante alianza, volvimos a charlar con Nick DiSalvo (cantante, guitarrista y principal cabeza visible de Elder) contando esta vez con la compañía de Tiger Bartlet (batería de Kadavar, aunque aquí ha ampliado su radio de acción a otras funciones) unas semanas antes de que su debut viese la luz.

Nick, recuerdo que en junio te pregunté qué habíais estado haciendo Elder en el estudio de Kadavar y me contestaste que era algo que se descubriría más adelante. Supongo que te referías a esto.
NICK DISALVO «Era top secret (risas)«.

Lo primero que me gustaría saber es cuándo y cómo os conocisteis. Imagino que habréis llegado a coincidir en un montón de festivales.
TIGER BARTLET «Creo que previamente nos habíamos cruzado un par de veces. Pero realmente cuando nos conocimos fue el año pasado en nuestro estudio aquí en Berlín. Estábamos buscando hacer algo más interesante en lugar de lo mismo de siempre todos los días. Ahí es cuando empezamos a conocernos un poco mejor».
NICK «Es extraño porque sí que nos habíamos visto en algún festival, pero realmente nunca tienes tiempo para conocer a alguien en esas circunstancias. Fue Lupus (Lindemann, cantante y guitarra de Kadavar -ndr.) quién empezó a contactarme y me invitó a algún concierto. Charlamos y me sugirió que me pasase a ver su estudio, salir por ahí y tomar unas cervezas. A partir de entonces hablamos de hacer una jam session con los dos grupos. Fue una idea espontánea de conocer otros músicos de nuestra misma ciudad. La escena rock en Berlín no es muy grande, así que era cuestión de tiempo que acabásemos teniendo contacto».

¿Conocíais la música que hacíais cada uno?
TIGER «Sí, claro. De hecho, he podido profundizar más en Elder a raíz de conocer a Nick, Mike (Risberg, guitarra) y Georg (Edert, batería). Por desgracia Jack (Donovan, bajista de Elder que sigue viviendo en Estados Unidos -ndr.) no pudo estar con nosotros. Pero durante el proceso de creación del disco me pude ir familiarizando un poco más con su música».
NICK «Yo siempre había tenido muchas ganas de conocerles. Creo que no hay muchos grupos que sea tan geniales haciendo algo similar a lo que practican Kadavar. Es fantástico poder hacer estas conexiones y que además coincida con que son buenas personas».

«Cualquier cosa que nos gustase era totalmente válida sin ningún tipo de limitación» TIGER BARTLET

¿Cuál sería vuestro disco favorito de la otra banda?
TIGER «Mi disco preferido de Elder es Reflections Of A Floating World porque fue el primero que escuché cuando realmente quise descubrirles. Elegiría ese».
NICK: «Sé que es muy diferente al material que acostumbran a hacer, pero mi favorito de Kadavar sería The Isolation Tapes. Fue un disco que me sorprendió. También he escuchado mucho Rough Times, quizás por su contenido, pero The Isolation Tapes es el que más suelo recuperar».

Es curioso que menciones The Isolation Tapes porque en Eldovar puedo escuchar muchos momentos que me recuerdan a ese álbum. No sé si estarás de acuerdo en esto, Tiger.
TIGER «Supongo que sí. Creo que el camino que encontró nuestra música en ese disco aún sigue resonando, por así decirlo. Al menos en lo que a mí respecta, no estaba preparado para volver al sonido que solíamos hacer antes en Kadavar y tocar solamente música heavy.  En cierto modo, todavía sigo manteniendo esas mismas vibraciones. Creo que lo que hemos hecho como Eldovar es distinto, pero como dices, también hay elementos que conectan con The Isolation Tapes«.

¿Dirías que Kadavar os vais a dirigir más hacía la psicodelia en el futuro?
TIGER «Definitivamente es un nuevo camino. No sabría decirte con seguridad, pero es obvio que hemos experimentado con esos sonidos e ideas tocando juntos. Es un proceso que nos llevará a probar cosas nuevas mientras sigamos experimentando. Pero no tengo ni idea de lo que puede salir de ahí».

Centrándonos ya en Eldovar, antes habéis comentado cómo fue vuestro primer acercamiento, pero ¿cómo nació realmente el grupo?
NICK «Se podría decir que fue una progresión natural. Lo primero que hicimos fue llevar nuestros instrumentos al estudio de Kadavar, montarlo todo, poner los micrófonos, grabar, improvisar y ver qué pasaba. Ninguno de nosotros tenía la expectativa de que acabásemos haciendo un disco porque nunca antes habíamos tocado juntos en un contexto así. Estuvimos durante todo un fin de semana y para cuando llegamos al domingo, todos nos dimos cuenta de que teníamos una química musical muy buena. Sabíamos que podíamos llegar a hacer algo interesante sí intentábamos llevarlo un poco más lejos en lugar de montar una jam. Supongo que ese es el origen de todo. Empezamos a pensar en cómo estructurar las canciones y construir algo a partir de las improvisaciones. En definitiva ser más ambiciosos que simplemente estar tocando sin ningún tipo de dirección».

