Inicio Críticas de Discos CRYPTA – ‘Echoes Of The Soul’

CRYPTA – ‘Echoes Of The Soul’

No tienen ningún miedo a entrelazar varios estilos.

Ha llegado el momento de hablar de música, únicamente de ella. Tras el cisma que dejó a Prika Amaral sola al mando de Nervosa, la precipitación de una infinidad de medios al dar a la banda thrash por muerta y la vergonzante ola de machirulismo que se mostró incapaz de asimilar que un nuevo combo formado por Fernanda Lira (voz, bajo) y Luana Dametto (batería) pudiera acaparar tanta atención en las redes, por fin tenemos aquí Echoes Of The Soul para valorar a Crypta en su justa medida.

Secundadas por dos guitarristas como Sonia Anubis (Cobra Spell, exBurning Witches) y Tainá Bergamaschi (exHagbard), tanto la ejecución de estas canciones como su sonido dudo mucho que pueda ponerse en tela de juicio si a la ecuación también le sumamos dos grandes como Arthur Rizk para la mezcla y Jens Bogren al master.

Internándonos ya en este debut, cabe decir que asegurar el headbanging en todo momento es su máxima como grupo y que no tienen ningún miedo a entrelazar varios estilos. Muchas veces, incluso en una misma canción. Mi favorita ‘Kali’ sería un buen ejemplo. La podríamos situar fácilmente dentro del blackened death a la escandinava, pero no podemos obviar esas fases crossover thrash, casi hardcore, en las que Lira más se desgañita. Y ya que sacamos el tema, destacar que su continuo intercambio de rasgados y guturales es otro de los puntos fuertes de este álbum.

De esta forma, en Echoes Of The Soul asistimos a un variado y ameno popurrí que a ratos puede recordar a Vader, Legion Of The Damned, Kreator o los Slayer más contemporáneos, pero también a Necrophobic, a los primeros Decapitated cuando tiran por su perfil más técnico, caso de ‘Possessed’, o a Behemoth en ‘Death Arcana’.

Sea como sea, ‘Starvation’ va a despellejarte, ‘Shadow Within’ patea traseros sin miramientos, y cuando ‘Under The Black Wings’ te chafa tampoco puedes confiarte, pues no tardará demasiado en abrirte en canal al dispararse. ‘Blood Stained Heritage’, seguramente mi segunda preferida del pack, también golpea que no veas, y las trazas de black siguen notándose en ‘Dark Night Of The Soul’ o ‘From The Ashes’.

Metal extremo para todos los públicos, sin pajas mentales ni complicaciones superfluas. Ojalá a Glen Benton no se le vaya la flapa y esa gira que nos las traerá junto a Deicide y Krisiun llegue a buen puerto. Tirando de instinto, Crypta van directas al grano.

PAU NAVARRA