El esperado séptimo álbum de Rammstein podría llegar en abril de 2019. Así lo asegura el guitarrista Richard Z. Kruspe en una entrevista publicada hoy por Consequence Of Sound.

El nuevo disco, que Rich Costey (Muse, Audioslave) está mezclando en estos momentos en Los Angeles, pondría fin a una espera de 9 años desde que apareciera su anterior Liebe Is Für Alle Da.

“Todo en Rammstein lleva una eternidad, porque hay seis personas, más un ingeniero y un productor, y todos tenemos nuestra opinión”, comenta Kruspe. “Va muy lento y consume mucho tiempo, y a veces es frustante. Pero llegado el momento, creo que será un disco que tiene un potencial que Rammstein todavía no ha alcanzado. Para mí, una de las razones por las que nos retiramos de hacer discos con Rammstein fue para equilibrar la popularidad de la banda como grupo de directo con la música en sí. Con Rammstein, la gente tiende a hablar del fuego y todas las cosas del directo. Y pensé ‘No quiero que seamos otros Kiss’, de los que todo el mundo habla del maquillaje y cosas así y nadie habla de la música”.

A nivel musical el guitarrista ha definido el disco como “Rammstein en 3D. Hemos trabajado con mi buen amigo Olsen Involtini, que también ha trabajado en mis discos de Emigrate. Es un gran amigo mío y ha aportado un cierto tipo de harmonías al mundo de Rammstein, lo cual me gusta”.

Os recordamos que Rammstein actuarán el 1 de junio en el RCDE Stadium de Cornellà (Barcelona), en su única fecha en España.