Los Dropkick Murphys elevaron ayer los conciertos en streaming a otro nivel. El grupo retransmitió una actuación en directo desde Fenway Park, el estadio de beisbol de los Boston Red Sox, en la que contaron con la ayuda, eso sí a distancia, de su amigo Bruce Springsteen.

Con las gradas completamente vacías, el octeto se situó en las diferentes bases del campo, con los cantantes Al Barr y Ken Casey moviéndose con libertad, pero respetando siempre la distancia de seguridad.

Bautizado como Streaming Outta Fenway, el grupo ofreció un amplio repertorio de 28 temas, empezando con ‘The Boys Are Back’ y terminando con ‘Until The Next Time’. También incluyeron varias versiones como ‘You Can’t Put Your Arms Around A Memory’ de Johnny Thunders, ‘Dirty Water’ de The Standells, ‘Amazing Grace’ y clásicos propios como ‘Tessie’ o ‘Shipping Out to Boston’.

En la parte final, se produjo la conexión a través de las pantallas del estadio con Bruce Springsteen, quien se encontraba en su casa de New Jersey, para interpretar conjuntamente ‘Rose Tattoo’, su colaboración de 2013, y ‘American Land’, un tema del Boss que encaja perfectamente con el estilo de la banda.

Siempre implicados en causas sociales, las donaciones recaudadas durante el concierto fueron a parar a tres organizaciones: Boston Resiliency Fund, Habitat for Humanity Greater Boston y Feeding America.

Puedes ver vídeo a continuación. El concierto empieza en el minuto 36:30.

Artículo anteriorXIBALBA – ‘Años En Infierno’
Artículo siguienteEntrevista a White Stones – Orígenes