Como sugiere su título, todo es posible en el mundo de Enter Shikari. Incluso que llegados a su sexto disco, el cuarteto de St. Albarns siga siendo capaz de sorprendernos.

Si en el anterior The Spark lo hicieron sumando influencias del brit pop y el post punk, en éste lo hacen yendo un paso más allá incorporando desde sonidos jazz a piezas orquestales y amplificando más que nunca su vertiente electrónica. El disco empieza con la potente ‘The Great Unknown’ en la que Rou Reynolds se pregunta “¿Hay alguien ahí fuera? Sólo dame una señal” mientras un tecladillo maquinero se encarga de provocar el punto justo de tensión. Una invitación a lo desconocido que sirve tanto para enfrentarnos a la incertidumbre del mundo en el que vivimos, un tema tan recurrente en sus letras como en el contenido musical del disco.

Como si observaras el caos a través de un calidoscopio, el disco alterna desde temas muy pop en la línea de The Spark como ‘Crossing The Rubicon’ o ‘modern living…’, a otros como ‘{ The Dreamer’s Hotel }’, en el que mezclan unas estrofas sobre bases jungle con un estribillo más melódico, a sorpresas como ‘Waltzing Off The Face Of The Earth (I. Crescendo)’, un vals con unos trombones que le dan un aire de circo decadente que te imaginas siendo cantado por Tom Waits, o ‘the king’, con un estribillo impulsado por unas trompetas verbeneras.

Los contrastes son constantes. En medio de chispazos de pop electrónico como  ‘T.I.N.A.’ o ‘satellites’, te encuentras con ‘Elegy For Extintion’, un corte orquestal grabado por la Orquesta Filarmónica de Praga, que da paso a las dos partes de ‘Marionettes’, una mini suite que empieza con una trompeta y aires de Radiohead para convertirse en una rave a lo Prodigy.

Sobre el papel, podría parecer que se las ido definitivamente la olla, pero el gran acierto de Nothing Is True & Everything Is Possible es que no resulta un batiburrillo inconexo, sino que la solidez de las canciones te van llevando de un sitio a otro sin que requiera ninguno esfuerzo. Se necesita mantener una mentalidad abierta, claro que sí, pero si has seguido a Enter Shikari hasta aquí, eso se da por sentado ¿no?

DAVID GARCELL