Hay que ver lo que nos ha costado dar con Nergal… Gracias a I Loved You At Your Darkest, el álbum que afianzará a Behemoth en lo más alto del metal extremo, al menos en lo que a popularidad se refiere, por fin damos con el excéntrico líder de la formación polaca.

Históricamente, Nergal ha sido un personaje esquivo para RockZone. Y digo ‘personaje’ con toda la intención del mundo… Cuando Behemoth volvieron por todo lo alto en 2014 con The Satanist, la única opción que nos dieron a la hora de entrevistarles fue el bajista Orion. Sobra decir que nos negamos en rotundo, y lo hicimos porque el cantante y guitarra no sólo es el líder y principal compositor de la formación, sino que venía de superar una terrible leucemia que lo hizo más fuerte que nunca, capitaneando una vuelta a la música que llevaría a su banda hasta la cima del metal extremo mundial. Luego, cuando el año pasado publicó su primer álbum country como Me And That Man, por fin le conseguimos, pero después de llamarle al móvil y despacharnos en unos segundos porque estaba conduciendo, nunca más se supo de esa cita con él. Con motivo de la edición de su nuevo álbum, I Loved You At Your Darkest (Nuclear Blast), sólo faltaba que nos remitieran al batería Inferno, pero no, esta vez se impuso la lógica y nos ofrecieron a Nergal para hacer de portavoz del trío. Pero cuidado, que la entrevista que leerán a continuación se realizó un viernes casi de noche ya, después de que se cancelara una primera intentona el día antes.

Ante Adam Nergal Darski uno no sabe muy bien qué esperar. Es un tipo singular, muy peculiar, eso lo sabemos todos, y si eligió como apodo el nombre de una deidad babilónica, por algo sería… Bueno, apodo, lo que se dice apodo, ya no es, pues en 2012 cambió oficialmente su segundo nombre, Michał, por Nergal. Creando Behemoth con tan sólo 14 ó 15 años y distanciándose rápidamente de toda esa ola de black neonazi que surgió en Polonia con Graveland a la cabeza, le ha dedicado toda su vida al grupo. Estudió seis años de Historia en la universidad y uno de Latín (eso explica varias de sus canciones, ¿verdad?), pero lo que le ha convertido en una celebrity del metal extremo, si es que eso existe, son otros varios episodios vitales mucho más llamativos… Hasta dos veces ha sido llevado a juicio por blasfemia, por ‘ofender los sentimientos religiosos’ al romper una Biblia sobre el escenario, concretamente en 2010 y 2012, así que allí se ha convertido en una especie de abanderado de la libertad de expresión y las licencias que puede tomarse un artista. Y es que, mucho cuidado, porque se empieza con casos como el de Willy Toledo y se acaba como en su país o Arabia Saudí. Luego, Nergal fue coach en The Voice Of Poland, el equivalente televisivo a nuestro programa La Voz, y entre mediados de 2009 y principios de 2011, mantuvo un sonado idilio con la cantante pop Doda. Iban a casarse y todo… Teniendo en cuenta que estamos ante un músico de black y detah metal, sobra decir que todo esto no fue muy bien recibido por el núcleo duro de la escena, y eso que a los trues aún les quedaba por sufrir la forma desvergonzada y casi frívola con la que Adam se presenta en las redes sociales…

Reventando las principales salas de cada capital planetaria, capitaneando festivales hasta hace poco impensables para una banda como la suya y con Nergal convertido en una estrella, ya tocaba darle continuidad a The Satanist cuatro años después. La respuesta ha sido I Loved You At Your Darkest, una obra ya provocativa desde su mismo título y que sitúa a Behemoth justo donde los imaginábamos: realizando black metal, sí, pero de una forma mucho más abierta y aceptable para las grandes audiencias, bastante rockera, con una producción impresionante y una visión centrada en el impacto de estas canciones sobre las tablas. Considero que algunas de las preguntas que le lancé daban mucho más juego, pero no se puede negar que este señor sabe muy bien lo que se trae entre manos.

I Loved You At Your Darkest es el álbum más abierto de mente que hayáis hecho Behemoth. ¿Fuisteis a por eso o simplemente salió así?
NERGAL “No, sólo tratamos de mirar hacia nosotros mismos, tan simple como eso, y hacerlo nos llevó al pasado. Es una mirada hacia el rock, todo está más orientado hacia la tradición de la música rock. Es un disco muy lírico, donde la influencia del rock está más presente que en ningún otro. Así que, sí, surgió eso, todo es más musical en este álbum”.

