El juez californiano Fernando M Olguin ha desestimado la demanda interpuesta contra Nirvana por Spencer Elden, quien apareció fotografiado en la portada de Nervermind cuando era un bebé.

Spencer acusó a la banda de explotación infantil y pornografía infantil por esa imagen y pedía una compensación de más de 2.5 millones de dólares porque su «identidad y nombre estarán por siempre ligados a la explotación sexual que experimentó siendo menor y que ha sido distribuida y vendida por todo el mundo desde que era un bebé hasta la actualidad», según se leía en la demanda.

De todos modos, el juez ha dado a Spencer la posibilidad de presentar alegaciones hasta el 13 de enero, aunque parece poco probable que con tan absurda argumentación haga prosperar el caso.

Artículo anteriorTHE CHISEL – ‘Retaliation’
Artículo siguienteSCOWL – ‘How Flowers Grow’