En el vídeo de ‘From Deep Within’ Tiger aparece tocando los teclados e incluso canta. Y en algunas fotos que he podido ver, Nick también grabó baterías. ¿Cómo decidisteis quien iba a tocar cada instrumento?
TIGER «Durante el primer fin de semana que quedamos decidí que no quería tocar la batería, porque prefería que lo hiciese Georg. Él realmente no es un multinstrumentista, pero es muy bueno como batería. Así que pensé que sería buena idea coger otro instrumento y dejarle el puesto a él. Por eso toco los sintetizadores en el disco. Tenemos tres grandes guitarristas en ambos grupos. Todos ellos son mejores que yo, por supuesto (risas). Eso fue al principio, pero luego empezamos a cambiar los roles. Yo toqué la batería en algunas canciones al igual que Nick. También él grabó muchos sintes».
NICK «Es complicado de explicar ya que el álbum está muy fragmentado. Algunas canciones fueron escritas, pero otras fueron mitad composición y mitad improvisación, por lo que es difícil decir quién tocaba qué. Todos nos estábamos moviendo constantemente, usando lo que creíamos que necesitábamos tocar en cada momento. Cuando estábamos grabando algún tema que ya tenía estructura era más sencillo. Si yo tenía una idea para la guitarra, entonces la tocaba. Pero nadie sintió que hubiese barreras respecto a cuál era el instrumento de cada uno».

Por lo que contáis el proceso fue totalmente espontáneo. ¿Os llevó mucho tiempo componerlo todo?
NICK «No diría que la composición fuese tan espontánea. La primera canción que escribimos y grabamos en tan solo un día fue ‘From Deep Within’. Fueron todo ideas que surgieron improvisando. Pero algunos de los otros temas no se crearon en el estudio cuando estábamos todos juntos. A veces llevábamos cosas de casa a la siguiente sesión. Hubo un momento en el que sí se convirtió en algo planeado. Íbamos apuntando en la pizarra que canciones queríamos hacer, que tipo de estructura queríamos usar en los huecos que nos faltaban por completar…»

El comienzo de ‘In The Way’ me ha recordado a la parte más acústica de Led Zeppelin. Y en ‘Blood Moon Night’ se pueden escuchar ecos de Pink Floyd. ¿Eran referentes en común para vosotros?
TIGER «Especialmente Pink Floyd siempre han estado en mi ADN. Creo que siempre he hecho música que ha mostrado mi amor por esa banda. De todos nuestros discos, quizás en The Isolation Tapes es dónde puedes encontrar más referencias a su música. Llevo escuchando Dark Side Of The Moon desde que era un niño, así que me alegra que su influencia se abra camino a través de lo que hago».

¿Hubo algo que os forzase a probar cosas que no haríais en vuestro grupo principal?
NICK «Creo que ninguno nos vimos forzados a hacer las cosas de un modo diferente al que acostumbramos. El hecho de dejar entrar nuevas influencias que normalmente no encontrarías en una canción de Elder o Kadavar fue algo que simplemente ocurrió. Fue la química y el entendimiento que tuvimos lo que nos permitió llegar a este tipo de música. Puede que nos sintiésemos algo más libres de lo que normalmente haríamos en nuestros grupos. No creo que ninguna banda intente definirse estrictamente por lo que se supone que debe de hacer, pero al mismo tiempo somos conscientes de que nosotros mismos nos hemos creado una marca y un universo musical que representan nuestro nombre. Y eso siempre juega una parte muy importante. Al menos cuando estoy escribiendo para Elder siempre pienso: ‘Bueno, quizás está parte es demasiado loca para nosotros. Mejor la guardo para otra cosa’ (risas). Eldovar no funciona así. Cualquier cosa que nos gustase era totalmente válida sin ningún tipo de limitación».

A Story Of Darkness & Light es un disco nacido en la pandemia. ¿Tiene la temática algo que ver con todo lo que hemos vivido en el último año?
NICK «Bueno, en términos conceptuales no es un álbum que hable de la pandemia o del confinamiento. Pero es posible que el contexto de las letras sí naciese de esa situación y nos fuese dirigiendo hacía una temática más introspectiva. En cierto sentido, el disco trata sobre el viaje de la vida. Hay un personaje que sigue la narrativa de la historia, pero está abierto a la interpretación. Pero sí que puede ser que nos acercásemos desde un punto más intimista de lo que lo hubiéramos hecho en circunstancias normales. Personalmente, en estos últimos dos años he pasado mucho tiempo pensando en asuntos más profundos y serios. Al no tener tantas distracciones, he podido pasar más tiempo a solas con mis pensamientos».
TIGER «Para mí el último año y medio no ha sido una mala época per se. El hecho de saber que no puedes hacer lo que habitualmente haces ha sido algo muy loco para todos nosotros. Pero también hemos tenido más tiempo para dedicárselo a otros asuntos. Siento que esta última época ha tenido un ritmo mucho más lento y no tan vertiginoso como lo fue para mí la pasada década. Diría que todo este tiempo que hemos tenido ha sido muy bueno para crear en el estudio, sobre todo porque es música que nunca hubiéramos hecho en un contexto normal. Y de ahí han surgido momentos musicales muy especiales para mí. Así que no todo ha sido negativo».