Cuando alguien te llama al móvil, una canción de AC/DC le da la bienvenida. Por eso no me sorprendió mucho leer en la nota de prensa una reflexión tuya como “hace 15 años, si me hubieras preguntado quién creía que era la mejor banda del planeta, probablemente habría dicho Mayhem o Morbid Angel. Hoy, si me lo preguntas, diría AC/DC”. ¿Hasta qué punto has cambiado como músico y persona en estos 27 años que llevas con la banda?
“Yo diría que madurar trata sobre saber quién eres porque bastante tienes con ser arrojado a una vida, aguantar, a veces debes volver al pasado en ciertos momentos… Así que supongo que te preguntas quién eres, qué has logrado… con los álbumes previos has abierto un camino. Debo decir que… ¿Sabes? (Risas) A veces siento como que ya he vivido dos vidas, más de lo que el resto de la humanidad suele hacer durante una normal, y ésa es la identidad de mi vida. Siempre pienso que esto es lo que debo hacer. Entonces, éste es un viaje muy interesante… Sigo vivo, creo que mucha más música espectacular está por llegar, se me está revelando, así que eso es lo que trato de mostrar durante mi existencia”.

¿Y cómo se compone en Behemoth? Quiero decir, ¿es un trabajo colectivo, tú eres la mente maestra detrás de cada idea o canción…? Cuéntame cómo escribís un nuevo álbum.
“Bueno, usualmente empieza conmigo haciendo jams con mi guitarra, y luego intento llevarlo colectivamente. Mi instrumento, el cosmos… trato de expresarme artísticamente. Pero siempre empieza conmigo y la guitarra, y luego se desarrollan las distintas partes. Eso puede ser más o menos personal, creado desde el principio hasta el final, y otras veces puede ser al ponerse en común todos juntos. En realidad depende, surge de mí y lo llevo a la banda, y entonces colectivamente lo vestimos según la opinión del grupo, mi visión, dejamos que los elementos vuelen…”.

I Loved You At Your Darkest es un versículo de la Biblia, OK, ¿pero puedes profundizar en qué significa realmente para ti y el grupo, y por qué lo elegisteis como título del disco?
“Esto viene de la era de The Satanist y, mmm… Es imposible contemplar de dónde nos vino The Satanist. Este título es único, muy especial, y en este momento expresa a dónde vamos, particularmente habla de un aspecto de nosotros. Si vamos hacia su fuente en este disco, nos habla del Diablo, de crímenes, es una frase que procede del mismo Jesús, y puede tener muchos significados, pero es lo que la gente oscura ama y suele buscar. Si me preguntas lo que significa para mí, una interpretación del título está en mi cerebro, en mi espíritu, en esa parte de mi mente que simpatiza con el Demonio, ésa es mi respuesta. Por eso, últimamente, I Loved You At Your Darkest me enlaza”.

Creo que tu país, Polonia, explica mucha de la música que haces. Quizá ‘Ecclesia Diabolica Catholica’ hable sobre ello… No tiene que ser fácil ser un librepensador en casi una dictadura ultracatólica.
“Sí, bien, creo que la educación que has recibido explica bastante quién eres. Y la cultura, y la tradición, y la religión, eso también marca quién eres. Hay alguna gente que no se cuestiona todo eso, pero yo lo hago continuamente y esto es lo que he obtenido. Para mí es algo natural, he crecido con ello, esto es lo que soy, éste es mi ADN. Hacer música contra todo eso es lo que me llena de forma masiva”.

Los coros son muy importantes en este álbum, pero los que están formados por niños han llamado realmente mi atención… En una intro como ‘Solve’ pueden recordar a Ghost, y en temas como ‘God = Dog’ también a The Wall de Pink Floyd o incluso al último de Wardruna. ¿Por qué os decidisteis por ello? ¿Tienen algún significado especial en el álbum?
“Sí, para responder a esta pregunta debemos conocer lo que significan los niños, y para mí los niños significan inocencia. Luego también son una muy potente y dramática fuente de canto humano. Los niños necesitan un extra de esfuerzo, un extra de atención, son captados masivamente por las religiones porque son extremadamente manipulables, y por eso lo de ‘God’ como ‘dog’”.

