El mayor secreto del power pop de los últimos años. Conocido por sus incursiones con Donnie Vie, Baz Francis tiene ya una discografía que respalda con contundencia su carrera.

A punto de entrar a grabar un EP nuevo y dar continuidad al grupo Magic Eight Ball, es un momento perfecto para llamar a Inglaterra y que este dandi británico nos responda unas cuantas preguntas.

¿Cuál fue el primer disco que escuchaste y disfrutaste?
“El primer disco que tuve fue Bad de Michael Jackson, en algún momento de los ochenta, pero mi verdadero primer amor fueron varias canciones. ‘Eternal Flame’ de The Bangles, ‘Right Here Waiting’ de Richard Marx, y ‘Would I Lie To You? De Charles & Eddie’. Esas canciones me conmovieron. Mi primera epifanía musical vino cen mi adolescencia, pero esas canciones fueron el inicio de todo”.

En qué te inspiras para tu música y letras.
“Escuchando música, viajando, conociendo gente, rompiéndoseme el corazón varias veces… La inspiración viene de distintas formas, pero diría que esos son los ingredientes fundamentales en mi cancionero”.

La primera vez que cantaste, ¿qué canciones cantabas?
“Canciones de los Beatles en las clases de música e himnos en el coro. ¡Por una vez fui un pequeño ángel! (Risas) Aparte de eso empecé a cantar por mi cuenta y tocar la guitarra canciones de los Manic Street Preachers en una octava menor. Después Everclear se convirtieron en mi banda favorita para hacer versiones. Entonces fue cuando empecé a componer canciones y a intentar encontrar la voz que quería, no la que tenía. Posteriormente superé esas habilidades y ambiciones, pero nunca faltaron canciones que versionar”.

«Cada proyecto en el que me embarco tiene su propio espíritu, y es algo que me gusta» BAZ FRANCIS

Tienes un gran rango vocal, ¿dónde aprendiste a cantar tan bien?
“¡Eres un encanto! Creo que aprendí de toda la variedad de música que escuchaba. Y tenía el privilegio de no tener vecinos de niño. Cuanta más música escuchaba, más aprendía. En cuanto a mi rango vocal, como digo, tuve suerte de no molestar a mucha gente por no tener vecinos (risas)«.

¿Qué cantantes te influencieron?
“James Dean Bradfield, Freddie Mercury, Steven Tyler y Axl Rose son probablemente mis mayores maestros en la voz. Creo que mi primera gran apreciación de la música vino a través de Marvin Gaye, a mediados de los noventa, antes de que el rock fuera mi único punto de vista musical. Me siento agradecido por cómo pude absorber tantos estilos musicales y descubrir bandas y canciones fuera del ámbito de lo que se consideraba de moda”.

Imagino que justo después empezaste a componer temas.
“Sí, con quince años. Llevaba tiempo con la idea de escribir canciones antes, pero no tenía ningún tipo de guía. Una vez pude empezar a tocar la guitarra apropiadamente y acumular las influencias que te he comentado, me sentí capaz de desarrollar mis habilidades como compositor”.

Si antes hablábamos de la voz ahora me gustaría centrarme en la guitarra. ¿Qué guitarristas te influyeron en tu manera de tocar?
“De niño quería tocar la guitarra por Brian May, pero con quien empecé a aprender a tocar fue cuando escuché a James Dean Bradfield en los Manic Street Preachers. En ese momento abandoné la idea de tocar el bajo y me fui al mundo de las seis cuerdas. Ese estilo de guitarra sigue influenciándome hasta el día de hoy”.

Qué tipo de guitarras usas….
“Mi principal guitarra es una Godin Radiator custome porque combina todos los sonidos que quiero como guitarristas. De todas maneras, mi acústica es una Gibson Epiphone, adoro su tono. También tengo Gretsch, Fender y otra Gibson. No me preguntes por cuántas guitarras tengo porque la lista es larga (risas)«.

¡Vale! Cambiando de tema, sacaste tres discos con tu banda Magic Eight Ball.
“Los recuerdo muy bien y lo que realmente quiero hacer es un cuarto disco de Magic Eight Ball. Me gusta que hacer discos con esa banda envuelva un tipo de proceso distinto. Cada proyecto en el que me embarco tiene su propio espíritu, y es algo que me gusta. Será genial hacer algo de nuevo con Magic Eith Balls”.

Con Mansion Harlots sólo sacaste un álbum, All Around Fairground
“Era una idea que tenía en la cabeza desde hacía años. Es una combinación revisada de todas mis ideas antiguas junto a las nuevas, y salió tal y como quería. Mansion Harlets fue mi primera banda en los noventa, y veinte años después de la edición del disco haremos algunos conciertos en Europa”.

¿Estás componiendo algo nuevo para el grupo?
«Estoy justo intentando completar un EP en solitario, pero mi siguiente proyecto es escribir un nuevo disco de Magic Eight Ball. Por múltiples razones esas grabaciones han tardado en llegar a lo que son ahora. Espero completarlas pronto».

Entonces queda esperar….Tu disco en solitario se llamó Face That Launched A Thousand Shipwrecks. ¿Cómo lo definirías?
Lo describiría como un álbum otoñal, un disco de corazón. Es un disco de cantautor, pero tampoco creo que esté limitado a la definición típica de cantautor. Recuerdo decirle al productor, ‘no tenemos un punto de referencia de qué va a ser lo siguiente y eso es lo bueno’. Fue como ponerte a explorar sin un mapa.

Has girado e incluso grabado canciones en estudio con Donnie Vie, cantante de Enuff Z’Nuff. ¿Cómo es vuestra relación?
Es simplemente una extensión de mi amor por él como persona. Como músicos, tenemos química y puede ser porque nos conocemos muy bien, o quizá nos conocemos muy bien por nuestra conexión musical. Ni idea. Lo que sí te puedo decir es que amo la música que hemos compuesto durante estos años.

En el último disco de The Wildhearts, 21st Century Love Songs, realizas coros. ¿Cómo se dio esa oportunidad?
«Magic Eight Ball y The Wildhearts compartimos el mismo súper productor, Dave Draper. Dave me preguntó si quería contribuir haciendo coros en diez de las canciones del álbum. Mi respuesta fue que sí, desde luego. Hago coros en ocho de las canciones del álbum, y otro par que han salido como canciones extras en versiones alternativas. Es un gran disco y estoy orgulloso de lo que ha conseguido Dave».

IGNACIO REYO

Artículo anteriorRYAN ADAMS – ‘FM’
Artículo siguienteAMON AMARTH – ‘The Great Heathen Army’