Crim están de celebración por su décimo aniversario. Pero lejos de regodearse en todo lo que han conseguido, que no es poco, los de Tarragona siguen mirando al futuro, adaptando algunas de sus canciones más populares al inglés y trabajando en el que será su cuarto disco.

Se hace extraño entrar en la sala Estraperlo Club de Badalona para ver a Crim y no haya nadie. Pero claro, este 4 de marzo Adri Bertran (voz, guitarra), Quim Mas (guitarra), Javi Dorado (bajo) y Marc Anguela (batería) no están aquí para dar un concierto, sino para presentar a la prensa 10 Anys Per Veure Una Bona Merda (HFMN), un álbum en el que han regrabado parte de su repertorio cambiando el catalán por el inglés, y en el que han invitado a amigos como Sucker de Oxymoron, Olga de Toy Dolls, Cecilia de The Baboon Show, Guillermo de Angelus Apatrida, Victor y Thomas de Lion’s Law, o Ruben de La Inquisición, para una versión especial de duetos.

Pero este 10 Anys Per Veure Una Bona Merda, no fue el único disco que la banda grabó el pasado mes de junio en los estudios Cal Pau Recordings, cerca de Vilafranca del Penedès (Barcelona), sino que también aprovecharon la estancia para grabar la música del que será su próximo disco, así como el de The Gundown, la banda comandada por Beni,  el hermano de Adri, y en el que también tocan Quim y Marc. Como todavía habrá que esperar unos meses hasta que podamos escucharlos, de momento centramos nuestra charla en conocer los pormenores de este inusual recopilatorio.

¿Cómo sale la idea de regrabar algunos de vuestros temas en inglés? ¿Es un intento de tener más proyección fuera de España? ¿Querías experimentar a ver qué pasaba?
ADRI BERTRAN «Lo de experimentar a ver qué pasa es algo que hacemos en todos los discos (risas). Lo de hacerlo en inglés, lo has dicho bien, es una estrategia de expansión, pero al mismo tiempo también una reafirmación de lo que estamos haciendo dándole una importancia muy llevadera al idioma».
MARC ANGUELA «Teníamos ganas de ser escuchados de otra manera fuera de Catalunya y España, pero sin perder nunca nuestra esencia ni nuestras razones por las que cantamos en catalán. Nunca haremos un disco puramente en inglés. Quizá haremos lo que hemos hecho en este disco, pero lo que hemos hecho ahora para nosotros conserva la coherencia».
ADRI «Buscábamos motivos para hacer un disco en inglés, y los hemos encontrado. En estos diez años han pasado muchas cosas, y quien nos conozca entenderá por qué lo hemos hecho. Estás en Alemania, tocando y ves que la gente tiene interés, pero hay esa distancia de cantar en un idioma que no conoce nadie».
MARC «También teníamos ganas de grabar con estas personas que hemos conocido a lo largo de estos diez años; compartir una canción con ellos. Que Olga cante en una canción de Crim es la hostia. Con 15 años yo iba a Tiendas Tipo a comprarme discos de Toy Dolls (risas). En ese momento nunca me hubiera imaginado ni llegar aquí, ni mucho menos que Olga colaborase en un tema nuestro».

Pero imaginemos que este disco funciona muy bien, ¿os plantearías sacar una versión en catalán y otra en inglés de cada nuevo álbum?
MARC «Todavía es muy pronto para decirlo».
QUIM MAS «Antes ni nos lo hubiésemos planteado, pero habrá que verlo. Lo que está claro es que el disco siempre saldrá en catalán».

«Que Olga de Toy Dolls cante en una canción de Crim es la hostia»
MARC ANGUELA

Me ha sorprendido lo natural que suena en inglés y lo bien que están adaptadas las letras.
ADRI «Desde dentro fue difícil. Cuesta mucho coger otro idioma y que cuadre todo y te suene parecido. Nos tuvimos que acostumbrar, pero ahora casi nos sabemos mejor los temas en inglés que en catalán porque los tenemos más recientes (risas)«.

¿Os ayudó alguien a hacer las adaptaciones?
ADRI «Sí, Pablo de Deadyard».
MARC «Nos ayudó a decidirnos porque teníamos mucho miedo».
QUIM «La idea salió un día que tocábamos con ellos».
ADRI «Necesitábamos a alguien que se supiera las canciones, la cadencia, los ritmos, y supiera suficiente inglés para que todo fuera correcto».
MARC «Y además es cantante, y hace punk rock. Antes se habían hecho traducciones de nuestras letras en inglés, pero no se podían cantar, eran sólo para que alguien de fuera que nos lo había pedido pudiera entenderlas. Pero para cantar no te sirve una traducción literal. A nosotros se nos hacía una montaña, pero apareció Pablo y nos salvó el culo. Y lo hizo muy rápido además».
QUIM «Cambiamos alguna cosa a última hora en el estudio, porque igual una palabra de cuatro sílabas no encajaba y tenías que buscar una que tuviera dos, pero en general hizo un trabajo genial. Cuadraban y conservaban el sentido de la letra original».

¿Y cómo surgió la idea de las colaboraciones? Tampoco tiene que haber sido fácil coordinarlas todas.
MARC «Salió en el primer momento que decidimos hacer el disco en inglés. Pensamos que tener a David (Peret de HFMN) como manager podía ser una gran ayuda para conseguir las colaboraciones…».
QUIM «…Pero al final lo he hecho todo yo (risas)«.
MARC «Nos vinimos muy arriba, pensando en Olga, en Cecilia, en Victor, pero al final los hemos contactado todos nosotros».