He apreciado una firme voluntad por grabar enormes solos de guitarra, cada canción tiene su gran solo, y muchas guitarras acústicas aparecen en temas como ‘Havohej Pantocrator’… ¿Es algo que viene del rock también?
“Sí, absolutamente. Opino que la carga del rock está muy presente en la obra, y entonces, claro, eso es un hecho. Creo que eso formaba parte del plan: mientras satisfacemos mi pasión y amor por la música rock en general, todo el mundo puede encontrar heavy metal y black metal. Tengo que decir que sólo hemos querido ser nosotros mismos, trasplantando esos elementos de la música rock”.

Escuchando ‘Sabbath Matter’ alguien podría decir incluso que este trabajo es demasiado abierto, pero lo cierto es que cada nuevo disco de Behemoth ha sido siempre diferente. Desde la etapa blackened death hasta el casi brutal death de Demigod, pasando por la triunfal vuelta al mejor black con The Satanist.
“Es verdad. Pienso que hay un valor en no cambiar nunca, pero viniendo del cambio (risas). Eso es lo que tocamos. Nunca cambiar en un cambio interminable, eso me gusta. Hay quien hace el mismo disco a cada momento, y luego otra vez, pero a mí me gusta introducirme mucho en un interesante viaje de estudio”.

El año pasado sorprendiste a la comunidad metálica con Songs Of Love And Death, tu primer álbum de country, rock y blues oscuro. Seguramente fue un aviso acerca de tu interés por esos estilos alejados del metal… ¿Qué aprendiste de esa aventura? ¿Crees que después de Me And That Man fue más fácil realizar un disco como I Loved You At Your Darkest?
“Sí, creo que ya he respondido a esta pregunta antes… Creo que ya he demostrado mi amor y pasión por el metal extremo, así que tocaba hacer algo totalmente diferente. Y eso es lo que hice, eso es lo que ocurre. Además, en Me And That Man sólo quería llevar a cabo un disco con todos los géneros rock que me apasionan, que me llenan, y eso se ha trasladado al nuevo álbum”.

Imagino que ahora estás totalmente centrado en Behemoth, ¿pero crees que en un futuro podrías volver a grabar un disco como Songs Of Love And Death?
“Sí, la banda sigue en marcha. Seguimos ahí, así que volveremos en cuanto podamos”.

Eres muy activo en las redes sociales, y alguna gente no es muy tolerante hacia tus posts yendo al gimnasio, o acariciando cachorros, o tus apariciones en televisión, sin ir más lejos… ¿Por qué te gustan tanto, y cuál es tu mensaje para esos metalheads?
“No me meto en esas cuestiones, ése no es mi problema”.

OK… Tras superar tu enfermedad y presentar The Satanist, os convertisteis en estrellas, en la mayor banda de metal extremo del mundo. ¿Nunca te has planteado por qué ahora y no antes? ¿Cómo explicas lo que os pasó?
“Pues lo cierto es que no tengo una respuesta clara para esta pregunta…Volvimos muy fuertes, poderosos y maléficos, y ocurrió, eso es todo lo que puedo decir… (Risas) No lo sé, shit happens”.

(Risas) Vais a golpear el planeta con una nueva gira, volviendo a mi país con un fantástico line-up completado por At The Gates y Wolves In The Throne Room. Tras varios años con la misma producción con The Satanist, supongo que vais a renovar completamente vuestra puesta en escena, ¿no? ¿Qué podemos esperar?
“Estamos completando ahora la producción para la próxima gira, y puedo decirte que va a ser la más grande que hayamos llevado nunca sobre un escenario, será de lejos lo más bestia que hayamos hecho. Volvimos de girar en junio (del tour de despedida de Slayer en su tramo norteamericano –ndr.), nos pusimos a mirar un posible setlist y esta vez no vamos a tocar el álbum entero. Han sido algunos años y tenemos una nueva idea, algo que va a ser más fresco y personal”.

Suena genial… Nergal, muchas gracias por tu tiempo, nos vemos el próximo enero en ese tour que comentábamos junto a At The Gates y demás.
“Gracias, gracias por llamar y por tu tiempo también. ¿Eres de España (lo dice en spanglish casi –ndr.), no?”.

Sí.
“Oh, guay, me encantan los españoles, me gusta mucho ese lugar… Un deseo que tengo de verdad es tocar más a menudo por allí, y no tanto por Centroeuropa. Lo cierto es que es más fácil para nosotros por ahí, por la logística y tal, porque podemos hacer más fechas, pero bueno, que también hay muchos metalheads en todos sitios”.

PAU NAVARRA

 

Artículo anteriorRammstein agotan sus entradas para Barcelona
Artículo siguienteViaja al espacio con Vans