Desde luego en vuestro caso parece que despertó vuestra creatividad. Kadavar publicasteis el ya mencionado The Isolation Tapes justo un año después de For The Dead Travel Fast y ya estáis preparando el siguiente. Y tu Nick en apenas un año has grabado el debut de Delving, el álbum de Eldovar y el nuevo de Elder que aparecerá en 2022. ¿Cómo explicáis toda esta explosión de música?
NICK «Creo que la única razón ha sido porque nos hemos encontrado con un montón de tiempo libre que no solemos tener. Tal vez hace 50 años los grupos de los 70 giraban en nightliners enormes con una habitación dónde podían ensayar (risas). Pero cuando nosotros estamos en la carretera es imposible sacar tiempo para componer música. Y no hay nada peor que pasar tantos meses sin tocar y estar sentado sintiendo pena por ti mismo sin hacer nada más al respecto. Para mí, y probablemente para muchos músicos, la única manera de sentirme bien y ver que he estado haciendo algo de provecho en todo este tiempo ha sido ser productivo creativamente. Me cabrearía mucho si la pandemia terminase y no hubiese hecho nada disponiendo de tanto tiempo. Habría bebido mucha cerveza, sería más viejo y más triste. Ahora soy más viejo y he bebido mucha cerveza, pero al menos también he hecho mucha música (risas)».

Bueno, no veo nada de malo en beber cerveza. Más aún cuando vivís en Alemania, que tenéis la mejor del mundo.
NICK «Cierto. Debería ser ilegal beber menos de cinco cervezas al día (risas)«.

Como auténticos road warriors que sois, que preferirías: ¿dedicaros únicamente a componer y grabar o estar girando eternamente sin parar?
TIGER «Si me propusieran girar durante el resto de mi vida tendría que decir que no. Entre otras cosas porque, cómo puedes ver, tengo una familia (justo en este momento aparece su hija pequeña en pantalla -ndr.) y me sentiría muy triste si no pudiese estar en casa. También debo decir que me gusta mucho pasar el tiempo en el estudio. De todos modos, si no puedes escribir canciones ni tampoco tocarlas, nada tiene sentido. No pretendo decir que no quiera seguir girando, pero el tiempo que paso en el estudio lo considero muy valioso para mí».
NICK «Por suerte nunca nos hemos tenido que enfrentar a este dilema. Para mí no hay mejor sensación en el mundo que dar un concierto. Sería muy duro vivir sin eso. Así que si tuviera que escoger, me quedaría con girar».

Y hablando de girar, ¿qué posibilidades hay de veros tocar estas canciones juntos encima de un escenario?
TIGER «Creo que no hemos tenido ni una sola entrevista en la que no nos hayan preguntado por esto (risas). Tal vez resulte complicado en el futuro próximo. Pero todos estamos de acuerdo en que sería algo muy divertido y un verdadero desafío. Al menos hacerlo en algunas ocasiones especiales. Pero no lo sé, no lo hemos planeado».
NICK «Ya hay una semilla plantada para tener esta conversación en el futuro. Sabemos que es algo en lo que todo el mundo está interesado. Pero es más una cuestión de encontrar el lugar y el momento adecuados. No hay nada concreto, pero sí que hay interés en llevarlo a cabo».

Para 2022, ambas bandas vais a sacar nuevos trabajos. Siendo dos grupos tan activos y constantes,  ¿creéis que habrá un segundo álbum de Eldovar en un futuro o se quedará en algo muy puntual?
TIGER «Yo digo que deberíamos hacer la segunda parte algún día (risas)«.
NICK «Pienso igual. Es algo que ya hemos hablado varias veces y está ahí. Rezo porque no volvamos a estar en una situación como esta otra vez y nos veamos obligados a quedarnos en casa. Pero si el tiempo lo permite, desde luego que ambas partes queremos seguir colaborando. Lo pasamos muy bien y estamos muy orgullosos de este disco. Sería una gran experiencia intentar hacer algo diferente la próxima vez. Vivimos en la misma ciudad, estos chicos tienen su estudio… Yo me apunto (risas)«.

GONZALO PUEBLA

Artículo anteriorEstrenamos el nuevo vídeo de Abuela Muerte, ‘La Farsa’
Artículo siguienteIMPERIAL TRIUMPHANT – ‘An Evening With Imperial Triumphant (Live at Slipper Room)’