Quizá hubiera molado más que hubieran grabado los temas enteros, en lugar de hacerlo en plan duetos.
ADRI «Ya, pero no hacemos temas de minuto y medio. Era mucho pedir que se aprendieran una canción entera y que encima la grabasen de puta madre. Algunos como Cecilia y Pablo lo hicieron, pero queríamos ponérselo fácil».

Lo entiendo.
QUIM «No queríamos molestar».
ADRI «Nosotros tenemos los temas interiorizados, pero para ellos aprenderse un tema de cero, y cuadrar todas las métricas, es mucho curro. Ya ha sido un milagro que haya salido como ha salido».

¿Y teníais claro a quién querías para cada tema?
ADRI «Violets en ‘Vaixells De Paper’, la tenía clarísima. Y Cecilia con ‘Blau Sang’, también».
QUIM «Hay otras que tuvimos que cambiar. Hubo gente que nos había dicho que sí y que al final no pudo por el tema del coronavirus o porque no podían acceder a un estudio. Otra vez será».

La de Ivar de Kvelertak en ‘Caiguda Lliure’ fue a última hora ¿no?
QUIM «Sí, era una que tendría que haber grabado otro grupo que no pudo. Habíamos tocado con el otro grupo de Ivar, The Good The Bad And The Zugly, en Mallorca, en el Atomic Fest. Canta él y guitarrista y el batería. Le escribí a ver si contestaría, y en pocos días ya nos lo habían mandado».
ADRI «El contraste queda brutal, armonizan de puta madre».
QUIM «Todas nos han hecho mucha ilusión, ya sea porque son colegas o porque son referentes. Cada día estaba ansioso esperando a que llegasen las pistas para ver cómo habían quedado».
JAVI DORADO «Mola que haya tanta variedad. Pasas de Violets a Angelus Apatrida a Toy Dolls».
QUIM «Y con todos hemos tenido aventuras y momentos de puta madre. Al final queríamos gente con la que hubiéramos tenido relación. Yo quería a Rob Halford, pero… (risas)«.
ADRI «Todo tiene una justificación honrada».

¿Habéis regrabado los temas enteros  o habéis aprovechado alguna pista de los discos originales?
QUIM «Lo regrabamos todo».
MARC «Nos planteamos aprovechar algo porque nos daba palo (risas)«.
QUIM «Técnicamente había mucha diferencia porque han pasado diez años, y de algunos de los primeros discos, hasta habíamos perdido los proyectos. Además después de tanto tiempo hay cosas que tocas distintas, ves que igual los bombos no están cuadrados, las guitarras van a la contra. En éste suena mucho más parecido a cómo tocamos en directo».
JAVI «Nos hemos dado cuenta que llevábamos cinco años tocando mal algunos temas (risas)«.
MARC «En un principio íbamos sólo a regrabar las voces. Luego pensamos en regrabar las más antiguas, pero al final decidimos hacerlo todo. Pensamos que podríamos hacerlo en tres días, porque lo tenemos mucho por la mano, pero no. Fueron tres días de 16 horas en el estudio, grabando de noche, porque no quedaban bien».
ADRI «La memoria muscular falla, porque te has acostumbrado a tocar los temas en directo de una manera, pero no es la correcta. Es como jugar al juego del teléfono contigo mismo».
QUIM «Lo grabamos con Aleix (Archs), nuestro técnico de sonido, no con Santi (Garcia). Era una manera de reconocer todo el trabajo que ha hecho con nosotros, y también darle ese toque distinto, más de directo, respecto a los discos. De hecho, nos planteamos grabarlo en directo, pero suerte que no, porque aún estaríamos en el estudio (risas)«.

¿Y el próximo disco de Crim está ya grabado?
QUIM «Está grabado, pero faltan las voces. Lo grabamos en el mismo sitio, unas semanas antes que 10 Anys…, pero con Santi. Entre una cosa y otra estuvimos cinco semanas en Cal Pau, porque también grabamos nuevo disco de The Gundown».
ADRI «Yo hasta me sentía mal de poder estar en una masía y poder salir en pleno confinamiento».
MARC «Era como vivir otra puta realidad. Fue increíble».

¿De no ser por la pandemia hubiera salido ya?
QUIM «La pandemia ha cambiado bastante el planning. La idea era grabar los dos discos, pero el nuevo disco hubiese salido a principios de 2021 y el recopilatorio en verano. De hecho, decidimos grabar el recopilatorio a última hora, aprovechando que ya teníamos los trastos en el estudio, pero nuestra idea era haberlo hecho más tarde».

¿Y sabéis cuándo saldrá?
QUIM «A principios de 2022. Hay tiempo para terminarlo, pero al final acabaremos corriendo (risas)«.
ADRI «Tampoco quiero cerrar ahora las letras porque pueden pasar muchas cosas en el mundo, como se ha visto (risas). No quiero renunciar a la realidad del momento».

¿Y ves más fácil durar diez años más ahora que cuando empezasteis haber durado diez años?
ADRI «Cuando empiezas no te lo planteas, porque no están tan enamorado del grupo o de algo que empieza casi por accidente como una vez han pasado diez años. Yo espero que si pasa, sea como ahora, casi sin darnos cuenta».
QUIM «Los grupos que siempre hemos tenido en nuestra pandilla, nunca los hemos dejado. Nunca hemos sentido que se nos hubieran terminado las ideas. Con The Gundown, Mastegot, VonDänikens llevamos 15, 16 años, y nunca hemos pensado que estén agotados».
ADRI «Es como entrar en un club motero. Es forever (risas)«.

JORDI MEYA

Artículo anteriorEYEHATEGOD – ‘A History Of Nomadic Behavior’
Artículo siguienteLa joya del día – ‘I Against I’